domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Patagonia | 23 nov 2023

Radar británico en Tierra del Fuego 🏴‍☠️

🧩 Villegas VS Castiglione. Una apátrida acorralada


El 22 de septiembre, a la Comisión de Educación de la Legislatura provincial de Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur, asistió la ministra de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sonia Castiglione, para hablar de algo que nada tenía que ver con el radar pero, como ningún funcionario daba explicaciones sobre ese tema en el cuerpo deliberativo provincial gracias a la complicidad de la mayoría oficialista y asociados, el legislador provincial fueguino Pablo Villegas aprovechó para hacerle algunas preguntas a esta funcionaria, que es una de las más implicadas en la instalación y puesta en funcionamiento de dispositivo militar británico, que sin la participación de su cartera, jamás podría haberse emplazado.

 

Sobre ese tenso cruce entre Sonia Castiglione y Pablo Villegas, versa esta nota, que si bien puede parecer extemporánea, es de enorme importancia actual y futura para poder observar de manera nítida el grado de impunidad con el que se maneja el oneroso funcionariado fueguino en relación al ocultamiento de un radar que, lejos de estar siendo extirpado de la provincia como dicen algunos oficialistas, se consolida cada día mas, gracias al cambio de gobierno a nivel nacional. Así fue expuesto en una nota de opinión por un asesor del espacio del presidente electo el 8 de noviembre1 en una nota de Clarín

 

El Cruce

 

Sonia Castiglione:

 

A lo primero que se refiere la Ministra es al pedido de Informe que había realizado la Legislatura Provincial al Ejecutivo fueguino el 12 de julio, que tenía un plazo de presentación de 20 días, y que al momento de su exposición en la Comisión, habían pasado 70 sin que hubiera intención de rendir cuentas.

 

“Lo primero que tengo que decir es que el Pedido de Informe habla mucho de la habilitación para… pero en realidad, Ambiente no da una habilitación para la instalación del radar, sino que simplemente hace una aprobación de la guía de viso del proyecto, porque el proyecto no necesita informe de impacto según la norma: asique es una guía de viso del proyecto”. “En este sentido el tratamiento que se le dio fue de un trámite normal, como el que se le da a una empresa que va a hacer una actividad X”.

 

“A priori se hicieron las consultas por algunas dudas técnicas al ENACOM; pero se hacen las consultas, se determina, se hacen algunas consultas mas, se pide algo mas de información y desde la norma ambiental, que es donde se encausa la participación de Ambiente, no hubo ningún tipo de situación que ameritara no aprobar la guía de ese proyecto”.

 

Como podemos observar, quien también estaba muy al tanto de este tema -incluso antes de que se le diera la autorización precaria de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (15 de noviembre)- era el vicepresidente del ENACOM, quien, a su vez, es el Presidente de FORJA, Gustavo López2, persona a la cual, al parecer, Castiglione consultaba constantemente.

 

“Dicho esto, fue un trámite absolutamente normal, como tantos que entran por día que siguieron los canales normales por las vías normales, según obra en el informe”, esputó la funcionaria. Al parecer todos los días se instalan radares con capitales militares, y los fueguinos todavía no nos enteramos. Habrá que empezar a hurgar por las montañas.

 

“Si uno algo tuviera que decir -ahora con el diario del lunes-, es que quizás faltó en todos los actores compañeros de planta de varias áreas de la Secretaria de Ambiente, esta mirada de decir, ¨mira, pucha, es una empresa americana¨, pero desde la normativa ambiental no hay nada que prohíba a una empresa americana, o con domicilio en otro lugar, no le podes aprobar una guía de viso del proyecto. Dentro de las normativas que existen no hay nada que no hayamos atendido, y no hay mas que eso. Se aprobó la guía de viso ambiental en función de la orden”.

 

Sin prurito alguno, Sonia, comenzó a culpar al personal de planta permanente por la decisión política de hacer autorizaciones o visamientos exprés en contra la soberanía nacional. Re gauchita la ministra.

 

Pablo Villegas:

 

“Si bien no venía preparado para escuchar a la Ministra hablar de este tema, porque no estaba en el orden del día, y además no me gusta quedarme circunscripto a las declaraciones de un funcionario sin tener las actuaciones administrativas. A mi me gusta, si hago un juicio sobre una situación en particular, tener las declaraciones del funcionario y las actuaciones administrativas que acrediten qué es lo que se está diciendo”. Así arrancaba Pablo, castigando por la extrema falta de institucionalidad y caradurez de la ministra, que citaba un Informe en su apertura que hacía 50 días estaba en mora. Un informe solicitado formalmente por el cuerpo deliberativo que tiene el deber y el derecho constitucional de auditar los actos del poder Ejecutivo.

 

“Salvado ello, lo que me llama la atención, es que a nadie le llamó la atención el objeto social de esa empresa, que es una empresa extranjera, que requirió y se autorizó esa guía de viso del proyecto a una empresa distinta a la constituida en la IGJ de Tierra del Fuego. ¿A nadie le llamó la atención eso? ¿No hay salvaguarda, no hay un análisis jurídico institucional que haga un análisis y que pueda visualizar que es una empresa que va a instalar un radar que tiene este objetivo: poder leer trayectoria de satélites?”

 

“Pero, además, en la Secretaría de Ambiente, ¿no se tiene conocimiento que toda la provincia de Tierra del Fuego es área de Seguridad Nacional y que se requiere para determinado tipo de emprendimientos, cuando haya un arrendamiento de por medio, una notificación a la autoridad de aplicación que es el ministerio del Interior de la Nación, en el marco de la Ley de Defensa Nacional3 y la ley de Creación de Zona de Seguridad4?”

 

“Y esto es lo que a uno le llama la atención. Porque no estamos hablando de un proyecto de habilitación a una empresa extranjera para cría de ganado o para la explotación inmobiliaria, que también debería ser objeto de consulta en el caso de arrendamiento a las autoridades nacionales del Ministerio del Interior de la Nación, estamos hablando de una empresa que tenía por objeto social instalar y poner en funcionamiento un radar con ese alcance. El otro día el Intendente de Tolhuin, cuando estuvo presente acá dijo ¨a mi no me cerraban un montón de cosas y por eso no le di la autorización municipal para la obra civil para la instalación de ese radar¨”

 

¿Pero ustedes no tienen conocimiento de la situación particular que tiene Tierra del Fuego?

 

Sonia Castiglione:

 

“Vamos por partes. Yo tampoco venía preparada, sino habría traído el expediente”. “Pero hay un pedido de Informe donde hay algunas cosas que son de Ambiente y otras cosas que son de otras áreas en la cuales no tengo idea, y otras cosas en las cuales no tenemos incumbencia”. Si la Ministra no estaba preparada luego de 70 días del pedido de informe, donde había preguntas específicas a su área, es porque no le interesaba el tema, o tenía la directiva de hacerse la sota cuando le pregunten.

 

“A lo otro que dice, la verdad es que puede ser que el trámite en sí haya adolecido de esa perspicacia de la gente, en todo caso. De decir ¨pucha hay un antecedente de un radar ya instalado¨. El proyecto venía con cierto aval de Cancillería. El proyecto es un proyecto comercial, no es científico ni de investigación, y en realidad es un proyecto comercial que existe en otros lugares del mundo donde existen radares de este tipo. No te digo que sea algo corriente, porque no hay muchas empresas que se dediquen a esto de monitorear lo que pasa a cierto nivel del espacio, para vender los datos a los que tienen algún satélite”.

 

La Ministra habla de que, en su gestión, no se tiene la suficiente perspicacia para defender la soberanía, los intereses nacionales ni la seguridad del pueblo fueguino. Enorme sincericidio. Y a tal punto es esto así, que su gestión (la de Melella) tampoco hizo jamás un estudio sobre el impacto a la salud que podía tener ese radar de miles de kilómetros de alcance en la población tolhuinense, a pesar de que la propia aprobación ambiental emitida desde su Ministerio5 dice con claridadg que se lo aprueba, mas allá “de las medidas de carácter precautorio que son aplicables en estos casos dado los efectos que pueden existir en la salud de la población de carácter subclínico, no detectable y/o efectos crónicos y de carácter acumulativo que no hayan podido ser evaluados a la fecha”.

 

A la fecha, no existe un solo informe del Ministerio de Salud de la Provincia, que haya intentado observar o estudiar este impacto mientras el radar estaba oficialmente activo. Es decir, a Gustavo Melella y a sus funcionarios, lo único que le importa de los fueguinos es que: los que queden vivos lo voten, y que los enfermos por los efectos “no detectables” del radar -que no se hayan dado cuenta que enfermaron por su culpa e indiferencia- acompañen electoralmente su proyecto de entrega provincial. Lo demás es secundario.

 

Por otro lado, el radar al que hace referencia la Ministra, que está instalado en el Norte de la Isla, no es de una empresa privada de la OTAN, es del Estado Argentino, del Ejército, y se usa específicamente para proteger la soberanía y ejercerla6, ya que forma parte del Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (SINVICA).

 

El radar puesto por el gobierno nacional al que la funcionaria cita para tratar de atenuar su complicidad, tiene una función diametralmente opuesta a la del radar británico-estadounidense de LeoLabs. Es decir, el radar de Río Grande, que instaló el Ministerio de Defensa de la Nación en mayo de 2022, no es de los mismos que están usurpando Malvinas y que para continuar en su carácter de usurpador y depredador mataron a los bravos soldados que fueron a recuperar nuestro territorio. Gran diferencia, e inconmensurable caradurez e ignorancia por parte de Castiglione.

 

Pablo Villegas:

 

“Yo no hago un juicio de valor porque no tengo la documentación, pero ustedes aprobaron el permiso de la guía del proyecto, a una empresa internacional que tiene por objetivo no solamente leer la basura, sino que esta empresa que esta radicada en Londres, y en al documentación que le acompañaron a ustedes sale de manera explicita que es leer y hacer seguimiento de satélites. No es una empresa de capitales extranjeros que va a explotar un emprendimiento forestal o ganadero. El Objeto Social llama la atención a simple vista”.

 

Sonia Castiglione:

 

“Por eso digo que puede ser que el trámite haya adolecido de esta perspicacia, pero no hay marco legal de respaldo para un agente de Estado de la secretaría de ambiente…”

 

Pablo Villegas

 

“Ministra, es obligación de un funcionario observar el marco legal que establece la Ley de Defensa Nacional y la Ley de Creación de Zona de Frontera. Cada vez que hay un acto jurídico en el que se realiza una compra venta o locación de un inmueble en Tierra del Fuego, y se va a escribano para ello, el escribano tiene la obligación de llenar un formulario y de consultar…”.

 

Sonia Castiglione:

 

“El trámite siguió el curso normal, como cualquier trámite, quizás debió haber tenido esta mirada que no la tuvo, y habrá que hacer un llamado de atención. Pero no hubo ningún tipo de intencionalidad expresa de nada. De hecho, en realidad yo me entero, de última, cuando sale esta situación. Es un trámite absolutamente normal. Es un llamado de atención y bueno, habrá que ver esta experiencia para la próxima vez”

 

“Vos decís que se procedió sin esa idoneidad. Quizás que sí. No todos los agentes del Estado están preparados para esto”.

 

El trámite, claramente no debería haberse observado y realizado como cualquier otro, por las características obvias que tenía la razón social de la empresa que pedía visado. Por otro lado, es difícil entender, que alguien brinda un permiso y que constantemente pide excepciones de importación para la Empresa Leolabs7, se haya enterado hace poco de la actividad de la empresa y sus connotaciones aberrantes. ¿Es muy inútil en su tarea o es muy cómplice? En cualquiera de los casos debería ya estar fuera del área.

 

Pablo Villegas

 

“A mi me llama la atención eso, y todavía no contamos con al documentación correspondiente y ahí se generan las dudas”.

 

Sonia Castiglione:

 

“Está bueno que se haga el planteo y que se pida el informe, y los que participamos de una manera u otra pongamos en ese informe lo que tenemos que poner. Pero hay que ser prudente, porque no es solamente un ejecutivo o un funcionario político el que participó, sino también mucha gente de planta. Entonces hay que ser prudente y al no tener la documentación respaldatoria, no caer en el imaginario de que hay algún tipo de animosidad. Y yo quiero dejar claro esto, porque son mis compañeros de trabajo, o sea es la gente de planta que labura, y estás poniendo un manto de duda sobre ellos”.

 

Con la cara de piedra que la caracteriza, la Ministra hallaba la oportuna y oportunista veta circunstancial para tratar de sentirse cómoda. Ahora no era conveniente tirar el fardo a sus compañeros de planta, ahora era necesario usarlos para cubrir su apátrida accionar, diciendo que se los iba a afectar a ellos. Ahora escudaba su apátrida accionar diciendo que había que tapar todo esto, para no perjudicar a los mismos que hacía siete minutos les había tirado toda la culpa. Increíble hipocresía.  

 

Pablo Villegas

 

“Yo no he calificado ni descalificado. Y todo lo que dice es interpretación suya. Yo simplemente hice tres consideraciones y que usted piense que adjetive o no, es un tema suyo. Yo no valoré, porque no tengo la documentación respaldatoria, ni la contestación de ese pedido de informe, como para poder hacerme de la información oportuna vez y completa, como estipula la ley”

 

Laura Colazo

 

En principio, la legisladora que participaba también de la reunión de Comisión donde estaba siendo de alguna manera interpelada la cómplice Ministra Castiglione, hace una acotación oportuna “en esa línea de lo que planteaba Pablo, me parece que sería importante recibir la respuesta al pedido de informe para poder analizarlo, y después sí, convocar una reunión donde esté Sonia, porque lo cierto es que no podemos asimilar la situación del radar que está en la provincia, con este radar que tiene un informe de absoluto rechazo del Ministerio de Defensa8, porque estamos hablando que hacen a la soberanía nacional, a los intereses vitales de Estado Argentino. Entonces es una cuestión para nosotros es muy importante”

 

Sonia Castiglione:

 

“El Ministerio de Defensa no estaba enterado. Evidentemente el Ministerio de Defesan no estaba enterado”.

 

Acá Sonia, contradecía la versión de sus cómplices de gestión que siempre que salieron en los medios pagos y no tanto no se cansaban de repetir: el Ministerio de Defensa no podía no estar al tanto de esto. Esta es otra muestra más de que no es que se contradicen, buscan confundir y usar todos los caminos que tengan a manos para tergiversar argumentos que conduzcan a la impunidad absoluta de todo el funcionariado fueguino. Situación que a la fecha viene ocurriendo con inmaculada efectividad, ya que ninguno de los funcionarios fue renunciado.  

 

Laura Colazo

 

“La situación ahora, es que los legisladores necesitamos la copia del expediente y sería muy importante que ustedes respondan el pedido de informe que todos los legisladores aprobamos por unanimidad”.

 

 

Por

Luciano R. Moreno Calderón

Unión Malvinizadora Argentina

https://twitter.com/UMalvinizadora

 

 

Nota Relacionado

_ Nota de Opinión de Cesar Lerena, acerca de cuando la Ministra Castiglione, en nombre del gobierno provincial fueguino, le ofrecía a la flota china que depreda los recursos marítimos argentinos en la milla 201, el futuro puerto de aguas profundas a construirse en la Ciudad de Río Grande, e incluso admite que estaba convenciendo a las demás provincias patagónicas hagan los propios en todos sus puertos.  

https://palsur.com.ar/nota/1178/-----ministra-de-tierra-del-fuego-aeias-facilitaria-la-pesca-ilegal-en-el-atlantico-suroccidental/

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS