viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº576

Entrevistas | 6 jun 2020

Senador nacional fueguino Pablo D. Blanco

“Macri no tomó ninguna medida en contra de la industria, pero la economía fue un fracaso”

En una extensa y sustanciosa entrevista con Pal’Sur, el senador Nacional Pablo Daniel Blanco, Convencional Constituyente y cuatros veces legislador por la UCR de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, repasó su vida y trayectoria. Además, habló sobre su rol actual y aportó su visión acerca de la realidad argentina y fueguina.


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

“Nací en Capital Federal, en Alsina 1825, a media cuadra del Comité Nacional y a una del Congreso”, destacó el senador nacional por el radicalismo, Pablo Blanco, al inicio de una extensa y sustanciosa entrevista con Pal’Sur.

 

Llegó a la isla de Tierra del Fuego cuando tenía 5 años. Su padre ya trabajaba de contador en una fábrica que estaba a mitad de camino entre Ushuaia y Río Grande, en lo que ahora es Tolhuin. Solía viajar a visitarlo desde el año 53 y en agosto del 58´ llevó a toda su familia. “Éramos 5 hermanos en ese momento”, recordó.

 

“A partir de cuarto grado me fui a la Misión Salesiana hasta quinto año, de pupilo, en la época que se entraba en marzo y se volvía en diciembre, siendo prácticamente un internado de 9 meses”, detalló. Al terminar el secundario en el año 70, se fui a vivir con su padre, que estaba ya instalado en Ushuaia. Empezó a trabajar en el lavadero de autos de la firma “Torres Hermanos” y a mediados del año 72 entró en el Banco Nación, en la ciudad de Ushuaia, hasta 1980 que se fue Puerto Santa Cruz durante 4 años. Luego de un paso por Neuquén, y en 1985 regresó a tierras fueguinas.

 

“En diciembre de 1990 se hicieron las elecciones para ser convencional constituyente, donde estuve hasta junio que juramos la Constitución. En diciembre hubieron elecciones para legisladores e ingresé legislador, por ocho años, volviendo luego al Banco donde me hicieron renunciar por cuestiones políticas. Por haber participado en política no podía ser gerente del banco”, señaló.

 

Fue en ese momento cuando tomó el cargo de secretario de gobierno de la Municipalidad de Rio Grande, para luego ser legislador provincial nuevamente en 2012 por ocho años.

 

-¿Cree que la idea que se tuvo de la Provincia en aquel momento se condice con lo que es hoy? (min 6:40 – 9:19)

 

Estamos muy lejanos a la idea que teníamos, a raíz de lo que se fue construyendo con el tiempo. Por ahí nosotros teníamos una provincia idealizada que era fácil concretar, y en eso  todos los espacios políticos, tuvimos responsabilidad en el resultado que hoy transitamos. De lo que supimos o no supimos hacer.

 

Las circunstancias propias de la provincia y la responsabilidad de quienes estuvimos al frente de la provincia de una manera de u otra, y los problemas a nivel nacional, llevaron que siendo una provincia con apenas 30 años, hoy tengamos los mismos problemas y vicios que las provincias que tienen un montón de años.

 

Está en la renovación de los espacios políticos la posibilidad de concretar lo que nosotros quisimos. Una provincia económicamente bien puesta, los recursos naturales desarrollados, con infraestructura, independiente de los avatares económicos. La realidad es que no es tan fácil.

 

-¿Cómo viene tu función como Senador nacional? (Min 9:20 – 16:39)

 

-La primera sesión en la que participé fue en diciembre. Llegué al Senado con muchas ilusiones y ganas de hacer cosas, pero cuando te chocás con la realidad, es una cosa totalmente distinta. En la primera sesión que tuve, el Ejecutivo enviaba una ley para declarar nueve emergencias, donde prácticamente delegábamos todas las facultades del Congreso, y luego la ley de la Deuda Externa, que si bien no era necesaria, era importante como gesto político a los acreedores que nos uniéramos para que se pueda renegociar la deuda. Posteriormente llegó la pandemia y sus complicaciones, y aunque tratamos de plantear nuestra visión, la realidad numérica en el Senado no nos favorece.

 

Independientemente de esto, presenté varios proyectos relativos a la realidad económica, el funcionamiento de la AFIP en cuanto a los vencimientos y a la Cuestión Malvinas. Trabajamos mucho en conjunto con los Senadores Nacionales fueguinos Matías Rodríguez y Eugenia Duré. En cosas que hacen al interés de la provincia, tenemos que dejar de lado las diferencias políticas y en el tema de la Ley Nº 19.640 se trabaja acompañando a los senadores del oficialismo, para tratar de concretar la prórroga del sub-régimen de promoción industrial.

 

Lo que quedó claro de la reunión del otro día con el Ministro de la Producción, Matías Kulfas, -para quien argentina no tiene hipótesis de conflicto- es que no va a existir una prorroga automática por 50 años como se sostuvo en campaña, pero se está trabajando en una que sea “condicionada”, y a mí me parece que está bien porque es necesario que, entre otras cosas, se dé estabilidad en el trabajo y no hayan contratos basuras que dejen a los empleados rehenes de la situación económica.

 

-¿Cuáles son las reformulaciones que considera necesarias realizar al sub-régimen? (min 16:40 – 22:40)

 

-En principio, dar mayor estabilidad en el empleo. Por otro lado, la industria fueguina no puede estar limitada en su mayor parte a producir televisores, aires acondicionados y celulares, sino que debe diversificarse  aprovechando la capacidad instalada y la tecnología que ya posee. Un ejemplo es lo que hoy sucede en la ciudad de Río Grande, donde se están fabricando los respiradores que tanta falta hacen. También sería importante tratar de colocar, en la medida que se pueda, algo al consumo local.

 

Por ahí algunos hablan despectivamente de “las ensambladoras de Tierra del Fuego”, pero la mayoría de las fábricas del mundo lo son hoy en día. Los autos se hacen con piezas que se producen en partes de todo el mundo. Y lo mismo sucede con la electrónica. Hoy la forma de fabricar es ensamblar. También hablan del costo fiscal de la industria fueguina, o los dólares que se consumen para mantener la industria: pero si en Tierra del Fuego no se fabricara todo lo que se fabrica y no se produce en otros lugares del país, tendríamos que importarlo, eliminando la posibilidad de dar trabajo y afincar a la gente. Importar el producto terminado también tiene un costo, y es en desmedro de a mano de obra local.

 

Algunos análisis muy sectorizados dicen: “Miren cuánto dejan de pagar ganancias en Tierra del Fuego”. Pero si no existiera el subrégimen de la 19.640, ¿cuánto percibiría Nación por Impuesto a las Ganancias y bienes personales, si hubiera una tercera parte de la población que hay hoy, o menos, y que se gestó gracias a ella?

 

Me parece que la Ley 19.640 y el subrégimen hay que analizarlo en el marco que corresponde. Es un tema geopolíticamente muy importante. Si no hubiera existido, ¿cuántos seríamos en Tierra  del Fuego?

 

-¿Qué balance hace con respecto a la gestión de Mauricio Macri y su impacto en la industria en general y la fueguina en particular? (min. 22:40)

 

-El gobierno anterior no tomó ninguna medida en contra de la industria, lo que sucedió fue que hubo un pérdida importante del poder adquisitivo y de consumo, producto de la situación económica. Inclusive el gobierno tomó medidas positivas dentro del sub régimen de promoción industrial, como ser en el caso de recursos naturales, gas e hidrocarburos, y fabricación de muebles.

 

-¿Cómo cree que está manejando la pandemia el Gobierno Nacional? (min 25:00 ) 

 

-En principio, el Gobierno Nacional tomó las medidas que había que tomar a nivel sanitario en el momento oportuno, y los resultados están a la vista. Si bien los casos están aumentando ahora, porque es lógico que así suceda, la demora en la llegada del pico permitió al país prepararse adecuadamente para afrontar la situación.

 

Por ahí debería haber cumplimentado esas medidas con un plan económico para que afecten menos, debería haber construido un equipo de trabajo en materia económica como el que construyó en el tema sanitario. Igual no es fácil encontrarse con un problema así de la noche a la mañana, y con un país que venía ya con dificultades económicas. Es algo que no se lo recomiendo a nadie.

 

Creo que también hay una actitud no muy acorde a la realidad de la banca privada, que durante muchos años hizo la diferencia con la situación económica, y me parece que debería haber tenido un mayor compromiso con la situación. Hay una falta de cooperación del sector bancario privado que llama la atención.

 

-¿Qué fue lo que pasó con la Ley de Emergencia Provincial y el proyecto presentado por los legisladores de la UCR que fue rechazado? (min. 27:30 )

 

-De lo que era el proyecto original se avanzó bastante gracias a todos los espacios políticos. Ojalá se implemente de manera rápida, porque la verdad, a mi me preocupa la situación económica en general, pero en particular la zona sur de la provincia, por el fuerte impacto en la actividad turística. La temporada invernal está prácticamente perdida.

 

Hay que ver cómo trabajan los municipios con la provincia en la distribución de los recursos durante el tiempo necesario para superar esta situación: total para el periodo electoral falta mucho. Hay que trabajar en conjunto, y cuando llegue el momento de competir, que cada cual compita como cree que debe competir. Acelerar esa discusión no le hace bien a nadie, porque dificulta las cosas.

 

Con respecto al proyecto de la UCR, cuando se presentó, la reacción del gobierno provincial fue rechazarlo porque era inviable, y después vemos que muchas de las cosas de ese proyecto son la base del actual, y la verdad que en esta situación, treinta o cuarenta días de diferencia hacían diferencia. Pero bueno, ya está. Ojala que se pongan en marcha rápidamente las soluciones que plantea la ley.  

 

-¿Tuviste respuesta sobre los pedidos de informe que elevaste al Ejecutivo nacional sobre la necesidad de generar y sostener políticas públicas en relación a los recursos genéticos del mar y otras cuestiones conexas, y el relacionado con la captura de del buque pesquero de bandera china?  (min. 31:22)

 

-Todavía no. La mecánica interna del Senado es diferente que el de la Legislatura provincial, en donde los informes se tratan sobre tablas: en el Senado va todo a comisión. Todavía no han salido de comisión esos proyectos, pero quizás concurra el Secretario de Malvinas a nivel nacional Daniel Filmus al Senado y podamos hacer las preguntas. También solicité informe sobre la supuesta ayuda de Uruguay a los barcos que pescan ilegalmente en Malvinas. El Ministro jefe de Gabinete el 17 de junio asistirá, por lo que si no salen de comisión las iniciativas, están formuladas las preguntas ya al funcionario.

 

-¿Cuál es el balance que hacés de la gestión Macri? (min. 33:22)

 

-Es evidente el fracaso de la política económica del Gobierno de Mauricio Macri, aunque creo que en lo que hace al funcionamiento institucional, sí hubo avances importantes: había división de poderes, había respeto al que piensa distinto. Hubo mejoramientos en muchos aspectos: de otra manera la Nación no hubiera podido soportar esta crisis como la viene soportando. Hubo mucha inversión en obra pública (agua, cloacas), que quizás no se vean, muchas de las cuales el actual gobierno se apropia. Hubo avances, aunque en lo económico más bien se ve un retroceso importante. Fue un fracaso.

 

Con respecto al endeudamiento no se dice toda la verdad, porque cuando llegó Macri al gobierno habían 43 mil millones de dólares de déficit, y la manera de hacerle frente fue el endeudamiento.

 

Cuando tratamos la deuda externa, yo hice un análisis detallado de cómo se fueron endeudando los sucesivos gobiernos, y salvo dos (Ilia y Kirchner) que bajaron el monto de la deuda externa. En el caso de los cuatro años del gobierno de Macri al referirme a la deuda, expliqué a dónde fueron destinados los capitales, que mayormente fueron a pagar déficit fiscal por un lado y pago de deuda contraída anteriormente. Pero no es cierto eso de la fue todo a fuga de capitales. Es una costumbre argentina ahorrar en dólares, incluso en pandemia.

 

-¿Cuál es su opinión del Comunicado Conjunto Foradori-Duncan? (min. 37:30)

 

-Escuchaba a algunos ex combatientes de Rio Grande, decir que el gobierno nacional actual no estaba cumpliendo con derogar el acuerdo Foradori-Duncan. Primero, no es un acuerdo sino una hoja de ruta basada en los convenios de Madrid, que no son posible derogar porque sería volver a declarar la guerra. Algunos están acostumbrados al relato de la épica donde ellos son los únicos que defienden los intereses de la soberanía de Malvinas, y las cosas no son así. Hay que dejar bajar un poco la espuma y trabajar seriamente como una cuestión de Estado.

 

En esto hay que tirar todos juntos. Y yo creo que estamos cada día más cerca que esto se resuelva. Ayer presenté un proyecto, viendo con agrado la solución a que se llegó por Chagos el año pasado, y la decisión del gobierno provincial de aquel entonces de resaltar ese acontecimiento, porque puede ser una solución para Malvinas.

 

Ojalá volviéramos a la época en donde había una complementación entre las islas y el continente, como en la presidencia de Ilia, cuando se logró la Resolución 2065. Un logro que se malogró por algunos trasnochados.

 

PING PONG (min. 41:50)

 

* Música Preferida: Sabina y Serrat

 

* Vino o Cerveza: Vino (nunca probé la cerveza)

 

* Los dos mejores presidentes antes de la dictadura: Yrigoyen e Illia  

 

* Los dos mejores presidentes después de la dictadura: Alfonsín y Alfonsín             

 

* Los dos mejores gobernadores fueguinos (o “los menos peores”): Primer mandato de Estabillo y destacó el trabajo para ordenar que hizo Manfredotti y Bertone por igual.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS