jueves 01 de junio de 2023 - Edici贸n N潞1639

Entrevistas | 30 mar 2023

馃彺鈥嶁槧锔 en la milla 201

馃帲 驴C贸mo no va a existir depredaci贸n ni pesca ilegal si hay 600 barcos pescando sin restricci贸n alguna?


Por:
Luciano R. Moreno Calder贸n (UMA)

Luego de que circulara una nota1 donde el Dr. Alejandro Canio, responsable de Desarrollo de Programas de la ONG Global Fishing Watch3, a titúlo personal, planteaba que las denuncias públicas que se realizaban a las flotas de barcos pesqueros que realizan su actividad en los espacios marítimos de la denominada milla 201 en realidad eran “inexactas” y parte de un “falso escenario”, Pal Sur se puso en contacto con un especialista para tratar de analizar la veracidad de esas palabras.

 

Esta situación de Pesca ilegal no declarada en la milla 201, que viene de larga data, explota este año electoral hacia el ojo público a raíz del viaje que realizaron varios políticos argentinos junto con la embajadora británica Kirsty Hayes4, su par estadounidense Marc Stanley5 e Hiroshi Yamauchi por Japón, a bordo de un avión cuyo propietario y piloto era el director de cine Enrique Piñeyro6, y que tuvo el objetivo de sobrevolar la milla  201 del Mar Argentino, el pasado 19 de marzo, para exhibir el escario de esa ciudad flotante que extrae recursos frente a las costas argentinas.

 

A raíz de estas declaraciones Pal´Sur entrevistó al especialista en pesca ilegal en América Latina Latinoamérica, Milko Schvartzman7, para consultarlo si existía realmente un impacto biológico y de sustentabilidad del recurso producto de esta explotación, intentando separar el daño y las otras cuestiones que pueden elucubrarse por conveniencia de política nacional o electoral, económica o incluso geopolítica. Y sobre esto es importante rescatar que los políticos que viajaron en el avión, lo hicieron con los embajadores de países que roban nuestros recursos8 y militarizan nuestras Islas Malvinas, enclave colonial del Reino Unido y base estratégica militar de la OTAN.

 

Expongo con claridad la orientación de esta entrevista, porque el hecho que ella exponga que fácticamente exista una depredación, no quiere decir ni dar a entender de que exista complicidad del actual gobierno argentino o inoperancia de las fuerzas de seguridad de nuestro país9, ya que, es importante decirlo, la pesca ilegal y sus consecuencias es un fenómeno global que ni las potencias más preparadas pueden erradicar, y que incluso ellas son las verdaderas generadoras de dicha situación acuciante que atenta contra la sustentabilidad mundial del recurso.

 

↓ENTREVISTA↓

 

Para el especialista “es falta de conocimiento biológico” decir que no existe depredación por parte de estas enbarcaciones, “imagínate que, para darte una idea de los impactos, la flota china que pesca en la milla 201 viene dos meses antes que la ciencia argentina permita a la flota argentina pescar sobre la misma especie, es decir pescan dos meses antes sin tener en cuenta para la extracción del recursos criterios científicos de ningún tipo, y no solo pescan calamar, sino elefantes marinos, tiburones, delfines y muchas otras especies, todo lo cual está documentado, en mis manos tengo los estudios científicos al respecto, e incluso hay videos donde se los ve capturando elefantes marinos, que son una especie protegida por las leyes argentinas, lo que significa que ya ahí tenés una depredación”.

 

“Por otro lado, nuestro país tiene limitada la explotación de abadejo, y la flota española, pesca 5 veces más esa especie que la flota argentina, por lo que, ya ahí tenés una flota que opera sin respetar lineamientos biológicos ni científicos. No hay sustento para decir o sostener que no existe depredación, porque claramente hay impacto. Imagínate que hay 600 barcos pescando sin ningún tipo de control. Lo que ocurre es que, como es una pesca no declarada ni reglamentada, y no se puede llevar un control preciso y científico, no hay datos del impacto: pero eso no quiere decir que no exista dicho impacto. Lo que sí muestra es que los países que llevan adelante esa tarea depredatoria, no les interesa que se estudie el tema, y hacen lo posible para que eso no suceda”.

 

“Y después tenemos el impacto económico y social. Porque lo que pescan esos barcos, es lo mismo que pescan los barcos en argentina para exportar a los mismos mercados, con la diferencia que esos barcos –los que pescan en la milla 201- no pagan impuestos, tienen tripulación en situación de semi esclavitud, están subsidiadas por sus Estados de bandera, y no respetan temporada, veda ni tamaño de lo que capturan. Cuestión que solo muestra el grade de depredación sino también una clara competencia desleal que afecta económica y biológicamente a la República Argentina. Y eso no lo digo yo, sino que lo exponen las propias cámaras pesqueras argentinas10”.

 

“Desde el punto de vista legal, también existe una violación flagrante, que ya se deja de lado el principio precautorio que es un principio instalado por las Naciones Unidas y que es parte de la legislación argentina en la Ley General del Ambiente (Art4)11, y que es aquel por el cual cuando uno no sabe el impacto que pueda tener una actividad, no debería llevarla adelante. Por lo que, si no hay estudios científicos, no debería llevarse adelante dicha actividad en la milla 201, por no existir dimensión precisa del impacto.

 

Por último, es especialista sentenció, “¿cómo no va a haber depredación si hay 600 embarcaciones capturando todo tipo de especies sin regulación, y sin respetar restricción de ningún tipo? Y si no existiera un estudio científico que lo demuestre habría que aplicar el principio precautorio que está en la legislación internacional y de la República Argentina, porque afecta los intereses sociales, políticos y económicos de nuestro país”

 

Por Luciano R. Moreno Calderón

https://twitter.com/UMalvinizadora

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS