martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1021

Análisis | 18 ago 2021

Por Walter Castro 

España, Inglaterra y EEUU, socios con recursos de Argentina


Por:
Walter Castro 

La primera temporada del año para la flota conformada por los dieciséis buques españoles que faenan en nuestro país con licencias kelpers, bajo pabellón de la unión Jack, pese al haber estado demorada por brotes de Covid y al mal tiempo en nuestra Patagonia fue muy buena, generalmente a la abundancia le sobreviene un periodo regular, por eso se pensó desde el sector armador que a las 58.500 (t) de Calamar Patagónico Argentino (Loligo, Gahi) les seguiría un periodo de menor capturas, muy por el contrario, según los datos emanados por el Departamento de Recursos Naturales del Gobierno de Malvinas la tendencia marca que las capturas serán aún mayores en la segunda parte del año.

 

A la fecha se han capturado 72.000 (t) lo que traducido en números demuestra que en los primeros 15 días de esta segunda temporada la flota compuesta por SOLO dieciséis (16) buques arrastreros alcanzó las 14.000 (t) equivalentes según mi calculadora a casi unas 1.000 (t) diarias por barco, de mantenerse este promedio y esta tendencia actual de capturas, esta flota seguramente va a superar su propio record registrado en Malvinas hace más de veinticinco años (1995) cuando llegaron a capturar casi cien mil toneladas (98.409 t) de calamar argentino y extraídos de nuestro país, estas mismas capturas ya fueron transbordadas en el fondeadero de Malvinas muy pocas de las mismas llegan al muelle Stanley y menos aún a puertos patagónicos.

 

La temporada finaliza el 30 de septiembre y el nivel de capturas muestran que el recurso es sostenible eso se demuestra a través de los cuatro (4) años de descargas en alza, hasta que sobrevino el estallido del Covid así y todo en el año 2020 las mismas bajaron apenas a 60,737 (t).

 

Ya habiendo superado ampliamente las capturas del año pasado, ahora la meta, restando un mes y medio aún de temporada, es superar las capturas del año 2019 en el que se registró el record de este siglo con más de ochenta mil toneladas (80.334 t).

 

Un detalle que no podemos obviar es el que mientras estos buques con licencia están plenamente operativos, la flota potera nacional se encuentra amarrada en los distintos puertos de nuestro país y tampoco es menor que la inmensa mayoría de buques arrastreros congeladores que están en la zona debido a una fabulosa integración vertical responden mayoritariamente a empresas de capital español.

 

A la vez que toda esta operación descripta anteriormente se desarrolla al sur de nuestro territorio con licencias irregulares otorgadas por un gobierno de ocupación, EE.UU a través de la administración nacional oceánica y atmosférica (NOAA) dio a conocer en agosto su informe bienal de 2021, el mismo es referido sobre la mejora de la gestión de la pesca internacional, del informe en cuestión se desprende que EE.UU persigue a 31 países por ejercer pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

 

China, Costa Rica, Guyana, México, La Federación Rusa,Senegal y Taiwán son señalados por actividades de pesca INDNR y tener buques involucrados en pesca ilegal en el periodo 2018-2020.

 

Las pretensiones de este proceso es ser una herramienta “para apoyar una marina internacional eficaz” afirma la NOAA que a su vez se compromete a trabajar “con cada uno de los países y entidades identificados para mejorar sus prácticas y normativas pesqueras”.

 

La misma agencia será la que certifique negativa o positivamente a estos países para el próximo informe bienal y no será menor el detalle de la calificación obtenida ya que una certificación negativa dará lugar a restricciones de acceso a puertos estadounidenses para buques pesqueros, tal es el caso de México que ya fuera señalado en el informe 2019 y que acaba de recibir certificación negativa en el 2021 por no revertir el flujo de pequeñas embarcaciones que pescan ilegalmente en aguas estadounidenses del golfo de México.

 

La otra dura sanción que promete la NOAA seria de un cumplimiento un poco más complicado, ya que de dar negativa la certificación en dos periodos consecutivos la administración asegura que los países afectados enfrentaran “POSIBLES restricciones a la importación de pescado y productos pesqueros, provenientes de esos países...”

 

Aquí como vemos deben recurrir al potencial ya que se complicaría mucho hacer efectiva la medida sin afectar a socios comunes como por caso:España que en el último seguimiento realizado a flotas migrantes a través del seguimiento satelital lidero nada menos que con China en el apagado de dichos sistemas, el mayor número de barcos los aporto el gigante Asiático, pero la pesca con la mayor cantidad de horas con los sistemas de rastreo satelitales apagados los lideró España

 

Otro caso controversial será sancionarse a sí mismo ya que hoy la gigante multinacional pesquera Ex española “Iberconsa” fue adquirida por el fondo de inversión propiedad de Tom Gores con lo cual el grupo paso a ser de capitales norteamericanos, dicho grupo tiene operaciones varias pero en el Atlántico tienen en Senegal, Namibia y Argentina, deberán poner la lupa en la realización de las prácticas y costumbres del grupo en estos países, por solo citar un ejemplo en Argentina hace escasos meses recambiaron dos de sus buques más emblemáticos, sería sano saber el destino de esos buques, para no verlos repintados de otro color operando en otros caladeros o cambiarles el nombre y que aparezcan pescando en Malvinas algo que han sabido hacer la mayoría de los grupos españoles pese a que la legislación Argentina es clara al respecto.

 

Demás esta recordar que la mayoría de estas descargas se realizan en transbordos con lo cual se podría caer en la pesca No Declarada.

 

Y más difícil será aun sancionar a China con la no importación de productos pesqueros por parte de Norteamérica, cuando hasta no hace más de dos años Estados Unidos venia importando desde China por algo más de dos mil seiscientos millones de dólares (US$ 2.600 M) anuales.

 

Sera cuestión de tiempo para ver el accionar entre países queriendo hacer cumplir medidas para unos si y otros no mientras tanto evidentemente estaremos en un peligroso coctel de poderío bélico, relaciones estratégicas y un mundo aparentemente subordinado y signado a sostener una ínfima minoría en el lomo de una inmensa mayoría que cada vez cuenta con menos elementos para sostener.   

 

*Por Walter Castro 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS