lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº1958

Análisis | 12 dic 2022

Lic Horacio Micucci ✍️

🏴‍☠️ La reunión de mercenarios en Lado Escondido ¿es organizada por el magnate inglés por dadivas o para atentar contra la soberanía?


 

¿Por qué, en el asunto de la reunión de personajes claves que expresan sectores del verdadero poder en Argentina, en Lago Escondido*, nadie menciona el posible papel rector del supuesto anfitrión Joe Lewis que, entre otras muchas cosas, tiene un aeropuerto en Puerto Lobos (Provincia de Rio Negro) sobre el Atlántico*?

 

Según la Agencia Télam, los involucrados en ese viaje son Julián Ercolini, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 10; Juan Bautista Mahiques, fiscal general de la ciudad de Buenos Aires; Marcelo D'Alessandro, ministro de Seguridad y Justicia porteño; Carlos Alberto Mahiques, juez de la Cámara Federal de Casación Penal; Pablo Yadarola, a cargo del Juzgado Nacional en lo Penal Económico número 2; Pablo Gabriel Cayssials, titular del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal número 9; Leonardo Bergroth (ex agente de la AFI); Tomás Reinke, presidente de Mediabit S.A.; Pablo César Casey, directivo del Grupo Clarín S.A., y Jorge Rendo, CEO del mismo medio de comunicación.

 

La Agencia Télam informaba*, también, que:

 

“El magnate inglés Joe Lewis, propietario de una estancia en Lago Escondido donde viajaron los magistrados y funcionarios porteños que son investigados por dádivas por la Justicia federal de Bariloche, figura entre los 500 hombres más ricos del mundo, posee inversiones en corporaciones energéticas y se encuentra en conflicto con la ley argentina.”

 

“Lewis tiene además una estrecha relación con el ex presidente Mauricio Macri, que en más de una oportunidad visitó las tierras que posee este millonario en la zona cordillerana de Río Negro, donde también se alojó el ex mandatario estadounidense Barack Obama* durante una visita de Estado que realizó a Argentina en 2016.”

 

“En los últimos años, Lago Escondido se convirtió en un lugar en el cual personajes relacionados con el poder y los negocios mantienen reuniones en medio de un paisaje idílico de ríos, lagos y montañas.”

 

 ¿Es Joe Lewis el que facilita las instalaciones para la reunión y el solaz de esas personas o es el que convoca a los participantes? Y si fuera así, ¿para qué?

 

Es importante responder a este interrogante, porque el magnate podría ser transmisor de sugerencias, indicaciones y planificaciones de organismos del Estado imperialista-colonialista inglés y de la OTAN.

 

El aeropuerto sobre el Océano Atlántico, en el paralelo 42, que es denunciado como propiedad encubierta del inglés Lewis, cuya pista es mayor que la del Aeroparque “Jorge Newbery” de la Ciudad de Buenos Aires, fue habilitado por la Fuerza Aérea, en 2008, con el aval de la ex ministra Nilda Garré* y de la ex - Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

Se dice que los guardias del sector, están mejor equipados que la policía local y tienen acceso a comunicación satelital. El aeropuerto es una verdadera amenaza para la integridad territorial argentina: en dos horas podrían aterrizar en él aviones de guerra ingleses y aviones de gran porte como los que utilizan los miembros de la OTAN, provenientes de la mayor base extrajera en América Latina situada en nuestras Malvinas usurpadas y convertidas en colonia inglesa, y pueden partir a la Argentina Continental en dos. 

 

La pista de aterrizaje está en un lugar conocido como Bahía Dorada, en el paralelo 42, sobre la costa atlántica. Es parte de la propiedad de un latifundio de 40.000 Ha ubicado, justamente, en zona de seguridad de frontera. 

 

El portal "NoticiasNet" de Rio Negro, decía en 2008: 

“Se trata de una propiedad cuyo titular es Nicolás Van Ditmar, presidente y accionista de Bahía Dorada S.A. y Hidden Lake S.A., aunque es un secreto a voces que detrás de la inversión se encuentra el magnate Charles Joe Lewis, quien podría alojarse en el lujoso complejo.”

 

Aproximadamente a la misma latitud sur, pero sobre la cordillera, en tierras que se afirma que son propiedad del magnate inglés Lewis en Lago Escondido, casualmente, también pretende hacer un aeropuerto privado. Aeropuertos alineados en la cordillera y en la costa en manos de súbditos británicos significan peligros para la integridad territorial argentina. En Lago Escondido, Lewis posee otras 13.000 Ha con lo que obtiene un vasto dominio territorial en la frontera oeste de nuestro país. Esas 13.000 Ha corresponden a otra zona de seguridad de frontera.

 

Sumado a lo anterior, a fines de abril de este año 2022, la Legislatura rionegrina declaró de interés público la iniciativa privada, que presentó la firma de origen australiano Fortescue Future Industries S.A, para la realización de todas las obras de infraestructura necesarias para la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables*, con destino exclusivo a la producción del denominado hidrógeno verde y sus derivados. El proyecto prevé la concesión de, al menos, 625 mil hectáreas de “tierras fiscales”, para la instalación de parques eólicos que abastecerán la gran demanda de energía que requerirá la planta de H2V. La concesión es por 50 años, con la posibilidad de extenderlo 25 años más, y el inicio de la producción se prevé para 2026. Australia es parte de la Comunidad Británica de Naciones* y activo integrante de la estrategia militar de la OTAN. Las bases australianas de la OTAN han sido fuertemente reforzadas tanto por EEUU como por el Reino Unido, para completar el cerco con el imperialismo chino en aquella región del mundo.  

 

De esta manera, una franja que va desde la cordillera al Atlántico estaría en manos de capitales vinculados a los colonialistas ingleses, con construcciones de “uso dual” (como dicen los ingleses para vetar compras internacionales de materiales y productos por parte de Argentina): 

1) supuestos “usos civiles”, que en realidad serían de apoyo y colaboración con la ocupación inglesa; y 

2) usos militares para una probable agresión colonialista al continente.

 

Los pedidos de investigación de la construcción del aeropuerto que mencionamos tienen vieja data. En efecto, ya el 8 de abril de 2008, en carta dirigida al Sr. Defensor del Pueblo de la Nación, Dr. Eduardo Mondino, el Diputado Nacional de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, y la Legisladora Provincial, presidenta del Bloque ARI en la Legislatura de Río Negro, María Magdalena Odarda*, solicitaron que se investigara la construcción y operación de ese aeropuerto en la costa atlántica de la provincia de Río Negro. La solicitud indicaba que:

 

…”la propiedad donde está enclavada la pista, sería un campo de aproximadamente 40.000 hectáreas, adquirida por una Sociedad anónima con domicilio en Capital Federal, denominada “BAHIA DORADA S.A.”, cuyo titular, el Sr. Nicolás Van Ditmar, presidente de la firma “HIDDEN LAKE S.A”., propietario del Establecimiento “LAGO ESCONDIDO” sito en El Foyel, entre San Carlos de Bariloche y El Bolsón. Ambas firmas están vinculadas al ciudadano inglés Joe Lewis, a quien consideramos el propietario de la pista de aterrizaje referenciada precedentemente. Que en fecha 18 de marzo de 2008, la Dra. Nilda Garré, remitió a nuestros respectivos despachos, respuesta adjuntando informe producido por parte del Señor Comandante de Regiones Aéreas de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier José Antonio Álvarez, a requerimiento de esa cartera. En dicho informe, se indica:

1.- El trámite fue iniciado ante el Comando de Regiones Aéreas – Dirección de Tránsito Aéreo, mediante expediente Nro. 5.685.640 (FAA) de fecha 04-DIC-07.

2.- La persona que presenta el trámite es el señor Nicolás Bernando Van Ditmar, de nacionalidad argentina, DNI 17.336.840, en su carácter de Presidente de la Firma HIDDEN LAKE S.A. y de la firma BAHIA DORADA S.A., propietaria del predio sobre el cual se ha construido el aeródromo. Siendo el domicilio legal declarado de la firma HIDDEN LAKE S.A. – Marcelo T de Alvear 642 primer piso Ciudad de Buenos Aires y el Domicilio legal declarado de la Firma Bahía Dorada S.A., Maipú 1210 piso 5º Ciudad de Buenos Aires.

3.- El Sr. Joseph Lewis no figura en el expediente y se desconoce si es miembro accionista o directivo de las citadas empresas.”

 

El mencionado Lewis es amigo personal del ex presidente Macri, en cuyas estancias suele veranear. 

 

Varios artículos periodísticos explican que Lewis tiene un hombre de confianza. Se trata de Nicolás Bernardo Van Ditmar, quien es nombrado recurrentemente en los chats filtrados recientemente. 

 

Van Ditmar es quien, oportunamente, sostuvo que estaba dispuesto a defender las propiedades de Lewis con el uso de fuerza letal, “Vamos a defender la propiedad privada con el Winchester en la cintura, con sangre si hace falta”, sostuvo en un acto público.

 

Nicolás Bernardo Van Ditmar, es mencionado también en la carta del 8 de abril de 2008, citada más arriba.

 

Todas estas circunstancias, de enorme magnitud estratégica, debieran ser minuciosamente analizadas por los estudiosos, asesores y funcionarios responsables de estas áreas, tomando medidas al respecto.

 

Resulta extraño que la vinculación de la presencia de funcionarios, jueces y empresarios en la zona de Lago Escondido, recorte cuidadosamente la vinculación con peligros estratégicos sobre nuestra integridad territorial. 

 

La pregunta es, si se trata de un delito de “dádivas” del grupo Clarín a jueces y funcionarios o si se trata de una reunión, bajo la dirección de súbditos ingleses, para acordar objetivos que favorezcan al colonialismo inglés que usurpa nuestras Malvinas.

 

Mientras se distrae a la opinión pública con el peligro mapuche, los ingleses, con la paciencia de una araña, tejen sin prisa y sin pausa su tela de agresión. 

 

Algunos “detalles” a considerar, son:

1.- Tienen la mayor base extranjera de América Latina, la base de Monte Agradable (Mount Pleasant) en nuestras Malvinas usurpadas y colonizadas.

2.- Construyen un puerto de aguas profundas en Puerto Argentino. ¿Será el verdadero centro de operaciones de la explotación de las riquezas que nos usurpan, por ejemplo, la explotación hidrocarburífera frente a las costas marplatenses, mientras algunos ingenuos esperan que ello ocurra en el puerto de Mar del Plata?

3.- Tienen una fuerza militar de gran envergadura.

4.- La base ha servido para entrenar fuerzas de la OTAN que actuaron en Afganistán y se aprestan a entrenar fuerzas militares kosovares, constituyéndola así, en una base de entrenamiento de la OTAN. 

Es bueno aclarar que en los Balcanes hay una feroz disputa estratégica entre las potencias rivales, en momentos en que se aceleran los factores que nos llevan a una Tercera Guerra Mundial, (probablemente similar a la Primera y no a la Segunda). 

 

Publica el periódico Rebelión el 3-08-2022:

 “Kosovo posee el Campo Militar de Bondsteel una de las bases militares más grandes y costosas construidas por los Estados Unidos. Alberga a 4.000 tropas de ocupación. El complejo fue construido en 386,47 hectáreas con un perímetro de 11,27 kilómetros. Construida por la empresa privada Kellogg, Brown, and Root (KBR) y el ejército estadounidense por 350 millones de dólares en Uroševac, cerca de la frontera con Macedonia, Bondsteel tiene un costo de 70 millones de dólares al año, para mantener en activo su propia central eléctrica, depuradoras, helipuerto e incluso Burger King y una Taco Bell. Nada que pueda faltarles a las tropas en esa región, parte de las 800 bases militares estadounidenses en el mundo. La realidad de la construcción de Camp Bondsteel no tiene que ver exclusivamente con Kosovo y la OTAN. Existen intereses geoestratégicos relacionados con los Balcanes, Asia Occidental y la frontera occidental de Rusia. Ya en su momento los medios estadounidenses, en especial The Washington Post había señalado durante la época de decisión de construcción de Bondsteel que “con Oriente Medio cada día más frágil, necesitaremos bases y derechos de vuelo sobre los Balcanes para proteger el petróleo del Mar Caspio”.”

 

Por su parte la Rusia imperialista, instrumenta a Serbia, junto con la China imperialista. 

 

De este modo, con una base China en Neuquén, una posible base estadounidense en la Triple frontera controlando el Paraná, un posible puerto chino en Tierra del Fuego*, la Flota estadounidense en el Atlántico Sur, la base colonialista en nuestras Malvinas, etc. nos llevan a un camino en que nuestro territorio puede ser campo de batalla entre las potencias imperialistas a expensas de nuestras riquezas y de nuestras vidas. Y no sería extraño que esas fuerzas kosovares, se entrenen también para operar en el Atlántico Sur, según la estrategia de la OTAN.

 

La reciente presencia de la princesa Ana en nuestras islas* no hace más que reafirmar, por parte del Estado Británico que expresan la Corona y sus miembros, la voluntad de usurpación permanente y agresión hacia Argentina.

 

Pareciera que este asunto de los funcionarios y empresarios en Lago Escondido es algo más que dádivas, turismo y diversión. O, al menos, deberíamos contemplar esta posibilidad.

 

Para Argentina, la integridad territorial y la autodeterminación de los pueblos es tema de principios en política interior y exterior. Vale para Argentina, para Ucrania, y para todos los pueblos, países y naciones agredidos y oprimidos por cualquier imperialismo, sean de la OTAN o como Rusia y China.

 

Vale para la ocupación inglesa de nuestras Malvinas donde el pueblo que tiene derechos a la autoderminación es el Pueblo argentino y no la población inglesa trasplantada a nuestras islas recuperadas, con razón y con justicia, el 2 de abril de 1982. 

 

Vale porque no habrá autoderminación del Pueblo argentino sin su integridad territorial completa, que incluye el control efectivo de todas las áreas marítimas y fluviales al este de Argentina Continental (incluyendo al Paraná, mal llamado Hidrovía*), el control de nuestros mares y espacios aéreos, la confluencia del Pacífico y el Atlántico y la proyección Antártica Argentina. 

 

Malvinas es el mayor conflicto colonial del mundo e implica alrededor del 60% del territorio legalmente argentino.

 

Mientras tanto siguen vigentes los acuerdos de Madrid y Londres, que se empezaron a gestar a fines del gobierno de Alfonsín, pero fueron efectivizados por Menem-Cavallo, y los acuerdos Malcorra-Duncan y Foradori-Duncan, del período Macri. Y, también, la explotación por empresas inglesas o vinculadas a intereses británicos, de vastos sectores de nuestro territorio, que ahora se extenderían a la explotación petrolera frente a las costas de la provincia de Buenos Aires cercanas a Mar del Plata, explotación que impulsa el gobierno nacional y provincial y que, mediante la gestión de su Secretaria de Energía Flavia Royón obtuvo el levantamiento de la cautelar que impedía dicha explotación, de parte de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata.

 

Lo anterior, el llamado “paraguas de soberanía” (que se empezó a gestar a instancias inglesas con delegaciones argentinas encabezadas por Martínez de Hoz, en el período dictatorial de Videla) y los vuelos a nuestras Malvinas, constituyen una ayuda a la ocupación inglesa. La favorecen.

 

En medio de todo esto, funcionarios y asesores del presente y de pasados gobiernos, insisten con la teoría de que la Defensa Nacional Argentina no tiene “hipótesis de conflicto”. Y, muchos a cara descubierta como Macri y la “teoría de las nuevas amenazas”, u otros de manera solapada, piensan en la vuelta a la Teoría de la Seguridad Interior, como en la Dictaduras, donde el enemigo se ubica en el pueblo, máximo reservorio histórico de la Independencia Nacional de toda dominación extranjera, como reza el Acta de Nuestra Independencia. Y principal enemigo para los que piensan continuar (y aún profundizar) los ajustes al Pueblo y la entrega nacional de una Argentina llevada a la indefensión y a la sumisión nacional. 

 

Pueblo rebelde, con un movimiento patriótico-nacional y otro popular democrático que, unidos, encontrarán los caminos para terminar con la dependencia argentina, con un nuevo Estado patriótico y popular de Democracia Grande, con su territorio integrado y completo y sin injerencias imperiales, vengan del bando imperialista que vengan. Vengan de donde vengan.

 

A la luz de todo lo anterior debe analizarse la cuestión de las “reuniones” en Lago Escondido.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS