sábado 31 de octubre de 2020 - Edición Nº696

Entrevistas | 17 oct 2020

dr. mariano memolli

La cuestión Antártica y la pandemia: “Argentina está haciendo las cosas bien”


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

En exclusivo para Pal’Sur, el fundador de la Unión Malvinizadora Argentina, Luciano R. Moreno Calderón, entrevistó a quien fuera por más de diez años director nacional del Antártico y trabajador por más de 27 años en el territorio, Dr. Mariano Memolli, para conversar sobre la repercusión de la pandemia en la Campaña Antártica y su opinión acerca de las medidas que se adoptaron o planifican adoptar para realizarla en este contexto.  

 

-¿Cuál es tu parecer con respecto a la nueva gestión en temas relativos a la Antártida y cuál es la diferencia con la anterior?

 

La actual gestión de gobierno tuvo muy poco espacio para poder expresar este cambio en la actividad antártica porque la Campaña Antártica 2019-2020 ya estaba empezada y planificada por la anterior gestión, con unos ajustes muy severos. La gran diferencia es que se relanzó Pampa Azul, que es un proyecto que integra el Atlántico Sur con las áreas antárticas y sub antárticas en temas científicos y culturales desde la Cancillería, el Ministerio de Educación y el de Defensa, y que ya empezó a mejorar el soporte logístico de las campañas. Pero también existe una nueva realidad común a todos los países, que es la pandemia de COVID-19.

 

-Sobre este contexto la Campaña Antártica 2020-2021 tiene previstas algunas modificaciones con respecto a la intercomunicación con el continente antártico. ¿Qué te parecen esas medidas?

 

-Yo había escrito un artículo que, me habían comentado, el Ministro Agustín Rossi y funcionarios de Defensa, con quienes tengo diálogo, lo analizaron e incluso se giró a la Cancillería, hablando de las oportunidades que hay para Argentina y la necesidad de hacer un estricto aislamiento como el que ellos planean de 14 días para asegurarse que los que vayan a la Antártida no estén infectados. La verdad que las decisiones son muy buenas.

 

Todos los países han hecho una reducción muy grande de personal que va a la Antártida. Tengamos en cuenta que es un continente aislado donde las evacuaciones son muy difíciles y el COVID es un virus muy agresivo, y si bien hay personas que lo transitan levemente, otras lo sufren mucho.

 

-Recordemos que vos sos un doctor en ciencias médicas, no es que hablas sin saber…

 

-Estoy trabajando actualmente en la salud pública, y la realidad es que el virus no está dominado, y creo que las medidas que se han tomado son muy buenas, y los protocolos son muy cuidados y pensados. Hay países que directamente no van a tener campaña antártica. Argentina es un país muy grande que no puede no tener actividad antártica. La actividad científica se va a ver afectada pero esto no es culpa de la actual gestión, sino de la pandemia. Hay una decisión tomada y es similar a la de otros países del mundo que tienen una fuerte presencia en la Antártida.

 

-¿Qué opinas de las declaraciones de Enrique Horacio Capella, Coronel (R) ex Comandante Antártico del Ejercito, que expresó preocupación por la “determinación” de retirar familias de la Antártida y que no habilitarían la escuela Raúl Alfonsín para el ciclo lectivo 2021?

 

-Esto no afecta a los derechos argentinos sobre la Antártida, y no es decisión del gobierno nacional que se cierre de manera permanente el colegio o que dejen de ir familias. Hoy tenemos muchas escuelas que están cerradas por el virus y las clases se dan de manera virtual. Hoy no podemos arriesgar a familias a que vayan a la Antártida donde el contacto es estrecho y no hay posibilidad de aislamiento domiciliario ni distancia social; entonces se toma una medida fuerte pero que no es desacertada en lo absoluto. Además, no hay otro país que lleve familias a la Antártida.

 

Pongámonos en contexto. La argentina hace las cosas que tiene que hacer. Imaginate que un chico se contagie y contagie a la familia y sea algo grave: sería un desastre. Prima el enfoque precautorio. A lo mejor Capella, que no es médico, opina así porque viene de la escuela militar donde las bajas se cuentan como hechos colaterales, pero la Antártida es un continente dedicado a la ciencia y la investigación, y no la militarización. Tenemos que pensar con mentalidad científica y no con mentalidad militar estas cosas.

 

-Hiciste pública una carta donde expresabas críticas por la continuidad de funcionarios de la gestión anterior, y algunas personas veían esto como un síntoma que existía continuidad con las políticas anteriores. ¿Estas decisiones que algunas personas ven como negativas son elaboradas o tomadas por la injerencia de estos personajes de la anterior gestión?

    

-Estas decisiones no las tomaron la gente de la gestión anterior. Creo que la gestión anterior fue absolutamente entreguista, y que nos hipotecó mucho el futuro haciéndonos retroceder en nuestros derechos en Atlántico Sur y Antártida. Ahora, estas decisiones que fueron comentadas y consensuadas, inclusive las hablaron conmigo y con muchos especialistas como corresponde para que no se queden con una sola opinión no se tomaron desde la gestión anterior, no se han tomado a la ligera y no son medidas tengan que ver con cuestiones políticas. A veces uno puede tener una visión crítica de algunas cosas, pero la Argentina está haciendo las cosas bien. Las cosas hay que decirlas cuando están bien y cuando están mal. En este caso, a mi juicio, las cosas están bien y no tengo ninguna crítica.  

 

- ¿Con respecto a la solicitud de informes del Bloque de Senadores de Juntos por el Cambio que consulta al Gobierno Nacional sobre todas estas cuestiones y modificaciones de la actividad antártica, cual es su opinión al respecto?

   

Pude tener acceso al documento que presentaron y me parecen que tienen información parcialmente correcta pero que de ninguna manera afectan los derechos argentinos sobre la Antártida. Que no funcione la escuela de Base Esperanza (Nº38 Dr. Raúl Alfonsín) durante un año no significa que no siga habiendo familias en la Antártida.

 

La actividad del turismo auto-regulada por el turismo internacional, que no tiene que ver con el gobierno argentino. De hecho se han hecho protocolos, pero ningún país va a permitir que bajen turistas para interactuar con los científicos (Alemania, Reino Unido, EEUU, Chile, Brasil) porque eso podría generar un contagio en las bases. Entonces no es algo privativo del gobierno argentino, y por eso digo que es una información parcial y que puesta de esa manera, es absolutamente inexacta.   

 

Lamentablemente el gobierno ilegal e ilegítimo que ocupa nuestras Malvinas está planeado incrementar el turismo. Ahora las compañías de turismo no van a ir ahí, porque se han ido suspendiendo los viajes desde las empresas de turismo. El impacto es para todos. Para Chile también. Va a bajar muchísimo el nivel de recepción de programas y turismo antártico.

 

Con respecto a los protocolos, está bien que consulten sobre ellos. Los científicos y las FFAA tienen las capacidades de responder y realizar un protocolo para las bases antárticas. Argentina tiene lugares donde se puede hacer una cuarentena aislada en áreas militares. Los protocolos están a la vista, y me parece que esto es más para hacer ruido en un lugar donde no se tiene que hacer ruido, porque esto sucede dentro del contexto mundial. Considero que es un documento que no tiene mucho que ver.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS