s谩bado 25 de junio de 2022 - Edici贸n N潞1298

Entrevistas | 28 feb 2022

馃嚘馃嚪 Con Malvinas en el pecho

馃ゼ Se entregaron los guardapolvos malvinizadores: "Es muy gratificante ver la concreci贸n de una iniciativa"


Por:
Lic. Laura Ines Funes

Pal Sur dialogó con el presidente y fundador de la Unión Malvinizadora Argentina (UMA), Luciano R. Moreno Calderón*, quien expresó su alegría y emoción por la entrega de los guardapolvos ya malvinizados* en la Plaza Islas Malvinas de la Ciudad de Ushuaia, que se hizo producto de la aplicación de la Ley Thiago sancionada por la Legislatura provincial fueguina en 2021.

 

El fueguino es uno de los redactores del antecedente que dio origen a dicha norma que torna obligatoria la incorporación de un logo con Malvinas en los guardapolvos y uniformes del sistema educativo público y privado.

 

 

Cada * te lleva a un sitio web

↓-ENTREVISTA-↓

 

LF - ¿Como viviste la entrega de los guardapolvos con Malvinas en el pecho que se realizó en la Ciudad de Ushuaia a los alumnos fueguinos?

 

Ver los guardapolvos con el logo de Malvinas es una imagen hermosa. Inolvidable.

 

Así como recuerdo que celebré mucho la sanción de la "Ley Thiago Nahuel"(Video)* y que me esperancé aún más con su promulgación (decreto 2587/21*), también sé que nunca voy a olvidar cómo se me infló el pecho al ver los guardapolvos con los logos de Malvinas siendo entregados a los alumnos fueguinos, en la Plaza Municipal Malvinas de mi amada Ciudad de Ushuaia"*

 

Es muy gratificante ver la concreción de una iniciativa que muchos vimos y vemos como una estrategia eficiente de malvinización; -hoy un hito fundamental en la tarea educativa malvinizadora-, y un inmenso logro colectivo por su clara sinergia entre la ciudadanía joven y espontánea de nuestra patria (Thiago), las organizaciones dedicadas a la Cuestión y las instituciones fundamentales de nuestro sistema democrático y republicano. Una comunión por Malvinas condujo a la aplicación de esta estrategia educativa, que comenzará a implementarse en un año tan importante para el corazón malvinero en general y para el fueguino en particular.

 

LF - Mediáticamente la sanción de Ley tuvo un muy buen impacto, incluso a nivel nacional. ¿Qué impacto tuvo la iniciativa en la comunidad malvinera?

 

Con la sanción de la Ley Thiago (Nov 2021) hubieron varias personas de diferentes provincias y espacios que me contactaron para expresar su alegría y decirme que la iban a tratar de implementar en sus jurisdicciones. Luego también existieron impulsos desde las provincias, por ejemplo Misiones, tal cual me lo comentara el VGM Evelio Castelnovo en una entrevista que le realicé para saber de su reunión con la Diputada Nacional que asumió con la bandera del Reino Unido, Norma Sawicz, quien me comentó que ella misma se había comprometido a impulsar este año (2022) una iniciativa similar a la fueguina en dicha provincia (Entrevista*). En Chubut*, de donde es Thiago (Comodoro Rivadavia), también buscarán sancionar una ley en este sentido.

 

Hoy la entrega del guardapolvo intervenido es un nuevo impulso propagandístico y el más eficiente, porque la concreción de un objetivo y su exhibición es un impulso sin igual en el incentivo a sumarse. Es decir, este paso fueguino en la malvinización interna-provincial, puede tener un largo alcance nacional-federal. A tal punto es cierto esto, que el Senador Nacional fueguino Pablo Daniel Blanco*, ya implantó desde su rol -con un proyecto- la necesidad de que la Ley Thiago sea replicada a nivel nacional*.

 

Por esto desde que presenté la iniciativa en 2015 -hoy antecedente de la ley Thiago-, afirmo que hay que entender la propuesta y la entrega de los guardapolvos, como el puntapié para también poder hacer efectivas otras iniciativas educativamente más suculentas y que apuntan a lo mismo: malvinizar. Si desde TDF, vamos a "exportar" ideas, creo que podemos brindar otras complementarias y que pueden tener nuevo impulso con la federalización de la Ley Thiago.

 

Específicamente, en Tierra del Fuego AeIAS, hay una Ley del año 2010 (hoy inaplicada) que habla de crear un Consejo abocado a generar contenidos curriculares en los tres niveles educativos referentes a la Cuestión y la Causa Malvinas. Es decir: una ley que busca impartir los conocimientos necesarios para la defensa del interés nacional en los mismos niveles en los cuales se va a aplicar el logo de Malvinas para los guardapolvos. Esta es la Ley Nº 817*-.

 

En 2015 la UMA presentó una iniciativa* junto con la Red Compromiso Social por Malvinas, integrada por el VGM Martín Aranibar (que es uno de los veteranos que confeccionó la Ley 817/2010 y con quien hicimos el proyecto de los guardapolvos en 2015), donde planteamos crear un Consejo ad honorem para que genere contenidos educativos acerca de la protección de la biodiversidad, el medioambiente y la soberanía en el Atlántico Sur y que dichos contenidos -luego aunados en una materia al final del último año-, estuvieran íntimamente vinculados a nuestros intereses nacionales y la Cuestión Malvinas; que es importante decirlo, no es solo la recuperación del ejercicio pleno de soberanía sobre dos islas, sino de poco mas de 6 millones de km2 que resultan de incluir en la usurpación de Malvinas las Islas Georgias del Sur, las Sandwich del Sur, y su proyección colonial a nuestro sector antártico Argentino, al cual en 2012 ya nombraron Tierra de las la Reina Isabel II*.

 

En 2015 proponíamos que dicho cuerpo de análisis curricular pusiera foco en las temáticas del mar y su conocimiento para su protección integral para enriquecer nuestros argumentos y posicionamientos, siendo incluso un pilar conceptual los objetivos del Proyecto Pampa Azul*. Esta iniciativa de 2015 no solo no fue tenida en cuenta, sino que ni siquiera incentivó a que se aplicara la Ley 817 de 2010, que ya para esa fecha -y hasta hoy- solo era un texto.

 

En octubre de 2020, la UMA le pidió al Bloque del Partido Verde* hiciera un pedido de informes al Ejecutivo provincial fueguino* sobre el estado de aplicación de la Ley 817 que inmediatamente envió, y para que en el caso de que no esté siendo aplicada empiece a aplicarse y se analice la posibilidad de integrar (progresivamente) los conceptos que veníamos tratando de incorporar desde 2015. Este pedido jamás fue respondido y claramente no motivó en el Ejecutivo provincial la necesidad de comenzar a aplicar la ley en favor de la divulgación de nuestros intereses soberanos, que mediáticamente parece tan comprometido con intentar inculcar. Hasta el día de hoy no hemos tenido respuesta. Lo volvimos a pedir a la Legislatura*, en la comisión específica (de Educación), presidida por Emmanuel Trentino (FORJA)*, y también en la específica de Malvinas (Nº7) y todavía no hemos tenido respuesta.

 

LF- ¿Además de estas críticas que expresás, alguien planteó críticas al proyecto?

 

Críticos bienintencionados y de los otros, hay siempre. La crítica es constructiva, incluso cuando quien critica -con o sin razón- quiere destruir. Cada vez más, todo es opinable.

 

Hubieron algunas personas que esgrimieron su parecer, pero creo que desde el desconocimiento real de los proyectos que generaron la ley, su tratamiento, su proceso y análisis en la legislatura fueguina y obviamente su vinculación con otras iniciativas educativo-malvineras en la provincia, de la cual esta entrega de guardapolvos es un puntapié, tal cual lo dije siempre.

 

Nadie que haga un análisis serio y medianamente inteligente de cómo se gestó y a qué apunta la "Ley Thiago" puede creer que la sola incorporación de una imagen de Malvinas en los guardapolvos, puede ser el final de un camino educativo de algo tan sentido y profundo como lo es todo lo relativo a la protección de nuestros intereses nacionales y la soberanía. Si se quiere hacer un análisis comprometido y sincero de la iniciativa debe ahondarse -de base- en los antecedentes que le dieron origen. Solo de esa manera se puede comprender su trasfondo, en qué marco fue presentada y cuál fue el proceso y la estrategia institucional abordada en la provincia.

 

Algunas personas criticaron la "Ley Thiago" al interpretar que ella había nacido del impulso intempestivo de un cuerpo legislativo luego de una charla escolar, y que solo quería poner Malvinas en un guardapolvo. Y no es así. No es así por lo menos para cualquier analista honesto, bienintencionado y serio que haya leído mínimamente los proyectos que le dieron origen y todo su recorrido mediático e institucional, que se encuentra en documentos oficiales públicos, sellados, fichados y publicitados. Incluso para quien no sea habitué a la lectura, solo basta haber escuchado el discurso del presidente de la Comisión Nº7* de la legislatura provincial fueguina, Federico Sciurano, cuando se aprobó por aclamación y de manera unánime dicha ley.

 

De la boca del Legislador fueguino Sciurano (UCR) en la Sesión* que aprobó la Ley podemos escuchar que lo que se estaba sancionando con fuerza de Ley tenía antecedentes fueguinos, ese antecedente fue lo que la UMA y la Red Compromiso Social por Malvinas presentamos en julio 2015*. Lo que dice el legislador, porque no es necesario ni oportuno, es que el mismo grupo que presentó ese antecedente, poco después (el 2 de octubre, mi cumpleaños) presentó otra iniciativa que buscaba: (1) indirectamente aplicar y perfeccionar la ley 817, (2) enfocándola hacia también a la necesidad conocer y proteger nuestro mar y la (3) creación de la materia al final de la vida educativa obligatoria que abarque todos estos conceptos vertidos durante toda la vida del educado. Todo era un solo proyecto estratégico. Debía nutrirse el símbolo de significados y conceptos, para ser un punto de interpelación diaria.

 

 Lo de los guardapolvos malvinizadores, tiene que ser el puntapié para que en todas las provincias se creen consejos relacionados con la soberanía, la biodiversidad, la protección del ambiente y los recursos, y se cree una materia al final del último año, para que puedan llegar a tener una verdadera noción de lo que nos está arrebatando el colonialismo británico, por qué lo quieren seguir usurpando, y la importancia que tiene para todos los argentinos y las futuras generaciones que Argentina recupere el ejercicio pleno de soberanía sobre esos territorios fueguinos.

 

Ojalá este año, por lo menos en la provincia (TDF AeiAs), se comience a gestionar la creación de ese cuerpo de especialistas ad-honorem y se aplique esta ley de 2010, que nosotros venimos pidiendo hace siete años, sea una realidad educativa, así también, ese mismo cuerpo de especialistas, puede comenzar a crear la materia que desde 2015 venimos solicitamos sea incorporada en el último año de la secundaria.

 

Sería hipócrita de mi parte molestarme por críticas, incluso que no considero inteligentes o bienintencionadas. Siempre sostuve que a este tipo de iniciativas como la Ley Thiago todo argentino bien nacido tiene que divulgar, incluso aún más si no gustan, para mostrar su disconformidad y/o indignación. Lo importante es que compartan y divulguen, porque criticar o avalar son dos maneras de malvinizar.

 

Por Laura I. Funes*

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS