miércoles 24 de febrero de 2021 - Edición Nº812

Entrevistas | 15 ene 2021

Entrevista a Roberto G. Moritán

Estados Unidos, Brexit y Malvinas

El diplomático y ex vicecanciller analizó los hechos sucedidos en la potencia a días de la asunción de Biden, la relación con Latinoamérica y Argentina. Además, realizó un balance del primer año de gestión de Alberto Fernández en política exterior.


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

El diplomático, ex subsecretario de Política Exterior y ex vicecanciller, Roberto García Moritán, dialogó en exclusiva con Pal’Sur acerca de las consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y su implicancia en la Cuestión Malvinas.

 

Además, analizó la escandalosa toma del Capitolio de Estados Unidos a días de la asunción de Joe Biden, la relación que tendrá con Latinoamérica y Argentina; y realizó un balance de la gestión del gobierno de Alberto Fernández en materia de relaciones internacionales.

  

 

- ¿Cuál es su análisis en cuanto a lo sucedido con la toma del Capitolio de EEUU?

 

Veremos cómo evoluciona la situación interna de EEUU, pero daría la impresión que la democracia prevaleció frente a grupos de mayor extrema y lo importante es que el sistema norteamericano y las instituciones funcionaron, y tuvieron una reacción no amistosa en cuanto a Trump. Y a pesar de que aún existen amenazas en cuanto a la asunción del presidente electo Biden, que si bien pareciera que asumiera con cierta debilidad, pero, en mi opinión, lo hace con mayoría en el Congreso, con lo cual esa debilidad inicial dada por estos incidentes va a ser superada con facilidad, y creo que el 20 de enero empieza un nuevo ciclo de la política internacional.

 

- ¿Cuál va s ser la actitud de Biden con Latinoamérica y Argentina en particular?

 

Si uno lee lo que ha dicho Biden, o tiene relación con los que van a ser los principales conductores de la política exterior norteamericana, como es la que yo tengo con el que va a dirigir el Consejo Nacional de Seguridad en América Latina (Juan Gonzalez), el que será Director de la CIA (William Burns) o el que será el Secretario de Estado que tiene una vieja relación conmigo (Anthony Blinken), yo te diría que la región no va a tener la prioridad de otras épocas, sin embargo, el elemento China va a llevar a que se reconsideren muchas cuestiones, y la designación del Colombiano González va en ese sentido.

 

El punto central va a estar en el tema “democracia”, como lo demostró el propio Biden que invitó a una cumbre para el fortalecimiento global de la democracia, y los países autoritarios o que no respeten su propia Constitución no van a tener una relación cómoda con Washington.

 

- ¿Qué opina sobre lo que ocurre hoy con el Brexit y su impacto en Malvinas?

 

Ocurrió algo que no era seguro, y es que el acuerdo comercial para salir amablemente no incluyó a Malvinas, y ese es un punto interesante porque supone que Unión Europea (en adelante UE) le puso un freno a esa aspiración británica, y el Reino Unido enfrenta una situación de muchos conocidos y pocos amigos. No creo que sea el momento más alegre de la diplomacia británica y es un momento de acciones con cierta determinación por parte de Buenos Aires con visión geopolítica y estratégica, siendo el Atlántico Sur un punto en donde deberíamos ejercer una política menos retórica y más firme en tema de medidas. Ya el tema Malvinas no va a ser un problema que preocupe a la UE en sus relaciones con Argentina, ni siquiera con el Mercosur, liberándose así de un corsé incómodo, y ese es un aspecto interesante a tener en cuenta. 

 

El otro aspecto interesante tener en cuenta, es que en materia de pesca siempre los países se pelean, incluso los aliados más importantes, incluso ese tema fue el más problemático entre la UE y Reino Unido, con lo cual ese tema requiere actitudes firmes y esas actitudes a veces molestan a los países que vienen de distancias considerables a nuestros caladeros. Yo creo que Argentina tiene que tener una posición mucho más firme que la tradicional.

 

- ¿Qué actitud va a tomar el gobierno nacional en torno al Brexit? ¿Cuál cree que debería tomar?

 

Yo creo que el momento es de reflexión. Es un momento para analizar las circunstancias y cuáles son los pasos que adoptará Londres. El RU tiene una tradición de analizar con visión estratégica, sus movimientos, por lo que es de imaginar que han analizados las consecuencias geopolíticas que implica el Brexit. Yo sería mucho más duro con RU en el Atlántico Sur porque me parece que las circunstancias lo aconsejan. Creo que vamos a entrar en un mundo muy distinto a partir de que asuma Biden. Mi sensación es que puede empezar un panorama muy interesante y auspicioso para Argentina en la medida que tengamos una diplomacia reflexiva, inteligente, capaz de analizar el interés nacional, fijar prioridades e impulsar políticas activas, de lo contrario perderíamos un tiempo crucial de las relaciones internacionales.

 

- Hace poco circuló la noticia de que EEUU envió un buque para tratar de proteger nuestro Atlántico Sur, ¿qué opina al respecto? ¿qué está sucediendo?

 

Es la primera vez que ocurre esto. El año pasado hubo movimiento por parte de EEUU de enviar un guardacostas -que es casi un buque de guerra considerable y con medios aéreos- a causa de los movimientos chinos en Galápagos y después en la costa peruana y chilena. Tenemos que analizar con cuidado, porque puede ser un elemento favorable o molesto. Y digo molesto porque hay un elemento que a mí me preocupa: el nuevo gobernador ilegítimo británico en Malvinas (Nigel Phillips) es un hombre que trabajaba en el comando sur hasta antes de ser nombrado en Malvinas. Entonces aquí puede haber una vinculación. Sin embargo, el hecho de que este diplomático británico estuviera trabajando en el Comando Sur de los Estados Unidos justo antes de ser designado en Malvinas, es un aspecto que tenemos que ver con cuidado esa presencia norteamericana.

 

Tiene aspectos interesantes en términos geopolíticos pero tampoco es bueno que potencias de otras regiones anden merodeando en el Atlántico Sur. Yo creo que todo esto debería obligarnos a los argentinos a repensar una serie de circunstancias. La primera es si vamos a seguir sin una prefectura moderna y actualizada y si vamos a seguir con una armada moderna y actualizada. Porque el Atlántico Sur es una parte considerable de nuestro territorio y nuestra soberanía nacional, y en la medida que no tengamos medios eficientes para que esa soberanía sea respetada por otras potencias evidentemente nuestra debilidad será mayor. Yo tengo la sensación que Buenos Aires sigue dándole la espalda al Atlántico Sur, aunque desde el de la retórica estamos siempre en primera plana pero en los hechos las cosas son distintas.  

 

- Circuló un video de Biden, en la época de la gesta de Malvinas, en el cual toma parte a favor del Reino Unido. ¿Qué posición cree que va a tomar Biden en este tema actualmente?

 

Creo que la posición de Biden en ese momento obedecía al principio de su carrera política, cuando era un conservador dentro de los demócratas. Yo creo que Biden va a seguir con la posición tradicional de EEUU, con lo cual esa actitud no me preocupa. Yo no le atribuiría mayor importancia a eso porque tengo confianza y la sensación, porque tengo una vieja relación con el próximo Secretario de Estado norteamericano,  a quien conozco bien y hemos hablado mucho de Malvinas, y el es un europeísta en términos de alianza estratégica y el peso lo atribuye más a la UE que a Londres. Esto no quiere decir que Reino Unido deje de ser un socio estratégico, sino que evalúa con mayor equilibrio una serie de circunstancias.     

 

- ¿Qué impacto va a tener Gibraltar y el Brexit en la Cuestión Malvinas?

 

Tenemos que evitar dejarnos tentar por lo que ocurre con Gibraltar porque son marcos geopolíticos totalmente distintos. Hay una sola cosa buena en la negociación española de alguna forma han logrado que Peñón en algo se desvincule del RU, y ese algo es la libre circulación de personas ingresando Gibraltar al sistema Schengen europeo, cosa que Londres nunca estuvo. Esto no implica una desconexión mayor, pero es un primer paso. Por lo demás la diplomacia española no fue muy efectiva, no aprovechando el derecho de veto con mayor eficacia. Sin perjuicio de ello, la valoración de las prioridades españolas son distintas a las nuestras. Creo que tenemos que empezar a mirar Malvinas con nuestros propios ojos e intereses y no pensar en juguetes de colores porque algunos datos puedan alentarnos con respecto a Gibraltar.

 

España no es un buen amigo de Argentina. Uno de los mayores problemas que tenemos en Atlántico Sur se llama España que es el socio principal de Malvinas en el Atlántico Sur. Sus empresas son el motor comercial y va a seguir siéndolo, con lo cual España no se comportó bien con nosotros. Imaginate que nuestro socio principal comercial fuera Gibraltar, ¿estarían ellos contentos?

 

- ¿Qué balance hace de lo que fue la diplomacia argentina en la gestión de Alberto Fernández en estos tiempos de pandemia?

 

Ha sido un año pésimo para poder tener una diplomacia activa como pudo haber sido la intención del presidente y el Canciller Felipe Solá. Hay un punto             que a mí me preocupa y es que seguimos teniendo una relación fría con Brasil y eso me preocupa porque, independientemente los desatinos de Bolsonaro, Brasil es un socio estratégico y creo que no lo hemos trabajado lo suficiente.

 

- ¿Cómo va a avanzar este “pre-acuerdo” entre en Mercosur y la UE?

 

Portugal, quien tiene la presidencia de la UE este semestre, indicó la intención de acelerar veremos avanzan los procesos internos europeos con relación a la ratificación del acuerdo y las negociaciones finales. Pero yo creo que es un ejercicio interesante y veremos como continúa. Todavía estamos en pañales en lo que va a ser el ejercicio diplomático.  

 

Por Luciano R. Moreno Calderón

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS