lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº1958

Análisis | 20 may 2023

Dr. Jorge Rachid 🪶

🇦🇷 El peronismo es la síntesis histórica de los movimientos populares de la patria grande


El peronismo no es sólo un partido político, menos aún sólo una maquinaria electoral, es un Movimiento Nacional de Liberación1 que siempre llegó al poder por la voluntad del Pueblo expresada en forma democrática, a través del voto popular.

 

Jamás lo hizo por golpes de Estado ni por proscripciones de otros partidos, aunque tuvimos claudicaciones doctrinarias y tráfico ideológico en los 90 en el menemato, cooptado por un neoliberalismo dominante, que condicionó a la militancia a un repliegue en algunos casos, a claudicar doctrinariamente en otros o bajar los brazos.

 

Pero el Perón Filosófico vigente, no es producto de una providencia de un hombre iluminado, que también lo fue, pero por su inteligencia y valor político, sino que es una síntesis de una epopeya de 500 años de luchas anticoloniales en América latina, desde que un hombre dijo “tierra” y otro dijo “barco”.

 

Esas luchas encadenadas en la historia, también escriben nuestro presente al ser resignificadas, como lo hicieron nuestros pueblos aceptando pautas de religiosidad y de culturas que fueron modificadas en función de sus propias identidades. Así tenemos vírgenes negras del catolicismo hasta íconos de fe en el Gauchito Gil, la Madre María y otras expresiones populares.

 

Las luchas de los pueblos americanos2 desde los tiempos iniciáticos se fueron dando en una nueva síntesis de identidad, construida desde la transculturización de los pueblos originarios, los zambos, los mestizos, los negros, los criollos y los migrantes que fueron coronando nuestro tiempo, en una memoria compartida que la colonización siempre quiere borrar. Así fueron escondidas en el relato de los vencedores, las épicas, que a lo largo de la historia fueron construyendo soberanía, aunque fragmentada por la acción incansable del enemigo anglo sajón, en el siglo XlX el inglés y desde entonces EEUU.

 

Tupac Amaru3 no fue una rebelión indigenista aunque su componente mayoritario lo era, sino que la marcha del proceso de emancipación que lideraba, expresaba al movimiento nacional de liberación de la época virreinal, con sectores medios artesanales o comerciantes, criollos y españoles republicanos anti monárquicos. Lo siguieron Tupac Atari, Villarroel y los procesos que en otras latitudes se fueron sumando, aunque la primera fue la de Petión de los esclavos en Haití4, que llegó al poder y ese país nunca fue perdonado, hasta hoy por el coloniaje.

 

El Perón filosófico expresa esa síntesis del pensamiento americano, mestizo, moreno, criollo, profundo que nos identifica como pueblos de paz, pero con la firmeza de su concepción soberana de Patria Matria Grande. Ese Perón tan mentado y tan poco leído, ha contribuido a un proceso de construcción del pensamiento que parte el modelo biocéntrico, de síntesis de los seres humanos y la naturaleza, que hoy lleva adelante y propone el Papa Francisco en sus encíclicas, en especial Laudato Sí5.

 

En un mundo que ha virado su eje hacia el multipolarismo6, el pensamiento americano es una ventana abierta de aire puro a los modelos macro económicos, en general eurocéntricos, que han pretendido ejercer la hegemonía mundial a fuerza de irrupciones violentas, hacia los recursos naturales, que le permitían hasta ahora, su propia planificación estratégica de avance hacia Eurasia. El mundo de la posguerra mundial se terminó7, ese equilibrio inestable de la guerra fría también, un nuevo capítulo de crisis del capitalismo nos lleva a un estado de guerra que sabemos cómo empezó, pero no como terminará.

 

Lo concreto es que en nuestro país, sin esa comprensión geopolítica, es imposible trazar los caminos necesarios de la lucha anti colonial, de recuperación de soberanía amputada por los enemigos de la Patria y del Pueblo en el macrismo, bajo el amparo del paraguas imperial, con objetivos propios sobre el país y la región.

 

El Movimiento Nacional y Popular con vertebración doctrinaria, filosófica e ideológica en el peronismo, como mirada del mundo y propuesta de modelos que humanicen la política y democraticen el poder, es una realidad actual. Ese camino es un largo proceso de lucha, de construcción política, que permita desarmar la estructura dependiente construida por el liberalismo, desde los inicios mismos de los tiempos institucionales del país, bajo el amparo del poder colonial inglés en su momento, con un relato de los vencedores de Caseros en la pluma de Mitre y la apropiación del poder económico por parte de una nueva colonización anglosajona, desde el Banco Central a la concentración económica de las exportaciones: Tratado Roca-Ruciman8, tan deplorables como los acuerdos con el FMI de Macri9 en ésta etapa.

 

Estamos entonces en un momento histórico que demandará del Pueblo y sus dirigentes el máximo esfuerzo por la comprensión política de la etapa, tanto a nivel nacional como internacional, en donde los objetivos estratégicos inmutables, deben ser traducidos en políticas inteligentes que permitan afianzar el poder popular de la Comunidad Organizada, para producir los cambios estructurales de la dependencia hacia la soberanía nacional y desplegar el proyecto de país que soñamos con justicia social plena.

 

En éste marco no alcanza con la ingeniería electoral, sino se apoya en los acuerdos estratégicos10, la movilización popular y la organización necesaria de una mesa institucionalizada con todos los sectores, que coincidiendo en caminar hacia esos objetivos, los desarrollen con sus propios perfiles y tiempos, pero en la dirección correcta más allá de la velocidad que le impriman o los senderos que busquen para llegar al mismo punto de justicia social, independencia económica y soberanía política, desde la tercera posición, integrando la Patria Matria Grande. Como nos legó Perón en el Modelo argentino para un Proyecto Nacional, nos marcó el camino, que luego transitaron Néstor y Cristina, en una etapa de felicidad del Pueblo que mantiene vigencia y nuevos liderazgos.

 

JORGE RACHID

PRIMERO LA PATRIA

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS