martes 03 de octubre de 2023 - Edición Nº1763

Opinión | 18 abr 2023

por Ariel Rolfo ✍️

⚱️ Precaria sociologia del voto argentino


Por:
Ariel Rolfo ✍️

Muchas veces hay sorpresa, en particular en la militancia política, por la elección que hace la población de candidatos “nuevos”, inexpertos y hasta frívolos, los cuales no tienen una trayectoria política, pero si tienen un nivel de conocimiento público elevado.

 

Esto acontece por una sumatoria de factores, entre ellos los dos principales son: 

La insatisfacción de la población con la realidad vigente y la creación de Noveles Candidatos Mediáticos por los partidos políticos o los grupos de poder.

 

-El primer factor mencionado, la *Insatisfacción Manifiesta de vastos sectores de la Población* se relaciona con su realidad existencial, responsabilizando con lógica de la misma a las alternativas políticas tradicionales que gobernaron y que sistemáticamente las han defraudado. 

 

Como siempre ocurre en periodos preelectorales la mayor parte de la población no tiene definido su voto debido a que mayoritariamente la población ya no tiene una pertenencia o adhesión firme a un espacio político sino que define su voto a último momento, teniendo ese voto un importante componente emocional-vivencial que se relaciona principalmente con su experiencia de vida subjetiva donde la *conjunción de su realidad física y su realidad virtual-comunicacional* le dan una autovaloración de la situación, esta valoración personal y subjetiva de la realidad podríamos decir que se expresa en la  auto pregunta que se realiza el ciudadano para definir el voto: 

 

¿Estoy bien, estoy mejor que antes o estoy mal, estoy peor que antes, esta todo mal, 

podríamos estar mejor?  

 

En el primer caso posiblemente vote por el oficialismo gobernante. En el segundo caso es probable que vote por un cambio de gobierno y de figuras políticas.

 

Y este comportamiento, que quizás podría atribuirse a una baja formación política de la población o a una simplificación del pensamiento político ciudadano a la hora de votar, no es superficial o algo irracional, sino que es un proceder científicamente lógico. 

 

En biología este comportamiento se denomina "Prueba y Error" y es la forma primera en que los seres vivos buscan la resolución de sus problemas o la consecución de sus objetivos. 

 

Por esa razón hay un alto porcentaje de votantes, con un comportamiento científicamente racional, que a último momento define su voto: Si su realidad existencial es satisfactoria según sus expectativas vota el oficialismo, si no es satisfactoria prueba otra cosa.

 

Creo que esta es la mecánica del pensamiento de gran parte de la población cuya principal problemática cotidiana es poder sobrevivir en un mundo hostil, donde el análisis político racional de la situación quizás por no ser de su agrado, no tener la motivación o la comprensión suficiente o directamente no tener el tiempo necesario para hacerlo no es la mecánica de pensamiento principal que regla después su conducta electoral. 

 

La población en general no tiene la mecánica del pensamiento que tiene la militancia política, la que muchas veces vive más en una realidad ideológica que en el mundo real, por ello después los resultados “sorprenden” a muchos que ensayan sesudas explicaciones pero que no pudieron preverlo. 

 

Mao decía que el militante debe moverse entre la población como un pez en el agua, debería recordar la dirigencia y la militancia que los peces viven naturalmente en los ríos y los mares no en una pecera, por ello es importante salir de la pecera ideológica y el surrealismo del mundo político para poder comprender el sentir del pueblo y lo que realmente lo que pasa en el mundo cotidiano.

 

El error que comúnmente se comete dentro del ámbito de la política es pensar que todos votan según un pensamiento racional y analítico desde lo político, cuando en realidad hay un porcentaje importante de la población que lo hace principalmente desde su percepción emocional vivencial de la realidad del momento.

 

-El segundo factor son los mismos *partidos políticos y los grupos de poder que realizan un trabajo mediático de construcción de imagen política sobre personajes famosos o de alto nivel de conocimiento* que provienen de fuera del ámbito de la política. 

 

Esta es una mecánica que a veces surge desde el mismo seno de los partidos políticos que necesariamente recurren a un mascaron de proa para encabezar lista por no tener candidatos propios que midan electoralmente en el reino de las encuestas.

 

Alternativamente estos personajes son creados por Grupos de Poder los cuales necesitan construir un futuro mandatario, funcionario o referente político del cual hacer uso después en beneficio propio. En este último caso *estos “Noveles Políticos” solo son marionetas o caballos de troya del poder dentro del ámbito político y del estado al servicio de los grupos económicos o de embajadas extranjeras*. 

 

LA NUEVA DERECHA

 

La adhesión a la nueva derecha de los jóvenes no es de hoy, se viene construyendo sobre todo en las redes desde hace algunos años. Y en su éxito confluyen las imposibilidades de nuestros gobiernos de resolver las cuestiones socio económicas elementales, el accionar político reformista del progresismo socialdemócrata o el discurso gastado del populismo demagógico que solo apela a la herencia de los tiempos pasados mejores ya fuera de realidad cotidiana. 

 

Hace tiempo existe desde los centros de poder globales planes políticos en ejecución de ideologizar los países con un formato fundamentalista en distintos aspectos de la realidad política social (ambientalismo, genero, feminismo, antivacunas, terraplanismo, etc) a la población más proclive a ser activista a los fines de fragmentar fuertemente a la sociedad en función de contradicciones secundarias y antagónicas. El populismo libertario y las nuevas derechas no escapan a esta mecánica fragmentaria de la geopolítica de los centros de poder.

 

Esta fracción de la población que se moviliza e involucra políticamente susceptible de ser influida por las planes ideologizantes de geopolítica imperial y los partidos políticos locales es lo que el consultor ecuatoriano Duran Barba originalmente denomino "El Círculo Rojo" que según él no supera el 5% de la población. Pero hay que contemplar que hay un 95% restante de la población que es probable no funcione en las dicotomías sociales antagonizantes promovidas desde el poder comunicacional, sino que funcione bajo el mecanismo de "Prueba y Error" que se mencionaba anteriormente.

 

Los candidatos de la derecha populista o liberales como Javier Milei por ejemplo ostentan una campaña contra la “casta política” para ganar adeptos en la juventud y sectores descontentos por su realidad existencial, pero con sagacidad ocultan que son financiados por la “casta capitalista”, la cual mantiene negocios aceitados con el Estado. 

 

Milei y muchos de los nuevos referentes de la derecha populista básicamente explotan la bronca contra el régimen político y su clase dirigente que no crea realidades satisfactorias que solucionen los problemas más acuciantes, que es inefectiva en el combate de la inflación, la precariedad laboral, la inseguridad,  el hambre y que no termina con el ajuste salvaje de la población. 

 

En otras palabras, no actúan por un convencimiento político ideológico de la ciudadanía, más allá de su discurso económico liberal, sino que actúan sobre la emocionalidad vivencial de la población y la animadversión creada por los grupos mediáticos sobre la política. En esencia apuntan al segmento del 95% de la población insatisfecha con su existencia vivencial que actúa bajo el mecanismo de decisión de “prueba y error”

 

EL CAMPO POPULAR: SE AGITA PERO NO SE MUEVE

 

El campo popular que siempre expreso el peronismo se viene desdibujando en sus esencias a veces con más intensidad con la preponderancia de sectores dirigenciales neoliberales y en otras en forma más morigerada con fórmulas socialdemócratas reformistas, pero ninguna de ellas con la fuerza de cambio y dignificación que tuvo el peronismo fundacional. 

 

Éramos un movimiento por que se traccionaba políticamente con una dirección en pos de objetivos colectivos, hoy no nos movemos solo nos agitamos por las rencillas internas, por disputas de espacios de poder, donde pocas veces esos espacios conquistados son para representar fielmente las necesidades del pueblo.

 

El pueblo siempre acompaño a sus dirigentes leales al pueblo, pero cuando estos empiezan a representar más sus intereses particulares que los de sus representados es un preanuncio que estamos ante una nueva diáspora política. 

 

Recurrentemente se apela que no se explica suficiente o que falta comunicación de la gestión de gobierno lo cual quizás es verdad, pero lo que realmente falta es una solución efectiva de fondo a los problemas de la población, los que no se resuelven con discursos o palabras vacías.

 

Nuevamente la realidad vivencial-existencial de la mayoría de población se plebiscitará en la próxima elección, si se quiere revertir el panorama y alejar los miedos… hacen falta hechos las palabras ya no alcanzan.

 

Ariel Rolfo

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS