lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº544

Soberanía | 19 may 2020

Antes de Ramón Carrillo el país solo tenía ministerios para cuidar de las vacas y el trigo

El Foro Patriótico y Popular (FpyP) y del Instituto de Estudios Nacionales del FpyP emitió un comunicado ante las declaraciones de Claudio Avruj contra el sanitarista.


Por:
Foro Patriótico y Popular y el Instituto de Estudios Nacionales del FpyP

“Yo no soy un organizador por horas. Y distribuyo y aumento mis conocimientos en el trato con mis semejantes (…) Para el verdadero organizador, debe ser una norma respetar la personalidad del semejante. Si nosotros manejamos hombres debemos respetarlos y no exigirles que sean como queremos que sean (…) no adecuarlos a nuestra personalidad y menos obligarlos a ser lo que no son”. (Obras Completas, Dr. Ramón Carrillo, Editorial Eudeba, tomo II, Pág.243)

 

Al leer las vergonzantes y descaradas acusaciones por parte de Avruj hacia el Dr. Ramón Carrillo, consideramos un deber patriótico repudiar las mismas y aportar a la verdad histórica.

 

El Dr. Carrillo merece la admiración popular, su extraordinario aporte exige mantener sus posturas y enseñanzas y actuación como médico, patriota y defensor y ejecutor del Derecho a la salud de todo el pueblo argentino. Postura que por supuesto es todo lo contrario a lo que sostiene Avruj quien integró un gobierno que disolvió el ministerio de Salud retrotrayendo en la cuestión sanitaria a nuestro país a la organización preexistente a 1943.

 

Estas calumnias de Avruj son lanzadas en época de pandemia de coronavirus en el que el rol de la Salud Pública es clave para garantizar la vida de todos los argentinos. Constituye por lo tanto, una verdadera provocación que se corresponde con los intereses de quienes subordinan la salud del pueblo a sus mezquinos intereses financieros.

 

Hay un antes y un después de la política sanitaria del Dr. Carrillo, que en su momento y por mucho tiempo cambió luminosamente la Medicina en nuestro país.

La calumnia contra el Dr. Carrillo en la noche de ayer alcanzó ribetes ridículos, cuando el operador mediático de los grandes grupos financieros y económicos, Luis Majul se atrevió a comparar al Dr. Carrillo con el asesino Menguele. Estos ataques no son novedosos aunque no dejan de resultar repugnantes. 

 

Hacemos propias las palabras del Dr. Carlos Biangardi quien señaló entre otros conceptos volcados al Instituto de Estudios Nacionales: 

 

“Carrillo también fue víctima del odio de clase: recuerden que en vez de "neurocirujano" le decían "negrocirujano". Espero que el Gobierno Nacional lo reivindique ya que en estos momentos de pandemia del COVID-19 es la gran oportunidad para difundir la obra y el pensamiento del primer ministro de Salud Pública de la Nación y recordar que con anterioridad el país tenía ministerios para cuidar de las vacas y el trigo pero no de la población. René Favaloro hablaba con admiración de Ramón Carrillo. Hay que reivindicar la figura humilde de Carrillo, que se ponía su uniforme de fajina de médico militar y participaba personalmente en las campañas de desinfección con DDT. Lamentablemente murió en el exilio en Belem de Para y un manto de olvido se extendió sobre su memoria. ¡No podemos dejar que estos tipos que han sido aliados de la embajada británica se salgan con la suya!

 

El Dr. Biangardi más adelante agrega: 

 

Lo que buscan invalidar es la obra de Carrillo. Estando en la Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana y ante mi curiosidad por la concepción del sistema de salud cubano, me dijeron “lo aprendimos de ustedes, de Ramón Carrillo”. 

 

La mentalidad colonial de estos "ciudadanos del mundo" es terrible. Algunos hasta todavía tienen guardado el uniforme  británico que usó el abuelo argentino que fue a pelear por "la madre patria británica" durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que se pretende ignorar de Carrillo fue la guerra victoriosa contra el paludismo que él condujo, los centros maternos infantiles, los policlínicos, todo lo que pudo hacer con el apoyo incondicional de Eva Perón y del General Perón.

 

Y muy especialmente, la idea de la medicina preventiva, la atención primaria en salud, la creación del primer laboratorio de remedios genéricos (ese que destruyeron en 1955 los padres y los abuelos de los que ahora difaman al Dr. Carrillo), la concepción que el Hospital no solo debe curar enfermos sino hacer acción preventiva y acción social para que la enfermedad no aparezca. Ha sido muy importante el legado de Ramón Carrillo para que se lo haya silenciado durante tanto tiempo.

 

Defender la salud pública es también defender la soberanía integral de la Nación. Carrillo fue parte de quienes forjaron el pensamiento estratégico que alumbró el sistema de Defensa Nacional. Su nombre merece estar entre los de Mosconi, Baldrich, Savio, Storni, San Martín, Castro Madero, y muchos otros, porque es impensable un sistema de Defensa Nacional sin un pueblo sano.

 

Como expresó el Dr. Carrillo: 

 

“Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas.

 

Foro Patriótico y Popular - Asociación Civil sin fines de lucro, aprobada por la Inspección General de Justicia -
Reconquistar el patrimonio nacional - Establecer la soberanía popular - Garantizar la independencia Argentina

Secretaría: Lunes de 14:00 a 18:00 hs., Av. Caseros 828, Piso 1, Dpto. "3" - CABA - CP: 1152

 

www.lanuevahuella.com.ar

 

Páinas asociadas: http://www.bicentenariosinamos.com.ar/http://www.reconquistadebsas.com.ar/http://www.mesaporlasoberania.com.ar/

http://www.estudiosnacionales.com.ar/

En facebook: foro_patriotico_popular

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS