miércoles 30 de septiembre de 2020 - Edición Nº665

Entrevistas | 2 jun 2020

Ushuaia, turismo y pandemia

“Tenemos las condiciones para salir fortalecidos de esta crisis y posicionarnos como un destino seguro”

El secretario de Turismo de la Ciudad de Ushuaia, José Luis Recchia, dialogó con Pal’Sur acerca de como afectó la pandemia a uno de los sectores más importantes de la ciudad. Los pronósticos y preparativos hacia la nueva normalidad. El protocolo nacional y el turismo interno.


José Luis Recchia, nació en Saladillo, provincia de Córdoba. A los 10 años se fue a vivir a Rosario con su familia hasta que en 1991 llegó Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, “buscando cosas para hacer, buscando el progreso”, junto a su padre y madre, quienes desde su llegada se abocaron al negocio del turismo.

 

“En lo que es hotelería, primero comenzamos alquilando una hostería en el centro que se llamaba Alakaluf, en San Martín 146. Me acuerdo hasta el número de teléfono que tenía. Lo alquilábamos con mis padres, y con mi padre estuvimos dos años en la recepción 12hs cada uno, todos los días, él a la noche y yo por la tarde, y mi madre hacía el desayuno para la gente, habiendo una señora que hacía las habitaciones”.

 

“Lo anecdótico de todo es que Don Pereyra, de los Pereyra que son dueños hoy del edificio y de la hostería, no me cobró mes de adelanto, ni depósito ni nada, y así empezamos, con muchas ganas, hasta después concretar un hotel tres estrellas camino al Glaciar Martial (Altos Ushuaia)”.

 

Desde su rol de empresario de turismo, participó activamente en las diferentes cámaras del sector hasta ser su presidente durante cinco años. A mediados de 2018, el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, lo eligió para comandar la Secretaría de Turismo del Municipio, cargo que ocupa hasta hoy.

 

-¿Cuál es la importancia del turismo para la Ciudad de Ushuaia?

 

-Desde antes del 2000 Ushuaia se perfilaba como un gran lugar turístico. Se veía, con la construcción del Cerro Castor, las diferentes ampliaciones del puerto de Ushuaia y el Aeropuerto Internacional, que Ushuaia se preparaba para ser una potencia turística nacional y mundial. Y este es un esfuerzo, un trabajo y  una promoción, que se hace poniendo todos y cada uno de los sectores: tanto  gobierno, municipalidad, las cámaras, las empresas, etc. Hoy el turismo es un elemento fundamental de la economía de la Ciudad. 

 

-¿Cómo afecto el coronavirus?

 

-Desgraciadamente, esta pandemia demostró que, el turismo, no favorecía a cinco o a seis, sino que es un pilar fundamental de la economía ushuaiense, porque si no hay turistas nada se mueve. Todos los sectores se ven perjudicados por la ausencia de turistas.

 

El sector se paralizó el 100%. Y, como no hay aviones, cuando se empiece a ir moviendo de apoco, seguramente van a ser familias que se moverán en su auto y van a hacer 700km. Y que lleguen a la provincia esas personas es complejo. Estamos en una ciudad en la que para llegar, si no hay aviones, hay que cruzar cuatro aduanas y la cordillera; en el caso que en la temporada invernal alguna actividad se reanudará.

 

-¿Qué pronósticos manejan desde la ciudad con respecto a la reactivación del turismo a nivel mundial y nacional?

 

La solución sería que salga la vacuna cuanto antes. No obstante eso, tenemos la posibilidad de ver la desgracia que sucedió en otros países y prepararnos como para soportar la pandemia sin que se colapse el sistema de salud.

 

Europa está saliendo de a poco, y nosotros, no en el corto plazo, pero quizás en la temporada de verano, entendemos que si hay fronteras abiertas y vuelos, las condiciones para nuestra ciudad serán ventajosas. Nos va a favorecer ser un destino que puede disfrutarse en distanciamiento social, sin aglomeraciónes como  las que suceden en ciudades grandes donde normalmente se concentra mucha gente y no hay espacio donde se pueda respetar el distanciamiento. Nosotros tenemos muchas actividades, espacio, lugares y condiciones para salir fortalecidos de esta crisis, y posicionarnos como un destino seguro.

 

-¿Qué protocolos están previstos o se analizan para afrontar esta “nueva normalidad”?

 

-Hace 30 días, surgida de la Agencia de Desarrollo de Ushuaia, se realizó una reunión en la que participó el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto; el senador Nacional, Matías Rodríguez; y el ministro de turismo y Deporte de la Nación, Matias Lammens, donde abordamos ese tema, y donde le comentábamos que sería favorable a nuestro país elaborar un protocolo general, para que quien vaya  a cualquier lugar del país, tenga el mismo protocolo, y evitar que la gente se confunda.

 

Esta fue una idea avalada y trabajada en conjunto con el Ministerio de Turismo de la Nación, Ministerio de Salud, las cámaras y distintas organizaciones, para que sea afectivo a la hora ponerlo en práctica. De una mesa express salió un protocolo nacional, que por supuesto después las provincias tienen que avalar y aplicar.

 

Ayer llegó el protocolo para gastronomía y existe la necesidad de abrir los restaurantes y bares en Ushuaia. Esto se ve favorecido con que no hay tantos contagios, o prácticamente no hay, y nos permite y da aire para empezar de apoco, a tratar de volver a una normalidad que tenga las nuevas características de cuidado.

 

-¿Qué diferencia hay entre lo que se viene haciendo hoy y lo que el protocolo establece?

 

-En general, el protocolo de gastronomía, va en sintonía en cómo nos venimos manejando hoy con la pandemia. El distanciamiento de un metro y medio o dos (que no se mide de mesa a mesa sino de espalda a espalda); no se recomienda rociar al cliente con lavandina diluida o alcohol; mucho alcohol en gel; distanciamiento en las cocinas y organizar división de turnos; va a existir digitalización de la carta y otras opciones que el comercio ofrezca. Cosas que se empezaron a dar en el común de los días, tendencias que de a poco iban fluyendo pero que hoy, por la pandemia, se plantean como una condición. Una solución.

 

Nosotros en la Secretaría tenemos un convenio con muchos comercios, para brindar descuentos a quienes cuando vienen a la Secretaría en vez de llevarse un panfleto baja en su móvil la aplicación de la municipalidad. Eso significó en los primeros seis meses dejar de entregar el 40% del papel que entregábamos en la Secretaría, que, yo lo veía desde el hotel, los turistas no se los llevan y quedaban tirados en las habitaciones. Hoy la aplicación tiene mucha información y se puede hacer muchas cosas que con el papel no.

 

El beneficio de la aplicación no solo fue económico, sino ecológico. Imaginate la cantidad de papel que se ahorró existiendo un flujo diario de entre 700 y 1900 personas por día en la sede frente al puerto.

 

Nos estamos cuidando para aquel que nos visite después de la pandemia, sepa que nos estamos cuidando para que cuando vengan, cuidarnos entre todos. Hay un gran trabajo desde la Municipalidad en desinfección de las calles, y el armado de un polo sanitario que ojalá nunca se tenga que utilizar. El Intendente Walter Vuoto tuvo como objetivo, desde el minuto cero de la pandemia, estrechar las medidas de cuidado para la población, y estar preparados para que los que nos visitan, estén y se sientan seguros.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS