martes 03 de octubre de 2023 - Edici贸n N潞1763

Opini贸n | 15 ago 2023

una historia para hoy

馃珎 Cancha Rayada y Manuel Rodr铆guez


Por:
Lic Horacio Rovelli 鉁嶏笍

Toda la lucha independentista de América del Sur se encuentra atravesada por los intereses de los ingleses (que veían en el nuevo subcontinente tierras aptas para proveerse de insumos y alimentos), los sectores más acomodados de la sociedad y, los que defendían un proyecto patrio, todos con todas sus diferencias, pero que el enemigo común, la corona española, los unía.

 

Esa misma alianza de diferentes incentivos se subordinaba al objetivo de la independencia que sintetizará el Gral. José de San Martín en “Seamos libres lo demás no importa nada”.

 

San Martín y su comando estratégico idearon llegar al Perú por Chile, donde a fines del año 1811 se había logrado constituir un gobierno autónomo encabezado por el patriota chileno José Miguel Carrera, cuyo principal ministro fue el abogado Manuel Rodríguez.  Pero mientras San Martín preparaba su ejército en Mendoza, el gobierno provisional de Chile fue atacado por las fuerzas realistas que provenían del Perú y tras una serie de refriegas y batallas es derrotado en Rancagua.

 

Carreras y su gente son entonces los que se trasladan a Mendoza y se unen a las fuerzas de San Martín, es allí donde juega un rol destacado Manuel Rodríguez y sus hombres,  que cruzan permanentemente al suelo chileno y en guerra de guerrillas  sorprende al ejercito realista, basado en sus admirables dotes de jinetes y baqueanos, pero fundamentalmente en un coraje y audacia sin par, como la de abrirle la puerta de la carroza al Capitán general español Casimiro Marcó del Pont, quién había puesto precio por su cabeza.

 

El ejercito de los Andes cruza la cordillera y tras el triunfo en la Batalla de Chacabuco1 en febrero de 2017, desaloja al gobierno español y un año más tarde  declara la independencia  el 12 de febrero de 1818.

 

Al caer la noche del 18 de marzo de 1818, el ejército aliado fue atacado por el  general José Ordóñez en Cancha Rayada, produciéndose una gran confusión (las tropas patriotas llegaron a dispararse entre ellos) y se genera un clima de derrota y desazón y no fueron pocos los miembros del ejército aliado que sugerían volver a Mendoza, cuando retumbó la voz del joven Manuel Rodríguez. “Aún tenemos Patria” y su discurso vehemente logró que se conformara un gobierno provisorio que el encabezó, hasta que dos días más tarde llegaron San Martín y O Higgins, se reorganizó el ejército y un mes más tarde la Batalla en los llanos de Maipú, se derrota definitivamente a las tropas enemigas expulsándolas de Chile.

 

Fue necesario tener una mirada estratégica y un inconmensurable amor a la patria para que los criollos se den cuenta del verdadero estado de situación, dado que el enemigo parece fuerte y consolidado, pero es débil en tanto y en cuanto tenga como prioridad dominar a la población para apropiarse de su trabajo y de su producción, mientras reside la fortaleza del pueblo en romper las cadenas de la subordinación y de la dependencia, e iniciar el camino de construir una sociedad para todos.

 

Salvadas las distancias sucede algo similar en la situación actual, un gobierno elegido con el voto popular que no solo no investigó la deuda originada por el gobierno de Cambiemos2, sino que le vendió los dólares de las reservas internacionales del BCRA a las grandes empresas, que en forma mayoritaria fueron las que habían comprado millones de dólares y fugaron3 entre los años 2016 y 2019

 

El monto vendido a esas grandes empresas desde el 10 de diciembre de 2019 al 30 de junio de 2023 ascendió a 24.650 millones de dólares, que son las reservas que nos faltan hoy.

 

El gobierno nacional que salió tercero en la votación PASO del día 13 de agosto de 2023, no investigó la deuda, los organismos encargados de hacerlo gracias al secreto fiscal, bursátil y financiero no dan ninguna explicación y, entre mientras, se pagan los intereses en base al presupuesto de la Administración Nacional.  Esto es, se hace un fuerte ajuste del gasto en jubilaciones y pensiones, en obra pública, en subsidio al transporte y a la energía, etc., para disponer de más fondos para pagar intereses de una deuda que no benefició a la población y que en forma mayoritaria se la apropió principalmente el 2% más ricos del país para fugar esos capitales en cuentas que tienen en el exterior.

 

Es más, con fecha 21 de mayo de 2020 el BCRA publicó el Informe "Mercado de cambios deuda y formación de activos externos, 2015-2019” y demuestra que de la deuda tomada por la gestión de Cambiemos, la “fuga de capitales” del período comprendido entre diciembre de 2015 y octubre de 2019 alcanzó los 86.200 millones de dólares.

 

Ese Informe sostiene que en total, 6.693.605 personas físicas y 85.279 personas jurídicas compraron los 86.200 millones de dólares durante la gestión de Cambiemos, pero los 100 mayores adquirieron 24.679 millones de dólares.

 

Ni el BCRA (que armó el listado), ni el gobierno nacional dieron a conocer los nombres de los que compraron las divisas en que se endeudaba el Tesoro de la Nación de la gestión de Cambiemos, pero sí lo hizo “El Cohete a la Luna” en una nota titulada “Los 100 de Macri”, del 24 de mayo 2020, lista jamás desmentida por los interesados ni por el BCRA. Entre esos grande fugadores están Telefónica Argentina con 1.248,2 millones de dólares y Pampa Energía SA (del grupo Midlin, Blackrock y Josep Lewis) con 903,9 millones de dólares[1]; Monsanto Argentina SA (donde hizo toda su carrera Gustavo Idígoras, actual Presidente de CIARA-CEC y conspicuo miembro del Consejo Agroindustrial Argentino); Grupo Clarín con Directv Argentina S.A. y Telecom Argentina SA; el grupo Techint con Siderar SA, con Transportadora Gas del Norte y con Tecpetrol SA; Hidrovía Paraná SA (que es la empresa que tiene la concesión del dragado del Río Paraná); Aceitera General Deheza, Arcor SA de la familia Pagani; el Grupo Galicia de los Braun, Ayerza y Escasanny[2]; y  el Banco HSBC; entre otros.

 

Ninguna de las 100 empresas de la lista de los que compraron 24.679 millones de dólares, puede demostrar en sus estado contables de donde detrajeron los recursos para poder comprar la cantidad de dólares que realizaron entre los años 2016-2019, lo que supone delito de evasión fiscal y fuga de capitales para los compradores e incumplimiento de las leyes, incluida la ley la ley 25.246 de Encubrimiento y lavado de activos que exige saber fehacientemente el origen de los fondos en operaciones de cambio  para los bancos, que le vendieron esos dólares que antes le habían comprado al BCRA y no tomaron los recaudos del origen de los fondos.

 

Tampoco pueden demostrarlo en sus DDJJ al fisco, las 100 personas que compraron 822,6 millones de dólares, entre ellos Néstor Ick de Santiago del Estero que compró 29 millones de dólares;  o el tucumano Emilio Luque que compró 17.800.000 dólares;  también los Eskenazis de YPF y del grupo Petersen;  Claudio Belocopit del Siwf Medical; los Werthein socio de Blackrock en Pampa Energía; o de Mauricio Filiberti, socio de Vilas y Manzano en EDENOR

 

La transferencia de recursos a favor de una minoría parásita y rentista, perjudica a la población en la que ya se supera el 40% de pobreza, ante un aumento sostenido de los precios, precios que se incrementan por el poder monopólico o cuasi monopólico que no fue limitado por este gobierno.

 

Es peor, con su conducta temerosa y de no investigación de la deuda, hace que, por ejemplo, el Grupo Pagani (ARCOR) coloque en los años 2016 y 2017 dos obligaciones negociables por un total de 500 millones de dólares.  Las terminó de pagar en el gobierno de Alberto Fernández, el último pago fue el 2 de mayo de 2023  y compró los dólares al tipo de cambio oficial, desde $ 62 en diciembre de 2019 a $ 229,71 el 2 de mayo 2023.  Sin embargo ese grupo económico, tal se publicara en la nota “Los 100 de Macri” del 24 de mayo 2020 en “El Cohete a la Luna”, el Grupo Arcor SA aparece comprando divisas por medio de: ARCOR SAIC: U$s 255.016.559.-y  Bagley Argentina SA: U$s 105.700.041.- y no puede demostrar en sus balances contables de dónde sacó los recursos en pesos para comprar esas divisas. Compró 360,7 millones de  dólares y puede demostrar efectivo o equivalente a efectivo por 65,4 millones de dólares, que es el 18,13% de esa suma.

 

Las obligaciones negociables las utilizó para comprar un tercio del capital de La Serenísima SA, con lo cual extendió su conducta monopólica y rentista al mercado lácteo del país.

 

EN SINTESIS

 

El gobierno debe:

a) Impulsar de cara a la sociedad, con amplia difusión de lo que significa, el Proyecto de ley del Senador Oscar Parrilli, que fue aprobado en el Senado, tiene Dictamen de Mayoría a favor y de minoría en contra en Diputados y nunca fue llevado al recinto de la Cámara de Diputados para su discusión y que se convierta en Ley de investigación de la deuda del  gobierno de Cambiemos y multar por evasión fiscal a las empresas y personas que el BCRA tiene identificada por operaciones en  el MULC (Mercado Único Libre de Cambio) en los años 2016-2019

 

b) Declarar la Emergencia Cambiaria, que se debería haber incluido un artículo en la Ley 27.541/19 de Solidaridad Social y de Reactivación Productiva, que declaraba la emergencia de casi todo, menos la “Emergencia Cambiaria”, que es imprescindible porque le hubiera permitido al BCRA, mal vender las reservas internacionales por supuestas deudas de grandes empresas del país.

 

c) Poner el centro del plan en generar puestos de trabajo e impulsar el mercado interno y, para ello, es necesario preservar el valor de nuestro dinero y utilizar parte del dinero inmovilizado en Leliq y Notaliq para financiar la construcción, especialmente de viviendas populares.

Solamente con un plan que se base en el trabajo y la producción nacional se puede reordenar la economía del país y, para ello, es imprescindible que el Estado se apropie de la renta extraordinaria de nuestros recursos naturales y de la fertilidad de la tierra y, la primera medida debe ser recuperar parte de las divisas fugadas. 

Este gobierno que hizo todo lo contrario, no investigó a donde se fue la deuda externa, no incrementó las retenciones (derechos de exportación), no impuso cupos de exportación, no impulsó medidas como podía haber sido la construcción de viviendas y obras públicas que no demandan insumos del exterior, etc. es capaz de reaccionar ante el resultado de las elecciones y decir y hacer lo afirmado por Manuel Rodríguez: Aún tenemos Patria

 

 

[1] En ambas empresas (Telefónica y Pampa Energía) Larry Fink titular del fondo  Blackrock, reconoce que tiene participación en su capital.

[2] Larry Fink  reconoce participación en el capital accionario  del Grupo Banco Galicia por un 18,8% del total.

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS