domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Patagonia | 18 nov 2023

edulcorando el ecocidio del atlántico Sur 🇬🇧

🏴‍☠️ La cancerígena hipocresía colonial británica não tem fim


La ilegítima gobernadora colonial de nuestras argentinas Islas Malvinas, Alison Blake, a los efectos de usar la opinión publica activista en la protección del Medio Ambiente para sus planes de impune saqueo territorial e ictícola, anunció junto con James Claverly y otros semovientes, que “celebran la declaración de Georgias del Sur como área de protección terrestre y marina”.

 

Según exponen los responsables de este engañoso anuncio de falsa bandera, este estatus que supuestamente celebran, no significa un “cierre el acceso a la isla” sino que “se trata de permitir actividades que resulten sustentables y asegurarnos que la sustentabilidad continúe en el futuro“. Es decir, aparentar la protección de un territorio que ilegalmente ellos depredan sin control alguno.

 

Explican desde la colonia, que esto sirve como demostración de la tarea que la usurpación británica lleva adelante para administrar el robo de los recursos argentinos de manera “sustentable”, y que están “encantados de contar con una de esas cosas tan raras y únicas como es la de un ecosistema en recuperación”. Espacios de soberanía indiscutidamente argentina que ellos llaman Territorios de Ultramar Británicos, y que si están en algún tipo de recuperación es por su insaciable actividad colonial depredatoria.

 

Para que quede claro, sobre este anuncio que pudiera parecer positivo para cualquier apátrida ignorante, si ese ambiente está en “recuperación”, como ellos mismos dicen, es producto de la ilegal y depredatoria sobreexplotación pesquera que criminalmente permiten con licencias ilegítimas y cuyo rédito les permite hacer rentable (económica y políticamente) la militarización de las Islas Malvinas que les permite hacer metástasis a las demás islas fueguinas del Atlántico Sur, y luego al Territorio Antártico Argentino, también fueguino.

 

Para que estas palabras desprendidas de una noticia, que pareciera aislada de algo que quiere plantearse como un anuncio de buenos augurios no queden como eso, sino que nos permitan profundizar en algunos datos de relevancia en la historia reciente de la centenaria usurpación británica, es importantísimo recordar que el impacto depredatorio británico que hoy se pretende mostrar como tendiente a atenuarse viene de larga data, y no fue producido por la gripe aviar como pretenden decir hoy y quisieron hacerlo también a mediados de 1996.

 

En 1996/97 en las islas Malvinas se hizo un estudio que probó que, gracias a las ilegítimas licencias sin control, murieron millones de pingüinos1, a los cuales el apetito de colonial británico los sometió a la peor de las muertes: por inanición. Una muerte lenta producida por la premeditada sobreexplotación del recurso que les bridaba alimento a las diezmadas poblaciones de pingüinos que ahora fingen interés en proteger.

 

Sin ánimos de ahondar en este artículo sobre el estudio serio que probó irrefutablemente el premeditado ecocidio2, lo que es importante destacar, es que terminó sepultado por el poder inglés que no podía permitir que se frenara o atenuara la depredación pesquera, y que no solo tapó esto para poder seguir robando los recursos, sino que, a quienes lo hicieron -como el biólogo Mike Bingham- los quisieron matar, amenazaron y expulsaron de Malvinas. Y a tal punto es esto cierto, que la propia Corte Suprema sentenció que “el Gobernador, el Primer Mandatario, el Fiscal de la Corona y los miembros electos del Concejo Directivo (todas ilegítimas autoridades puestas a dedo por el cáncer británico), cometieron actos de abuso a los derechos humanos”, cuestión que el mismo tribunal, sin ambigüedades, describió como "moral e inconstitucionalmente indefendible".

 

Si hay que proteger los recursos argentinos y fueguinos de nuestras Islas del Atlántico Sur deben ser los argentinos y los fueguinos quienes los protejan, y debemos protegerlos de los propios usurpadores.

 

Pero hoy, lejos del proteger nuestros recursos, tenemos un gobierno provincial fueguino que se niega a denunciar la pesca ilegal en Malvinas y a las empresas3 que se llevan el recurso a la Unión Europea; un gobierno provincial que lejos de reclamar a ese bloque solo busca  vincularse de la mejor manera sin hacer un solo reclamo4 al respecto. Un gobierno provincial que permite la instalación y puesta en funcionamiento de un radar británico en el Corazón de la Isla Grande de Tierra del Fuego5, y que sin chistar avala y facilita la explotación de recursos hidrocarburíferos en el Mar Argentino por parte de empresas británicas pro kelpers.

 

Por

Luciano R. Moreno Calderón

https://twitter.com/UMalvinizadora

 

FUENTES

1_ Celebran en Stanley y Londres, declaración de Georgia del Sur como área de protección terrestre y marina

https://es.mercopress.com/2023/11/10/celebran-en-stanley-y-londres-declaracion-de-georgia-del-sur-como-area-de-proteccion-terrestre-y-marina

2- Gobierno de las Malvinas 'culpable' de actos abusivos de los derechos humanos en la Suprema Corte

 https://www.seabirds.org/malvinas7.htm

3_ La complicidad del Gobiernos Fueguino en la pesca Ilegal de Malvinas y el robo de los hisdrocarburos.

https://palsur.com.ar/nota/1492/-----tierra-del-fuego-si-paga-a-traidores/

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS