lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Soberanía | 20 ago 2023

Dr. Luis R.Moreno ✍️

🧯 La industria no está en la agenda de Milei, y Tierra del Fuego será la más afectada


La industria no está en la agenda de Mile y la apertura absoluta de la economía en condiciones de feroz competencia mundial, conducirá al desmantelamiento de la actividad instalada, principalmente la metal-mecánica y la electrónica. Si a ello le sumamos la eliminación de la inversión en la investigación científica y la subvención de proyectos tecnológicos o de investigación aplicada, ni siquiera existe una potencial salida en un futuro lejano. Esto significa, en los hechos, que iríamos hacia un camino de desindustrialización que en argentina absorbe casi el cuarenta por ciento de la demanda de trabajo formal.

 

Y en este rubro Tierra del Fuego se encuentra en un punto crítico. Si se eliminara la Ley 19640, como ha sido anunciado por el candidato, no solamente caerían puestos laborales, sino que generaría un efecto domino que recaería en todas las actividades, de servicios, consumo e informales.  Definitivamente. No hay ninguna actividad, ya sea esta primaria, secundaria o industrial, al igual que el comercio y el consumo, que no esté claramente afectada por los beneficios fiscales y tributarios que establece la ley.

 

Más aún. Terminar con los beneficios fiscales que hoy tenemos los fueguinos, que fueron creados  para contrarrestar las deseconomías de vivir en un isla alejada de los centros de consumo y abastecimiento, produciría un doble efecto; pagar tributos en el orden del 30 por ciento que hoy no se pagan, y un terrible encarecimiento de la canasta familiar. Vale decir que estaríamos atrapados en un esquema con desocupación exponencial, significativo aumento de los bienes de consumo y fuerte caída del poder adquisitivo por la aplicación de los impuestos nacionales.

 

Por supuesto que esto genera consecuencias directas. En el plano de la actividad privada el cierre de comercios sería el espejo del desempleo y el desbarrancamiento de los ingresos fijos. Idéntica suerte correrían los servicios. Carpinterias, contrato de personal en cualquiera de sus modalidades, transporte, servicios educativos privados, etcetera, etcétera.

 

Es decir. Para una política en relación a la que se plantea, en Tierra del Fuego sobraría un tercio de su población. Nadie puede pensar en su sano juicio que medidas de esta naturaleza, solo tendrían una incidencia relativa. Incluso, debe recordarse, que con un plan económico como el de los 90, infinitamente menos nocivo, llegamos a tener los índices de desocupación más altos del país y podían verse las consecuencias en los carteles con la leyenda “se alquila” en la calle San Martín.

 

Por otra parte, la eliminación del Ministerio de Infraestructura y la confección de un presupuesto de recorte fiscal más audaz que el propuesto por el propio FMI, paralizaría la inversión nacional en esta provincia, que es mucha y diversificada, y con ello la actividad de la construcción que es una de las variables de mayor incidencia en la tasa activa de empleo en Tierra del Fuego.

 

También nuestra empresa de bandera, Aerolíneas Argentinas, que es el único medio de transporte público que nos vincula con el resto del país, tendría los días contados, ya que entra en la esfera de las empresas que el estado se desprendería, lo cual nos privaría de un instrumento vital para el desarrollo turístico y un encarecimiento ipso facto de las tarifas aéreas.

 

Si bien las propuestas económicas del candidato más votado de las PASO son erráticas, y tiene una llamativa capacidad de improvisación, es probable que, al tenor de los anuncios económicos, solo sectores muy precisos y concentrados serán los beneficiados con sus medidas. A saber: el sector financiero; los exportadores de granos (léase Viterra , COFCO, Bunge y Cargill que dominan el mercado); los exportadores de minerales (Anglo American plc, Anglogold Ashanti, Livent, entre otras), las exportadoras carneas y paremos de contar.

 

Decididamente nuestra provincia austral no se encuentra en ninguna de estas posibilidades, sino que estaría en serio riesgo, el esquema de subsidios a los servicios, el concepto de zona que en muchos casos duplica el cálculo de los sueldos públicos y privados.

 

En fin. Esto es lo más cercano a la icónica imagen de Nerón que prende fuego a la ciudad de Roma mientras que desde su palacio tocaba la lira y ensayaba discursos apologéticos inspirado en los dioses (que no tardaron en abandonarlo).

 

Por ultimo. Y aclaro por las dudas, en estos tiempos que se ha puesto de moda la muerte de los carteros o de quienes traen malas noticias, que no pertenezco a ningún partido. No cobro ningún sueldo estatal, ni tengo ninguna prebenda del estado. Tampoco soy jubilado ni pensionado. Soy simplemente un ciudadano que ama esta provincia...

 

Dr Luis Moreno,

Abogado, Economista, Legislador MC cuando la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur era Territorio Nacional;  

Autor de los libros “Los tiempos de Tierra del Fuego”; “la deuda de Tierra del Fuego”; “invertir en Tierra del Fuego”; “Como salir de la crisis” y ensayos económicos vinculados a la región “El desafío de la Patagonia”, “Nueva Constitución y desarrollo regional”, entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS