martes 25 de febrero de 2020 - Edición Nº447

Entrevistas | 23 nov 2019

Malvinas y la integración Regional

“La cooperación latinoamericana nos acercará más a la recuperación de las Malvinas”

El escritor fueguino, fundador de la Unión Malvinizadora Argentina (U.M.A) e integrante del Instituto de Estudios Nacionales, Luciano R. Moreno Calderón, participó como disertante en una Jornada sobre la Cuestión Malvinas llamada “Soberanía e integración Regional”, llevada adelante en la Universidad Nacional de Hurlingham.


El escritor fueguino, fundador de la Unión Malvinizadora Argentina (U.M.A) e integrante del Instituto de Estudios Nacionales, Luciano R. Moreno Calderón, participó como disertante en una Jornada sobre la Cuestión Malvinas llamada “Soberanía e integración Regional”, llevada adelante en la Universidad Nacional de Hurlingham.

 

“En principio me pareció muy importante hablar de lo que ocurre en nuestra hermana Bolivia, ya que lo entiendo como un proceso de desintegración llevado adelante por Estados Unidos, una potencia del norte que desde el primer momento de su y nuestra existencia, nos quiso como un patio trasero esclavo de sus intereses”, señaló el joven en diálogo con Pal’Sur.

 

En este sentido, vinculándolo con la Cuestión Malvinas, comentó que “la agresión estadounidense de la fragata Lexington, comanda por Silas Duncan en 1931 (que al debilitarnos posibilitó la invasión de Reino Unido en 1833), fue la primera demostración de que este tipo de potencias no tienen amigos sino intereses. Recordemos que luego de este atropello, en 1832, oficialmente desde el norte dijeron no tener claro que la soberanía de las islas Malvinas perteneciera a la Argentina, ya que existía una disputa por ellas con Inglaterra. Algo que hizo a 10 años de inaugurada la doctrina Monroe: América no era para los americanos, claramente lo que siempre se quiso es una América para los norteamericanos, léase Estados Unidos”.

 

“Creí importante destacar la trascendencia de los conceptos, y que es muy cierto que el que nomina, domina. En este sentido expuse que las Malvinas se llaman así por algo y no es lo mismo denominarlas como el enemigo; que los kelpers no son pueblo; y que en 1982 no invadimos las islas. Es necesario entender que estas modificaciones de nuestra comunicación lingüística tienen intenciones siniestras y atacan a los desprevenidos, principalmente a nuestra juventud, para sembrar relatos que fundamentan el crimen que se comente contra nuestra Nación”, añadió Moreno, quien compartió panel con Alberto Sileoni (ex ministro de Educación de la Nación), Mario Volpe (Combatientes de la gesta de Malvinas en 1982) y el investigador Uriel Elrich.

 

“La Cuestión Malvinas es un largo proceso histórico y esto lo vemos al recordar que el 2 de abril pero de 1767, Luis Francois de Bauganville entregaba el título de primer ocupante de Malvinas a España, con todas las formalidades de la época y sin protesta por parte del Inglaterra. Y esto es algo que deberíamos recordar, no para opacar la importancia de la gesta de Malvinas, sino para resaltar un hecho histórico-jurídico trascendental, y que los usurpadores se esmeran en que olvidemos”, recordó Moreno.

 

En este contexto, el fundador de la Unión Malvinizadora Argentina (U.M.A), señaló que “Malvinas tiene, además de recursos, un posicionamiento geoestratégico privilegiado, que se puede observar Inglaterra ya lo tenía bien claro en 1748 cuando quiso instalar colonias en Malvinas y la Patagonia Argentina, pero se abstuvo por la queja de España. Malvinas no solo es la cabecera de una serie de bases militares para controlar el Atlántico sur, sino un punto para vigilar un pasaje interoceánico muy importante para el petróleo y la guerra, como lo es el Pasaje de Drake, y como bien lo dijo Kissinger, es una daga clavada sobre la Antártida”.

 

Con respecto a la integración, Moreno resaltó la importancia de tener una actitud interna coherente con nuestros intereses nacionales, “ya que de esa manera la cooperación latinoamericana nos acercará más a la recuperación. Y en este sentido hablé sobre dos proyectos presentados en la Legislatura fueguina, los cuales hacen referencia a corregir cuestiones internas que perjudican lo que la propia constitución estipula en si disposición transitoria primera”.

 

Es necesario que se corrija el DNI de todos los argentinos que en su reverso no tiene el mapa bicontinental y que si bien coloca a las Malvinas, omite las demás islas del Atlántico Sur y la totalidad de la Antártida Argentina, y también es necesario corregir o derogar el Art 2 de la ley 23.775 (de provincialización de Tierra del Fuego AeIAS) que da a entender que las Malvinas, las Islas del Atlántico Sur están sujetas a tratados con potencias extranjeras. El primer proyecto fue aprobado por la Legislatura Fueguina en 2015 y el otro fue invisibilizado por el cuerpo legislativo, como sucedió con más de veinte que figuran en mi primer libro ‘Trazos malvinizadores’, y fueron presentados en ella”, agregó.

 

“Es muy importante lo que necesitamos hacer internamente en Argentina, y demostrar a nuestros hermanos países latinoamericanos. No puede ser que la gestión Macri haya hecho lo que hizo con la Cuestión Malvinas y todo lo relativo a soberanía, y de la manera tan desenvuelta que lo hizo. Un ejemplo de esta impunidad es que su Canciller haya llegado a llamar ‘pueblo’ a los habitantes implantados en nuestras islas. Un hecho vergonzantemente inédito en nuestra historia diplomática”, sentenció Moreno.

 

Y enumeró: “Antes le dimos vuelos, los aprovisionamos, le construimos infraestructura, le dimos salud, educación, pero nunca se llegó a la entrega tan desembozada de llamarlos como ellos anhelan que el mundo los llame. Y esto no es un capricho inocente ni un juego de palabras, pues si la comunidad internacional los considera pueblo, ellos, como implante, tergiversando el principio de autodeterminación de los pueblos, podrían decidir que la soberanía sobre Malvinas pertenece al que los implantó y no al pueblo argentino”.

 

“Este horror fue cometido por el Canciller no solo en una entrevista periodística, sino en el mismísimo Congreso de la Nación, en una sesión que terminó en escándalo. También recordemos que la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina lo denunció por traición a la patria inmediatamente en diciembre de 2018”, concluyó.

 

La jornada, también contó con la participación de Mariano Memolli (ex Director del Instituto Nacional Antártico), Fabián Abraham (combatiente de Malvinas, organizador y coordinador de la actividad), Alicia Castro (ex Embajadora antes el Reino Unido), Cecilia Flaschland (docente) y  del docente e investigador, Luis Wainer como coordinador.

 

Moreno, gracias a las donaciones de sus autores, entregó para ser incorporados a las bibliotecas de la Facultad y el Centro de Veteranos de Hurligham, el libro del Dr. Cesar A. Lerena “Malvinas, biografía de la entrega: pesca, la moneda de cambio” (2009),  “Cuestión Malvinas, a 35 años de la guerra del Atlántico Sur. Propuestas para la construcción de una Política de Estado” (2º Edición, ampliada y actualizada-2017) del Dr. Carlos A. Biangardi Delgado y el Nº57 de la revista “CADERNOS, para el encuentro de una nueva huella argentina”, cuyo Director y Editor es Eduardo Mariano Lualdi, que lleva el título “Malvinas, una cuestión vigente” (2019).

Las fotos de la galería pertenecen a Juan Canella. 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS