domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Opinión | 3 dic 2023

🗣️ Dr. Luis R.Moreno

💲 “El aumento de impuestos al sector hotelero que propone el oficialismo fueguino, es perjudicial y desproporcionado”


A propósito del proyecto de ley, con tratamiento en la Legislatura Provincial de Tierra del Fuego AeiAs, que eleva el impuesto a los ingresos brutos de los hoteles de cuatro y cinco estrellas de 4% a 8,5 por ciento, que ha tenido un marcado rechazo por el sector turístico, el economista Luis Moreno expuso su punto de vista.

 

“En primer lugar y desde una visión general, creo que en una situación donde la macroeconomía nacional se encuentra bajo la lupa; con altas probabilidades de que se operen modificaciones substanciales en lo que refiere a sistema financiero, paridad cambiaria, inversión pública, privatizaciones, apertura económica, coparticipación y otras, me parece desatinado.  Hay una frase que dice “desensillar hasta que aclare” y es como para tenerla en cuenta”.

 

Consultado sobre en qué terminaría incidiendo esta modificación impositiva, el economista sentenció: “en todos los parámetros”. Luego profundizó explicando que “la incertidumbre en que hoy se encuentran quienes tienen responsabilidades de conducir administraciones públicas y agentes privados es total. Pero si nos ceñimos a los anuncios realizados por el propio Presidente y los que serían parte de su gabinete, estaríamos en una situación muy comprometida”.

 

Si bien la modificación a la ley tarifaria solo toca hoteles de 4 y 5 estrellas, “las modificaciones que impliquen presión tributaria deben considerarse en un contexto donde se tenga certidumbre de las consecuencias. Hoy esa situación no es así. La incidencia sobre el turismo en  Tierra del Fuego por parte de políticas nacionales, que eventualmente llevaría adelante la nueva conducción del país nos habla, entre otras cosas, del desguace y venta de AEROLINEAS ARGENTINAS que es nuestro principal medio de transporte interno”.

 

También es muy probable también que no tengamos más el programa PRE VIAJE, que ha tenido un fuerte impacto positivo en el flujo del turismo nacional, y si a ello le sumamos  que las clases medias ajustarían él cinturón como resultado de políticas de ajuste. Ese combo restringiría la presencia de argentinos en centros alejados geográficamente de Buenos Aires, como es el nuestro. Y aquí es importante tener en cuenta que más del 40 por ciento de nuestra masa turística es de residencia nacional.

 

Curiosamente, el proyecto presentado por el oficialismo que hoy tiene estado parlamentario, y que aplicaría al menos en una primera instancia a hoteles de 4 y 5 estrellas, tiene la característica de que se encuentra introducido en la ley que declara la emergencia habitacional, y sobre esta artimaña legislativa consultamos al ex legislador.

 

“La verdad que no le encuentro ninguna relación a la actividad hotelera con el problema de faltas de vivienda y que la percepción de una sobre tasa a hoteles de 4 y 5 estrellas pueda contribuir en algo a esta grave situación. Mas aún si tenemos en cuenta que solo una docena de hoteles se han autocalificado en ese rango, resultando por ello absolutamente marginal la recaudación que se obtendría en términos de recaudación publica”.

 

“Por otra parte el hecho de duplicar, es decir aumentar intempestivamente en un 100 por ciento un impuesto, cualquiera fuera, resulta a todas luces desproporcionado, que conlleva un mensaje negativo hacia un inversor, de cualquier actividad, que como todos saben, busca horizontes de certidumbre. No podemos, como regla, imponer políticas fiscales disruptivas, sin considerar el desarrollo de una actividad y la inversión”.

 

“Particularmente creo que las cargas fiscales en general deben estar enmarcadas en dos premisas. Racionalidad y consenso. El financiamiento del estado es una especie de corazón que irriga la sangre mediante su diástole y sístole. Por un lado ingresan recursos al flujo de las administraciones y por el otro se gastan. Lo ideal es que exista un equilibrio, porque si hay notorias desproporciones la cosa se complica. Y eso quiere decir, en términos prácticos, que en la provincia habría que hacer una profunda evaluación, no solo sobre lo que ingresa sino como se gasta”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS