martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1021

Entrevistas | 14 ago 2021

Entrevista al Dr. Eduardo Barcesat

Malvinas y la inhabilidad moral para ocupar cargos públicos


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

Luego de que el Senador Nacional fueguino Pablo Daniel Blanco* (U.C.R), presentara un proyecto en la Cámara alta para que todos aquellos que expongan públicamente posiciones que sean contrarias a la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional (en adelante CN), no puedan presentarse como candidatos a ocupar cargos electivos, Pal´Sur, luego de entrevistar al autor de la iniciativa*, se comunicó con el constitucionalista Eduardo Barcesat, para conversar con él sobre la constitucionalidad y necesidad de hacer efectiva esa propuesta.

 

 

-¿Qué le pareció el proyecto que presentó el senador Nacional fueguino Pablo Blanco?

 

El proyecto me parece excelente. Incluso cuando se conocieron las desafortunadas afirmaciones de la candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio por la Ciudad de Buenos Aires, escribí una nota crítica que fue publicada en dos medios*, e hicimos conocer a la provincia Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur (en adelante TDF, AieAS) y la iniciativa del Senador pone en estado operativo esta descalificación que, entiendo, debe hacerse con respecto a quien violenta la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional; porque si bien tiene todo el derecho de opinar o decir lo que parezca, lo que no puede es postularse a un cargo público aquella persona que va a tener que jurar el deber de obediencia a la supremacía constitucional y a la propia CN, donde claramente, se reivindica la soberanía argentina "sobre las islas Malvinas, las Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte del territorio nacional".

 

Esto está ahora puesto en un proyecto para inhibir la integración de listas para ocupar cargos públicos, podría generar una cobertura ante que quienes sienten que las islas Malvinas no son de titularidad del pueblo argentino, tal cual lo establece la cláusula transitoria de nuestra constitución, y por lo cual no podrán ejercer cargos públicos. Podrán ejercer su libertad de opinión, pero carecen de la idoneidad moral que requiere ocupar una función representativa del pueblo argentino, que mayoritaria y abrumadoramente comparte lo que establece esta disposición constitucional, y por lo tanto es un alzamiento contra ese deber de obediencia a la supremacía de la CN que establece en su artículo 36.

 

Yo espero sinceramente que el proyecto avance y se convierta en Ley de la Nación, y el Congreso invite a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a las demás provincias y obviamente a la Legislatura Provincial de TDF, AeiAS, a que adopten igual disposición para los cargos provinciales.

 

- ¿Que le respondería a quienes dicen que este proyecto limita la libertad expresión?

 

La cuestión no es que coarte la libertad de expresión, ya que puede decir y publicar lo que quiera sin ningún tipo de censura previa. Lo que no puede, es ocupar cargos públicos, por evidentemente al prestar juramento, bajo cualquier fórmula que elija para ello, tiene el compromiso de "cumplir y hacer cumplir la CN, la cual, en una cláusula muy señera y sentida, establece prescripción imprescriptible e inalienable de que las Islas Malvinas son de titularidad del la Nación argentina, por lo cual ya ingresaría violentando.

 

- En el caso del actual diputado nacional Fernando Iglesias*, ¿se puede pedir algún tipo de sanción por sus dichos?

 

Desde la reforma del año 1994 es imperativo para todo argentino sustentar el reclamo de soberanía argentina sobre los territorios. De modo que, cuando pretenda renovar su actual cargo institucional, debiera enfrentar esta inhabilidad que preconiza el proyecto del senador Blanco. Ahí no habría aplicación retroactiva. Creo que media una inhabilidad moral para quienes hayan sostenido este tipo de conceptos, además de un alto grado de desconocimiento de la doctrina de las Naciones Unidas, que sostiene que la ocupación colonialista no genera derecho de autodeterminación.  

 

Yo creo que las posturas estas, de la candidata historiadora, de Beatriz Sarlo, son bastante ridículas, muy torpes. No se trata de un patrioterismo báculo, sino que se trata de geopolítica del Siglo XXI. Tienen que ponerse a estudiar la estrategia moderna, que cuya situación actual es de depredación y militarización. Si esto lo vamos a dejar pasar, estamos cometiendo un gravísimo error y fatal para nuestras propias aspiraciones tener voceros en nuestro propio territorio que salgan a decir estas gansadas.

 

El proyecto del senador Blanco muestra operatividad en lo que veníamos diciendo, que es digna de reconocimiento. Lo pudo haber hecho el gobernador fueguino cuando le envié mi trabajo señalándole las manifestaciones, para aprovechar el momento de sensibilización social y darle para adelante, como hizo el Senador.

 

Por Luciano R Moreno Calderón*

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS