martes 01 de diciembre de 2020 - Edición Nº727

Análisis | 23 ene 2020

Patagonia endeudada: pagar o “reperfilar”, esa es la cuestión

​​​​​​​Mientras el Congreso debate el proyecto del Gobierno para re negociar la deuda pública externa, las provincias aguardan con cautela para seguir los mismos pasos. Cómo es la situación en cada jurisdicción y cuánta plata deben.


Por:
Lic. Laura Funes

Días atrás, el Gobierno nacional anunció el envío al Congreso del proyecto de ley de “Gestión de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa” que tiene por objetivo, palabras más, palabras menos, “reperfilar” los vencimientos de deuda, en su mayoría tomada por la gestión a cargo de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional. 

 

En efecto, desde el Poder Ejecutivo actual plantean la necesidad de realizar una “restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa” y le pide autorización al Congreso para “efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Públicos de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera, por los montos nominales que determine”.

 

Además señala que en los últimos cuatro años el país “incrementó significativamente su nivel de deuda pública, fundamentalmente, denominada en moneda extranjera y sometida a jurisdicción externa”.

 

La Patagonia, por supuesto, no fue ajena a la situación que se vivió durante el gobierno de Cambiemos. Pese a que las cinco provincias estaban administradas por espacios opositores, actuaron en la misma línea y se endeudaron a niveles que hoy resultan casi insostenibles. Sólo una no tomó deuda en dólares. ¿Cuál fue? Santa Cruz, la cuna del kirchnerismo.

 

El periodista Sebastián Premici, autor del libro “Patagonia ajustada” explicó de manera pormenorizada cuánta deuda tomó cada provincia sureña hasta 2018, por qué y cómo afectó a las cuentas jurisdiccionales.

 

 

Neuquén

 

Fue la provincia patagónica que más deuda en dólares emitió. En tres años, el gobernador reelecto Omar Gutiérrez (MPN) tomó 715 millones, en dos tramos. El primero por 349 millones a 12 años con una tasa de interés del 8,63 por ciento; y el segundo por 366 millones de dólares, a cancelar en 8 años, con una tasa del 7,5 por ciento.

 

Como consecuencia de ambas emisiones, en 2018 debió afrontar vencimientos por 57 millones de dólares que, en ese entonces, representaban 1.083 millones de pesos.

 

“El descalabro generado por la megadevaluación y corridas cambiarias llevó esos intereses de deuda a los 2.559 millones de pesos en marzo de 2019. Es decir un incremento del 136 por ciento. Entre 2019 y 2024, la provincia deberá afrontar vencimientos por 57 millones de dólares anuales y en 2025 serán 44 millones; en el período 2026-2027, serán 30 millones por año y en 2028, los últimos 15 millones de dólares de intereses por las emisiones”, señaló Premici.

 

De acuerdo a los datos disponibles en el sitio de la Subsecretaría de Relaciones con las Provincias, dependiente del Ministerio del Interior, al segundo trimestre de 2019, la provincia de Neuquén tiene una deuda consolidada de 51.958 millones de pesos.

 

Río Negro

 

En diciembre de 2017, el por entonces gobernador Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), emitió títulos por 300 millones de dólares a devolver en 8 años, con una tasa del 7,75 por ciento.

 

Los intereses anuales a devengar son de 23 millones de dólares por el período 2018-2025, por lo que deberán ser afrontados por su sucesora, Arabela Carreras, quien actualmente administra una provincia que cuenta con un stock de deuda consolidada de 26.142 millones de pesos, según datos oficiales.

 

Chubut

 

Como se sabe, la situación de la provincia que conduce Mariano Arcioni (Chubut Somos Todos) es absolutamente crítica. Con pagos escalonados, aguinaldos adeudados e incertidumbre absoluta, los chubutenses atraviesan una de sus peores crisis. ¿Por qué? Porque no hay plata.

 

Según explicó el periodista Premici (actualmente radicado en Río Gallegos), la jurisdicción emitió deuda en moneda extranjera por 700 millones de dólares, en dos tramos. “Una primera parte por 50 millones, el 26 de mayo de 2016; la segunda emisión por 650 millones apenas dos meses después. La tasa de la última colocación se ubicó en un 7,75 por ciento a pagar en 10 años”.

 

De esta manera, entre 2017 y 2022, la provincia deberá afrontar 54 millones de dólares anuales en concepto de intereses por ambas emisiones. En 2023 serán 52 millones, mientras que en el período 2024-2025, otros 50 millones anuales. En 2026, en tanto, serán 38 millones de dólares.

 

“Durante los primeros meses de 2019, con un dólar que rondaba los 44 pesos, los 54 millones de dólares de intereses se transformaron en 2.426 millones de pesos, más del doble de lo que debía un año atrás en concepto de servicios de deuda. Esto demuestra, en parte, que las emisiones en moneda extranjera fogoneadas desde Nación y acatadas por las provincias fueron un verdadero salvavidas de plomo para todas las jurisdicciones”, apuntó Premici.

 

Al cierre del segundo trimestre de 2019, la provincia del Chubut registró un stock de deuda de 38.806 millones de pesos, de acuerdo a datos oficiales.

 

Santa Cruz

 

El caso de la provincia que administra Alicia Kirchner es absolutamente paradójico. En los últimos cuatro años, Santa Cruz no emitió deuda en dólares. ¿El motivo? La oposición no lo habilitó en la Legislatura.

 

Mientras al cuarto trimestre de 2018, el stock de deuda de la provincia era de 10.613 millones de pesos, a la primera mitad de 2019 era de 10.282 millones de pesos, según los datos de la Subsecretaria de Relaciones con las Provincias. Es la única provincia de la Patagonia que logró reducir su deuda de un año a otro.

 

Tierra del Fuego

 

Durante el mandato de Rosana Bertone, la provincia más austral del país tomó deuda 200 millones de dólares, a pagar en 10 años, con una tasa del 8,95 por ciento. Durante el primer año de esa deuda (emitida en 2017), Tierra del Fuego debió afrontar el pago de 9 millones de dólares en concepto de servicios, mientras que entre 2018 y 2026 corresponderán pagos anuales por 18 millones.

 

¿Quién le prestó la plata? El Tesoro Nacional. “A través de la Resolución 59/2018, el Ministerio de Finanzas emitió una Letra del Tesoro en dólares suscripta por Tierra del Fuego por un monto de 101,5 millones, lanzada el 19 de marzo y con vencimiento el 17 de julio (120 días). Por esta Letra, el Tesoro no pagó intereses. En septiembre de 2017, el Gobierno emitió una segunda Letra por 51 millones también suscripta por Tierra del Fuego por un plazo de seis meses, donde tampoco se pactaron intereses (Resolución 176-E/2017). Es decir que Tierra del Fuego le prestó 152 millones de dólares al Tesoro

Nacional sin ningún beneficio para esta jurisdicción”, apuntó Premici.

 

Por supuesto, esta maniobra le valió a Bertone la continuidad en el cargo. En las elecciones de 2019, la por entonces mandataria perdió en manos de Gustavo Melella en primera vuelta, es decir, que el vencedor obtuvo más del 50 por ciento de los votos.

 

La pregunta ahora es, cómo va a hacer el nuevo Gobierno para pagar los intereses de esa deuda que ascienden a 180 millones de dólares, mientras que el stock de Tierra del Fuego a 2019 trepa a 12.846 millones de pesos.

 

Según explicaron desde el entorno de Melella a Pal’Sur, hay dos posibilidades. La primera, afrontar los vencimientos o “reperfilarlos”. “La provincia tiene ingresos en dólares a partir de la actividad turística y de las regalías petroleras”, señalaron desde el Gobierno. Sin embargo, el monto a abonar de manera anual lejos está de las expectativas recaudatorias de la Provincia, una de las más perjudicadas por la gestión Cambiemos en cuanto a la pérdida de puestos laborales y caída de la actividad económica.

 

“Vamos a esperar a ver qué pasa a nivel nacional. La idea es continuar la misma línea, el mismo camino y trabajar en conjunto”, añadieron. Recientemente, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, recibió a todos los gobernadores en su despacho. La deuda, por supuesto, fue uno de los principales temas a tratar, teniendo en cuenta que muchas de las jurisdicciones hoy le deben plata al Estado nacional.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS