miércoles 08 de julio de 2020 - Edición Nº581

Soberanía | 8 jun 2019

avance colonial

Queja por nuevo acto unilateral kelper, bajo el actual consentimiento de Cancillería

El Gobierno fueguino presentó un pedido para que el canciller Jorge Faurie eleve una queja ante el avance de la colonia británica en Malvinas para extender el área marina protegida a la totalidad de las Georgias del Sur y las Sándwich del Sur. No hubo respuesta.


El gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur, por medio de la Secretaría de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas, el pasado 30 de Mayo presentó un pedido a la Cancillería -a cargo de Jorge Faurie- para que eleve en carácter de “muy urgente” una queja ante un nuevo avance unilateral de la colonia británica en Malvinas, al pretender extender la ilegítima Área Marina Protegida a la totalidad de las Georgias del Sur y las Sándwich del Sur. 

Al respecto, Facundo Rodríguez, subsecretario de Asunto legales de la mencionada Secretaría, explicó en diálogo con Pal’Sur (ver video con audio), que “la historia viene desde hace varios años cuando, en 2012, el pretendido gobierno británico en las Islas Malvinas, pretendió generar una suerte de área marítima protegida alrededor de las Georgias y Sándwich del Sur, lo cual fue oportunamente protestado por la Cancillería argentina”.

“Luego, a fines del año pasado, este pretendido gobernador volvió a generar una actuación unilateral en relación a estos archipiélagos, pretendiendo nuevamente ampliar esa zona marítima protegida que habían establecido ilegalmente y en contra de la Resolución de las Naciones Unidas”, específicamente la Resolución Nº 2065, añadió Rodríguez.

En esta línea, reveló que desde la Secretaría ya se habían presentado notas informando a la Cancillería esta situación, en las que se solicitaba que se haga la protesta pertinente. “Nos respondieron que aún no era el momento para realizar ningún tipo de protesta porque no se había llevado a cabo ningún acto, lo que efectivamente sucedió en mayo de este año, con lo cual este pretendido gobierno de Georgias y Sándwich del Sur emitió un acto legislativo a través del cual ampliaba esta zona marítima protegida, y abarcaba todos los límites del archipiélago, que quedaban amparados bajo esta supuesta área marítima protegida”, expresó el funcionario.

“Desde la Secretaría reiteramos y recordamos a la Cancillería argentina la protesta que habíamos realizado y la nota que habíamos enviado, informando y avisando de esta situación y solicitamos que, esta vez, no pierdan tiempo y realicen efectivamente la protesta pertinente ante este pretendido acto unilateral del Reino Unido, que es contrario a la Resolución de la ONU que pide e insta a ambos gobiernos a no realizar actos unilaterales que puedan llegar a modificar la zona en disputa”, añadió. 

Para el Subsecretario, “la creación de un área marítima protegida modifica de manera profunda la zona de disputa porque genera la prohibición de realizar actividades comerciales, ya sea de pesca o hidrocarburos, e incluso en algunos casos de investigación en esas áreas. A efectos de intentar proteger el ecosistema marino se generan actos de pretendida administración británica por medio del gobernador isleño”.

“No perdimos ni un minuto en elevar esta nota de la cual no obtuvimos respuesta y tampoco hemos tenido noticias de que efectivamente la Cancillería haya realizado la protesta que solicitamos. En caso de no hacerla, sería en extremo grave para la posición jurídica argentina porque estaría consintiendo un acto administrativo por parte del Reino Unido en el área en disputa que consideramos de soberanía argentina”, aseguró el joven funcionario.

En este contexto, Rodríguez agregó que “la contrastación es el accionar de los británicos que no dejan pasar una, de manera correcta, no sólo por su posición colonial, sino que es todo lo que los estados deben hacer para mantener su posición jurídica”. 

“Para evitar caer en consentir tácitamente el accionar de la contraparte (aquiescencia), uno tiene que protestar de aquellos actos o hacer valer sus derechos que ponen en peligro tu posición jurídica. Fue lo que hizo la Argentina de manera correcta en 2012, que hasta lo hizo circular por la ONU, cuestión que desde esta administración no estamos viendo y esperemos que tome las cartas en el asunto, ya que fueron informados en diciembre y ahora”, finalizó. 

 


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS