viernes 30 de septiembre de 2022 - Edición Nº1395

Soberanía | 19 sep 2022

Por Jorge Alegrechy ✍️

💧 Agua y saneamiento, factores para el desarrollo


Por:
Jorge Alegrechy ✍️

La cobertura de agua y saneamiento se relaciona directamente con la salud, la calidad de vida y el desarrollo humano de la población y su accesibilidad garantiza la reducción de la mortalidad infantil, el mejoramiento de la salud materna, el combate contra las principales enfermedades, la erradicación de la pobreza extrema y la seguridad de un medio ambiente sostenible.

 

Argentina continental tiene un territorio donde el 70% de su superficie es árida o semiárida, con provincias con frecuentes sequías y/o inundaciones; regiones donde el acceso al agua está ligado a la incidencia de los períodos de lluvia, etc. Sin embargo, tiene un potencial de recursos hídricos que con una planificación estratégica puede lograr un desarrollo y resolver problemas sociales y ambientales en diferentes áreas (hábitat, salud, energía, alimentos, etc.)

 

Tenemos ríos y lagos a lo largo y ancho de nuestra geografía y un litoral marítimo de recursos extraordinarios con que se pueden resolver los problemas que nos aquejan. Con voluntad política y con empresas energéticas nacionales, dejando de considerar como mercancías los recursos estratégicos de servicios de agua y saneamiento, y considerarlos como bienes esenciales para la vida y obligados a ser universalizados, se logra.

 

En 1947 fue creada la empresa Agua y Energía Eléctrica (AyE), con su constitución se definió su objeto social, definido como “Estudio, proyecto, construcción y administración de las obras para riego y defensa de los cursos de agua; de las obras y explotación de centrales eléctricas, medios de transmisión, estaciones transformadoras y redes de distribución para la venta de energía eléctrica; compra y venta de energía eléctrica a terceros, sea para sus propias necesidades o a los efectos de su distribución como servicio público”, entre otras funciones. Posteriormente se incorporaron a Agua y Energía Eléctrica funciones relativas al inventariado y evaluación de cursos de agua y otras fuentes para riego, consumo y generación de energía hidroeléctrica.

 

El Plan Quinquenal (1947-1951)  un programa de grandes obras públicas que preveía la construcción de grandes diques; el regadío de extensas zonas; la provisión de agua potable y la ejecución de desagües de cloacas y pluviales para numerosas ciudades y pueblos del país. A través de la empresa AyE  se destacan en este periodo la puesta en funcionamiento de diques y centrales hidroeléctricas tales como Los Quiroga en Santiago del Estero, el Escaba de Tucumán y El Nihuil en Mendoza y los proyectos de construcción de centrales hidroeléctricas en todo el país.

 

Hidronor (Hidroeléctrica Norpatagónica) S.A., creada en 1967, fue una empresa pública privada, bajo la forma de sociedad anónima con mayoría estatal, encargada de la producción, distribución y comercialización de energía hidroeléctrica, así como la evaluación y construcción de centrales hidroeléctricas en la zona del Comahue. Hidronor  S.A. construyó y gestionó las centrales hidroeléctricas de El Chocón, Planicie Banderita, Arroyito, Piedra del Águila, Alicurá y Pichi PicúnLeufu, llegando a generar más del 40% de la electricidad del país e incrementar las zonas de regadío en toda la región.

 

Las concesiones de las centrales hidroeléctricas están a punto de vencer y es el momento que el estado se vuelva a ser cargo de ellas y  revertir la situación creada por  las privatizaciones de los años 90.

El agua y el saneamiento debe considerarse política de Estado. Hay capacidades tecno-cognitivas para llegar a la meta de acceso a agua y saneamiento para el total de la población. Las empresas citadas, más algunas provinciales nos han demostrado que se puede, con planificación y obras hídricas como embalses, acueductos y Canales de riego se pueden transformar zonas áridas y semiáridas en verdaderos oasis artificiales como en Mendoza, San Juan, en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, en el valle inferior del río Chubut, etc. Además con plantas de potabilización de agua, redes de agua potable y cloacales, plantas de tratamientos cloacales han permitido reducir los casos de hepatitis, los cuadros de diarrea infantil y mortalidad infantil.

 

Teniendo ríos entre los más extensos del mundo y un litoral marítimo fabuloso, además de agua y saneamiento, debemos pensar en aprovecharlos para otros desarrollos, como tener  una marina mercante y grandes astilleros.

 

Jorge Alegrechy

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS