martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1021

Análisis | 23 abr 2021

DESPUÉS DE SEIS AÑOS

¿Se vienen los guardapolvos malvinizadores en todo el país?

Por medio de un informe la “Unión Malvinizadora Argentina” (UMA) celebra, apoya y se pone a disposición del diputado provincial Federico Sciurano y del actual senador nacional Pablo Blanco, quienes expresaron su decisión de “tomar la iniciativa y proponer que todos los alumnos fueguinos lleven en su pecho las Malvinas Argentinas”. En dicho escrito también, por medio de gran cantidad de archivos adjuntos, se expone el derrotero de esa misma iniciativa que, en 2015, tomó estado parlamentario, lo perdió en 2017 y hoy vuelve a ser noticia.


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

Cada asterisco (*) indica un Link para

lectura y/o descarga de documentos

o noticias relacionadas

 

La “Unión Malvinizadora Argentina” (UMA) y la “Red Social de Compromiso por Malvinas”, quienes en 2015 presentáramos en la legislatura fueguina un proyecto para lograr que los alumnos fueguinos -y luego los de todo el país- puedan tener “Guardapolvos Malvinizadores”, celebramos, apoyamos y nos ponemos a disposición del legislador provincial de la Unión Cívica Radical (UCR), Federico Sciurano, y senador nacional fueguino Pablo Blanco que expresaron su decisión de “tomar la iniciativa y proponer que todos los alumnos fueguino lleven en su pecho las Malvinas Argentinas” .

 

En este sentido replicamos y adherimos al comunicado de José Martin Aranibar*, referente de la Red Compromiso Social por Malvinas, en el que “expresa su beneplácito por esta presentación de la UCR” y “agradecemos, y sabemos que el tiempo que ha pasado nos llama la atención, pero nosotros no somos críticos cuando los legisladores toman los proyectos y presentan para ser votados en la Cámara”. 

-Resumen ejecutivo-

El derrotero de un proyecto malvinero, en la legislatura provincial fueguina

 

Entendiendo que es importante agradecer y acompañar, tanto como seguir avanzando en la variedad de iniciativas pendientes*, es que además de expresarnos a favor de lo que se anunció en los medios de comunicación -aún muy lejos de concretarse-, queremos aportar algunos datos de cómo fue gestándose en la provincia esta idea que ya tomó estado parlamentario en la legislatura fueguina en 2015 y lo perdió en 2017, y de esa manera, ver que hoy es el momento propicio para tratar de realizar muchos proyectos impensados (incluso en la provincia) en los “tiempos de desmalvinización” transitados durante la indigesta gestión entreguista de CAMBIEMOS, en la cual Mauricio Macri era presidente de la Nación.

 

Mostrar el derrotero de una iniciativa malvinera como esta, presentada en la legislatura fueguina por grupos de ciudadanos comprometidos, es muy importante para incentivar a que el pueblo y sus organizaciones libres se animen a mostrar el rumbo que pretenden en las cosas que creen que se pueden mejorar.

 

Con este objetivo, vamos a exponer de manera lo más sintética posible: (a) el contexto en que se presentó esta iniciativa, (b) cómo tomó estado parlamentario en 2015, (c) cómo lo perdió en 2017, y (d) la manera y contexto en que vuelve a tomar estado por lo menos público en 2021. Un proceso de seis años donde “pasaron cosas”, y en el cual todo cambió, varias veces, a nivel nacional y provincial.

 

Un contexto en tres actos

 

1º acto (2015)

 

El 10 junio de 2015, teniendo como inspiración las fugaces palabras de un representante bonaerense, el hijo de veterano Rodrigo Palacios (co-fundador de la UMA) junto con José Martín Aranibar, referente de la “Red Compromiso Social por Malvinas”, presentaron un proyecto llamado “Guardapolvos Malvinizadores”* en la mesa de entrada de presidencia de la legislatura provincial fueguina. Este tenía por objeto “que en cada institución educativa donde sea obligatorio el uso del guardapolvo, sea también obligatorio que en ellos se coloque, en el lado superior izquierdo, bien cerca del corazón, una imagen de nuestras amadas Islas Malvinas, la bandera y/o el escudo argentino, y la frase ¨Malvinas Argentinas¨”, y que se emitiera “una recomendación a todas las legislaturas provinciales para que analicen la propuesta y puedan aplicarla”.

 

La iniciativa tuvo una recepción y repercusión enorme en la comunidad, y esto se vio reflejado en varios medios malvineros fueguinos, como ser el caso de Provincia23*, InfoFueguina*, NotiTDF*, TDFonline*, LaTDF*, Del fuego Noticias*, entre muchos otros; todos a los cuales les estamos enormemente agradecidos. Casi inmediatamente tomó estado parlamentario en la legislatura fueguina por gestiones del legislador Juan Carlos Arcando* del bloque del Frente para la Victoria (minoría del cuerpo en aquel entonces), para ser enviado a la Comisión Nº1 como Asunto 186/15*. En ese entonces, amerita recordar, los hoy legisladores radicales, Liliana Martínez Allende y Federico Sciurano, eran legisladora provincial* e Intendente* de Ushuaia en busca de la gobernación, respectivamente, y el actual senador Blanco era legislador provincial.

 

2º acto (2017)

 

En 2017, junto a las salutaciones de la funcionaria macrista Carolina Stanley por el nuevo año con un mapa oficial sin las Malvinas* y el apoyo de algunos fueguinos a la política entreguista de CAMBIEMOS (incluso después del Comunicado Conjunto Foradori-Duncan el 13 de septiembre de 2016*), el proyecto para crear “Guardapolvos Malvinizadores” perdió estado parlamentario. Es decir: en plena “pandemia” de entrega macrista*, solo ignorada o avalada por algún que otro referente fueguino -como Sciurano-, perdió estado parlamentario esta iniciativa malvinizadora. Justo en un momento donde arreciaba con ferocidad la profunda desmalvinización, que bien describe “El Cipayato”* que algunos hoy muy criticos apoyaban con palabras o silencios.

 

3º acto (2021)

 

El 11 de abril de este pandémico 2021, el legislador provincial fueguino, presidente del bloque de la Unión Cívica Radical, Federico Sciurano, gracias a que en Comodoro Rivadavia un niño malvinero de 8 años llamado Thiago* defendió con convicción y valor su postura frente a una “docente” que le dijo “las Malvinas no son argentinas” luego de ver un dibujo de las islas coloreadas de celeste y blanco en el cuaderno de su alumno, decidió, junto con su compañera de bancada Liliana Martínez Allende, “tomar la iniciativa y proponer que todos los alumnos fueguinos lleven en su pecho las Malvinas Argentinas”*.

 

Algunos botones de muestra

Malvinizar en tiempos de malvinización ≠ a

“Malvinizar en tiempos de desmalvinización”*

 

“No tengo el arte de ser claro

con aquel que no quiera estar atento”.

Voltaire

 

Llevar a la realización políticas malvineras en y desde la provincia no es igual de difícil o sencillo cuando existe un Ejecutivo Nacional malvinero, uno tibio, o uno lisa y llanamente entreguista. Esta es una lógica que se aplica en general a todos los aspectos de la conducción de cada provincia, al tener un país que, según dicen (en el mejor de los casos) es “el más unitario de los federales”.

 

Para observar lo cierta que es esta sentencia, como primer botón de muestra, basta solo recordar que en abril de 2015, a causa de que la legislatura provincial fueguina el 12 de marzo realizara gracias a nuestro pedido formal* la Declaración 002/15 de repudio a la exploración y/o explotación de hidrocarburos en Malvinas que pretendían llevar adelante algunas empresas, y que esta fuera refrendada por todos los legisladores fueguinos e inmediatamente “girada a la cancillería”, el gobierno nacional de aquel entonces anunció el 2 de abril de ese mismo año* la denuncia por 156 millones de dólares a las empresas petroleras* que ilegalmente operan en Malvinas. En 2015, quince días bastaron para que (1) la legislatura fueguina se expidiera, (2) enviara su pedido y (3) se lograran resultados, en un gobierno realmente nacional y comprometido con los intereses nacionales. (Esta declaración fue replicada en 2016*).

 

Sin lugar a dudas, Alberto Fernández vino a terminar con una gestión presidencial extremadamente ruinosa y contraria a la obtención del ejercicio pleno de soberanía sobre el territorio usurpado por el Reino Unido, y de esta manera (obviamente con su impronta), dar continuidad al direccionamiento político internacional que interrumpió el interregno entreguista de CAMBIEMOS. Tan así es esto que Daniel Filmus volvió en 2019 al frente de la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur*, cargo que desempeñó desde 2013 hasta el ocaso de la presidencia de Cristina F. de Kirchner. La única diferencia, es que hoy está acompañado de algún que otro ex funcionario macrista*.

 

- Desde el plano concreto, la diferencia de esta gestión nacional con la anterior se puede observar, cual segundo botón de muestra, en lo sucedido con la corrección del DNI* de todos los argentinos, que se realizó el año pasado, y que tiene su antecedente e impulso en el pedido que la legislatura* provincial fueguina hiciese en 2015 al Ministerio del Interior y Transporte de Florencio Randazzo, por medio de la Declaración 004/2015*.Este reclamo formal emanado del cuerpo legislativo en 2015, fue el resultado de nuestra presentación* y las gestiones del Legislador Arcando.

 

En diciembre llegó Macri, y si bien obviamente durante la gestión de CAMBIEMOS* se hizo todo lo posible para lograr la corrección, fue recién con la llegada del nuevo gobierno en 2020 cuando, gracias a las gestiones y oportunos aportes del Senador Nacional Matías Rodríguez* en Nación, el 10 de Junio de 2020 ya se podía informar* que existía la decisión política a nivel nacional de realizar esta importantísima corrección, que el día de la soberanía nacional fue dada a conocer y concretada. Incluso, este logro fue solapadamente adelantado en la primera sesión de Comisión de Malvinas en la legislatura fueguina, cuando el Secretario Filmus al tomar la palabra en ella, y dejo entrever que en día de la soberanía nacional anunciarían una grata noticia para nuestra provincia.

 

- Claramente hoy transitamos un contexto favorable a la malvinización, y muy desfavorable para los desmalvinizadores que tienen que disfrazarse de malvineros hasta la llegada del “segundo tiempo” que les permita reiniciar las supuestas “relaciones maduras”, que solo son un eufemismo de “entrega”. En este contexto, y aprovechándolo, es que vemos con entusiasmo el que a lo largo de todo el 2020 muchas iniciativas con varios años de haber sido presentadas formalmente en la Legislatura fueran saliendo, por lo menos a la luz.

 

Ya en junio se veía que las propuestas de ayer iban a ser una mirada al futuro. Basta leer las fundamentaciones para gestar la reciente Comisión de “Malvinas, Antártida y Atlántico Sur”*, en la cual se hace mención expresa a la idea de incorporar la Cuestión Malvinas en la constitución provincial fueguina, tal cual fue solicitado por primera vez en la vida institucional fueguina por nosotros en 2014*.

 

El proyecto de aquel entonces, llamado “Adición Constitucional por Malvinas”, tomó estado parlamentario casi de inmediato (Asunto 248/2014), pero gracias a la feroz indiferencia y constante boicot del gobierno provincial de ese 2014 (Carolina Lavori), el Observatorio Malvinas fueguino –el mismo que dijo que el Foradori-Duncan era “positivo” y “auspicioso” en 2016* y hoy dice lo opuesto- y la propia legislatura, lamentablemente en 2016 lo perdió. A causa de esto, ese mismo año pedí que un texto malvinero fuera incorporado en el caso de existir algún proyecto de reforma constitucional*.

 

En el 2017, la Gobernadora Rosana Bertone presentó un pedido formal a la legislatura para realizar una Enmienda por Malvinas*, tomando como esquema la idea de lo que nosotros presentamos en 2014. Tal cual lo dice no solo la presentación del Ejecutivo, sino el propio el Secretario de Jorge López*.

 

Lamentablemente, ni el spot publicitario*, ni el discurso inaugural de de las sesiones* de 2017, ni el discurso del 2 de abril de ese año* en la plaza Malvinas de Ushuaia, convencieron a los legisladores fueguinos de analizar con seriedad la iniciativa. Y así, como ya dije, gracias el boicot de algunos, las especulaciones políticas* de otros, la ignorancia, y la indiferencia de muchos, esta iniciativa malvinera, en tiempos de desmalvinización, volvió a caer en saco roto.

 

- En esta nueva conformación de la legislatura fueguina muchas propuestas de años anteriores fueron tomando forma de realidad, y no solo las nuestras, como es el caso de la presentada en 2016 para reglamentar y aplicar la ley 1020* o la destinada a incorporar contenidos malvineros en las currículas* de todos los niveles educativos (como lo pide la ley 817/201)* y crear una materia específica sobre Malvinas*, sino de otras personas, como es el caso de Luis Escobar; quien ya en 2016 propusiera y tratara de lograr colocar Malvinas en las remeras deportivas de la provincia*. Hasta veo cercano un pedido para declarar la innegociabilidad de nuestros recursos* que no prosperó en 2016 para frenar el impacto del Foradori-Duncan, a pesar de haber sido apoyado formalmente por varios sectores.

 

Apoyamos y nos ponemos a disposición

 

A los malvineros, el que algunas iniciativas que anteriormente no habían prosperado hoy vuelvan a aparecer para -en algunos casos perfeccionarse- y tener la posibilidad de realizarse, nos llena de esperanza. Por lo que, en este caso en particular, apoyamos toda gestión destinada a retomar la idea de lograr guardapolvos malvineros en nuestra provincia, y ser epicentro de que esa idea sea replicada a lo largo y ancho de todo nuestro hermoso e inmenso país.

 

También nos ponemos a disposición del cuerpo legislativo provincial a los efectos de colaborar, no solo en la construcción y análisis de esta iniciativa, sino también en la creación del Archivo Oral por Malvinas*, en participar activamente en la cuantificación y denuncia que debe la provincia realizar al Reino Unido* y las empresas que pescan ilegalmente en Malvinas dentro -y no- de las 12 millas (Asunto nº379/2020)*, o en cualquiera de las 17 que presentamos el año pasado, correspondientes a las que fuimos proponiendo en dicho cuerpo desde 29 de diciembre de 2015 a marzo de 2020, en mesa de entrada de presidencia el 11 de agosto (192 fojas con nºreg.1048)*. O cualquier otro proyecto atinente a la Cuestión Malvinas.

 

Resumen ejectuvido del informe redactado

Por Luciano R. Moreno Calderón*

Co-fundador de la Unión Malvinizadora Argentina

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS