sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº612

Entrevistas | 18 abr 2020

Antártida Argentina

“Ushuaia tiene todo para convertirse en la sede principal del Instituto Antártico”

En el marco del 69º aniversario de la fundación del Instituto Antártico Argentino (IAA), Pal´Sur entrevistó a Lucas Serna, asesor del Senador Nacional por Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Matías Rodríguez, quien desde el inicio de su gestión en la Cámara alta, mostró un profundo interés en las políticas antárticas al presentar proyectos para hacer de Ushuaia la sede del organismo y, a su vez, crear un polo logístico y científico en dicha ciudad.


Pal’Sur: ¿Qué significó para la soberanía argentina, según su visión, la creación del Instituto Antártico y cuál es su importancia actual?

 

Lucas Serna: La creación del Instituto Antártico Argentino fue una de las tantas decisiones de un hombre extraordinario, de un estadista, como fue el general Juan Domingo Perón, que pensó el desarrollo argentino en el largo plazo poniendo en el centro de sus decisiones la construcción de soberanía en todas sus facetas. Perón puso un especial énfasis en la actividad científica como pilar en esa tarea. Así, con la iniciativa de personas muy valiosas como el Coronel Pujato, Argentina pudo consolidar la presencia que venía teniendo en la Antártida desde principios del siglo, convirtiéndose en uno de los países de referencia mundial.

 

El Instituto cumplió un rol central desde aquella década de 1950 que finalizó con la firma del Tratado Antártico, del cual fuimos signatarios originales. Y también es fundamental hoy, por supuesto. Porque en cada campaña antártica y en el trabajo cotidiano sigue consolidando nuestra presencia allí, además de aportar al desarrollo del sistema de ciencia y tecnología argentino en temas estratégicos como son el cambio climático y la conservación de nuestros recursos, por ejemplo.

 

PS: El senador Matías Rodríguez presentó tres proyectos relacionados con la Antártida y el Instituto Antártico. ¿De qué manera creen ustedes que fortalecería la presencia y el ejercicio de soberanía en aquel continente?

 

LS: En primer lugar, coincidimos con el intendente Walter Vuoto que Ushuaia, al ser la ciudad puerta de entrada a la Antártida más próxima a ese continente, tiene todo para convertirse en la sede principal del Instituto. La presencia permanente del Instituto en Ushuaia va a potenciar la articulación que ya existe con y entre las instituciones científicas de la provincia como el CADIC, que es un centro del CONICET y la UNTDF, que cuenta con la Maestría en Estudios Antárticos. Además, va a fomentar la relación de todas ellas con la comunidad fueguina en general, que es muy receptiva a estos temas. La idea es consolidar en un polo científico el esfuerzo de nuestros técnicos y científicos, ampliar y mejorar las instalaciones para facilitar su tarea, que se puedan extender las líneas de investigación y que se sigan sumando profesionales.

 

Además, entendemos que hay posibilidades de mejorar los servicios logísticos y comerciales vinculados a la actividad antártica. Hay también un potencial económico para explotar, con el turismo y con la actividad antártica internacional. En ese sentido es que además se retoma el proyecto histórico del polo logístico que goza de mucho consenso en la provincia y que se basa en las inmensas capacidades ya existentes como son el puerto, el aeropuerto internacional y el trabajo de las instituciones científicas especializadas. La idea del Senador es que este proyecto estratégico se trabaje en el Congreso. Que todos los espacios políticos participen del desafío que implica priorizar estas obras de infraestructura de relevancia nacional, y que a nuestro entender son claves para que la política antártica argentina dé un salto cualitativo.

 

PS: ¿En qué instancia se encuentran esas iniciativas?

 

LS: Estos proyectos vienen con un gran respaldo. Cuentan con el acompañamiento de 20 senadores de distintas provincias, lo que habla de la importancia que se le da en todo el país tanto al fortalecimiento de la política antártica como a la búsqueda de una institucionalidad más federal. Además, estamos recibiendo aportes de especialistas y de otros actores institucionales interesados, lo que seguramente continúe cuando los senadores empiecen a trabajar los proyectos en las comisiones durante los próximos meses.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS