sábado 25 de junio de 2022 - Edición Nº1298

Soberanía | 22 abr 2022

audesprecio para la depreciación

🗡️ Desvalorizarnos para que comprarnos mas barato


Por:
Felix Herrero

"Un líder es un negociador de esperanzas"

 Napoleón Bonaparte.

 

Si un país se declara fallido, sus pertenencias son adquiribles a precios vil. Si en un país se logra convencer a sus pobladores que está fundido o siempre en crisis, se le puede exigir que entregue sus recursos naturales (mar, subsuelo, superficie trabajada) y a sus especialistas y cerebros a cualquier precio, aunque se mantengan las formas de democracia liberal (gobierno del pueblo) pero con un Poder que decide desde afuera (poder financiero de EEUU/Reino Unido o el Poder Financiero Global (PFG). 

 

Algunos países salieron de este flagelo y otros están sufriendo la campaña. Algunos como la República Oriental del Uruguay resurgieron y hoy gozan de notable salud. Otros como la República Argentina sufren el flagelo que se propaga en un autoflagelamiento lamentable. Autoflagelalmiento que realizan los gobiernos vacíos de poder y los grandes diarios como La Nación y el Clarín que han convertido su mesa de doctrina en activos de la autodespreciación. 

 

ARGENTINA NO ESTÁ EN QUIEBRA Y SE MANTIENE MUY LEJOS DE ELLO O CUANDO LA LIEBRE SE LES ESCPA 

 

La campaña contra Argentina es paralizada cuando se compara su situación con la de otros muchos países y frente a las guerras como la iniciada por Rusia, y la calamidad pandémica nacida en países de mayor desarrollo y potencia económica. 

 

Decíamos muchas veces con Jorge Scalabrini Ortiz que en algunas oportunidades a los diarios del convencimiento autoflagelativo se les escapaba su postura planeada. A veces publican lo que no lo hacen nunca, ya sea por razones de periodistas honestos aunque se vean obligados a escribir en forma dubitativa, ya sea para escapar del control de sus patrones, o porque la propia dirección en algunas ocasiones desea manifestarse neutra para hacer valer más aún sus posiciones negativas.. 

 

En La Nación del miércoles 13 de abril, en las págínas 19 y 29 aparecen dos notas que son unas maravillas. En una muy breve referencia al Informe Trabajo e Ingreso. Mercado de Trabajo Tasas e Indicadores Socioeconómicos (EPH) correspondiente al cuarto trimestre de 2021. El crecimiento de trabajo informal o no registrado supera al del trabajo registrado. Esto muestra como el crecimiento está en el sector no registrado, o negro, o informal que cada vez es más importante y atrae a población de otros países de la nación latinoamericana. Estos datos están muy lejos del país de los flageladores y autoflagelantes. Doce millones 600 mil serían los trabajadores ocupados y 900. 000 mil los desocupados considerando solo las 31 principales urbes del país, donde por otra parte, se centran los mayores sectores blancos o registrados con tasas de crecimiento mensual se supone muy superiores al del sector no registrado. Se supone.  En el resto, no medido ni analizado, el ennegrecimiento es por lo tanto mayor si responde al crecimiento demográfico. No hay Argentina en catástrofe, sino una Argentina no registrada, que vive y crece mucho más que muchos otros países del mundo. 

 

EN SEMANA SANTA HAY FLAGELACIÓN IMPERIAL

 

Narran los Evangelios que el judío Jesús fue torturado a latigazos y coronas de espinas en la columna que sostenía el centro imperialista en la colonia de Judá. Esto fue flagelación, que seguiría con portación de la cruz, lanzazos al cuerpo y crucifixión.

 

Existía una corriente cristiana conocida en España como la de los disciplinantes que se manifestaba a favor de la autoflagelación, con golpes de tablas de madera y látigos en la espalda dados por el propio buscador del perdón y el sacrificio por los demás. Se llaman o llamaban porque las propias religiones cristianas no recomendaron propagar el propio flagelamiento. 

 

Como argentinos no debemos aceptar el autoflagelamiento por injusto y de objetivos muy egoístas y antinaturales que se quiere imponer. Hay que impedir la flagelación que nos viene de afuera y el autoflagelamiento que quieren instalar desde adentro.    

 

PARA EL SEÑOR ROMAN EXISTE UNA ARGENTINA QUE INVITA A QUEDARSE

 

En el artículo de la página 29 titulado “También existe una Argentina que invita a quedarse” (La Nación), Luciano Román escribe algunas frases que parecen imposibles que estén publicadas. Cuando las leo -soy lector asiduo de La Nación y nieto de uno de sus corresponsales- me parece increíble lo que veo. No puede creerse lo que se está leyendo en este diario, a pesar de los agregaditos pesimistas que acompañan quizá para hacerlo publicable. Así don Luciano afirma que es de esperar que en las generaciones jóvenes e intermedias sobreviva “una vocación por el futuro…” lo que “… es algo que nos reconcilia con la esperanza”. Registra la Argentina de Cavazzini que tiene una de las empresas de videojuego más importante del mundo, la de la siembra directa, la del desarrollo genético, la de las inversiones en proyectos turísticos innovadores, la de la industria gastronómica, la de los polos tecnológicos como Tandil. Hay que agregar los unicornios de tecnología y biotecnología que son los más importantes en Latinoamérica. Termina Luciano sus reflexiones con una clara distinción entre Poder y gobierno -que desde hace ochenta años supimos aprender a distinguir los argentinos- cuando se nos dice ahora que los símbolos del gobierno no son los símbolos del poder. Así afirma rotundamente que “Tal vez se trata –sí– de hablarles de ese país que está por encima de sus dirigentes, de sus gobiernos, y de su propio deterioro. Y hay una Argentina que no se rinde. Vale la pena reconocerla”.  Y nosotros reafirmamos que hoy hay una Argentina que vive sin líderes ni liderazgos. 

 

 

*Artículo dedicado a Federico Urioste,

director de Hundan al Belgrano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS