jueves 02 de diciembre de 2021 - Edición Nº1093

Entrevistas | 5 oct 2021

Causa Malvinas

Guillermo Carmona: "No se trata de línea dura o blanda, tenemos que cumplir la Constitución y las leyes vigentes"

El flamante Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Nación dialogó con Pal'Sur acerca de los lineamientos que tendrá su gestión. Además, se refirió al acuerdo Foradori-Duncan, la pesca ilegal, la explotación de hidrocarburos y el polo logístico antártico en Ushuaia, entre otros temas.


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

- ¿Cuál va a ser el eje de tu gestión? ¿Vas a endurecer la relaciones?

 

En primer lugar, tengo un enorme desafío, que es darle continuidad a las acciones que ha emprendido Daniel Filmus* al frente de la Secretaría de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Filmus ha tenido un destacadísimo papel, creo que ha marcado una línea de trabajo muy interesante que hay que darle continuidad. Tengamos en cuenta, haciendo una muy sucinta síntesis, que impulsó y logró la sanción de tres leyes fundamentales: (1) la creación del Consejo Nacional de Malvinas (Ley Nº23.558)*, la ley que establece el Límite Exterior de la Plataforma Continental (Ley Nº27.557)* y la ley que renueva el esquema de sanciones para la pesca ilegal (Ley Nº27.564)*. Por otro lado, puso en marcha el Consejo de Malvinas y ha tenido un papel muy importante en reactivar toda la acción diplomática para sumar apoyos a la Causa Malvinas en distintos países de la región y otras regiones del mundo.

 

En segundo lugar, voy a buscar profundizar esos lineamientos que ha planteado Filmus en su gestión y estamos trabajando también en la identificación de otras líneas de trabajo que puedan darle especial presencia a estas cuestiones de la soberanía en la agenda nacional en general. Es muy importante que, sobre todo, tengamos una agenda acorde a lo que pretendemos: que es que estas cuestiones sean políticas de Estado.

 

Más en particular, en función de algunos debates que se generan, quiero decir que en el concepto, cuando se trata de la soberanía nacional, no se trata de línea dura o línea blanda. Cuando se trata de cuestiones de soberanía nacional tenemos que cumplir la Constitución y la legislación vigente. Tenemos que aplicar el derecho internacional que, para la Argentina, es muy favorable. Los reconocimientos regionales que tiene la Causa Malvinas y por los elementos favorables a la posición argentina que distintas convenciones nos ofrecen. En ese sentido, debemos desplegar una agenda y acción diplomática, que permita al mismo tiempo la defensa del interés nacional en estos temas estratégicos vinculados con la soberanía, y que facilite y promueva el protagonismo internacional de la Argentina.

 

La Argentina es una potencia media y como tal tiene enormes posibilidades de protagonismo internacional en función de nuestros intereses nacionales. Hay también un vector que es fundamental para nosotros, que es la integración regional. Cuando nosotros concebimos los temas de soberanía, lo hacemos en perspectiva del interés nacional, pero al mismo tiempo lo hacemos en los marcos cooperativos que ofrecen los procesos de integración regional, que deben y están siendo revitalizados.

 

- ¿Qué se piensa hacer con el comunicado Conjunto, conocido como Foradori-Duncan?

 

En primer lugar tenemos que visualizar con mucha claridad una situación, que es que el Comunicado Conjunto (CC) del 13 de septiembre de 2016 conocido como Foradori-Duncan*, no está teniendo efectos jurídicos en el presente, y esto se debe al enfoque que el gobierno nacional, a partir de la asunción del presidente Alberto Fernández, adoptó. En este momento ninguna de las cláusulas o párrafos que contiene ese CC está teniendo efectos. Esto es importante decirlo, para que el pueblo argentino sepa que estamos evitando que se produzca cualquier efecto pernicioso que derive él. En segundo lugar, el carácter que tenga ese CC debe ser evaluado técnicamente, además de las evaluaciones de naturaleza política, por los órganos específicos de la Cancillería. En ese sentido, entiendo que hay un trabajo previo y que una vez que tenga en conocimiento detallado de él iremos analizando la posición a adoptar.

 

Lo importante es resaltar que en este momento no hay efectos jurídicos de ese CC y esto implica desandar lo recorrido por el gobierno de Mauricio Macri, cuyo canciller de entonces sostenía que eso no era un tratado sino una hoja de ruta*. Nosotros no tenemos una hoja de ruta, sino una política de Estado, que es la que define la Constitución y que tiene como eje central la reivindicación de la Soberanía.

 

- ¿Qué sucede con las empresas que quieren extraer hidrocarburos off-shore en el mar argentino?

 

En primer lugar, el actual gobierno considera que el verdadero obstáculo para el desarrollo sustentable de las islas, es la falta de predisposición del Reino Unido de discutir la cuestión de la soberanía, porque allí es donde residen los obstáculos. El foco de nuestra posición es poner en el centro de la atención en un eventual diálogo con el RU, la cuestión de la soberanía. Lo segundo es que el gobierno del presidente Fernández no procedió en, lo que en alguna medida generó expectativa el gobierno de Macri, ninguna modificación de la legislación vigente. En materia de hidrocarburos no solo no se removió la legislación, sino que el gobierno nacional laestá aplicando estrictamente y esto empieza a exhibir resultados. En estos días tomamos conocimiento del retiro del proyecto de explotación hidrocarburífera en el área Sea Lion de parte de la empresa Harbour y esa información da cuenta que habría tenido incidencia en la decisión de esta compañía la amenaza respecto de sanciones por la actividad ilegal. Otro tanto sucede en materia pesquera, que no solo no se removió la legislación sancionatoria, sino que además de aplicársela se actualizaron las sanciones a quienes realicen actividad ilegal. Son muestras concretas del compromiso de nuestro Gobierno vinculados con la soberanía nacional respecto de Malvinas, del Atlántico Sur y de la Antártida.

 

- Con respecto a la iniciativa que busca instalar un polo logístico antártico en Ushuaia, ¿qué novedades hay al respecto? Sobre todo teniendo en cuenta lo que ha sucedido con Turquía y varios países que incluyen en sus esquemas de ruta al puerto de Malvinas.

 

En relación con las iniciativas vinculadas con el Polo logístico, hay unos avances significativos que distintas áreas del gobierno nacional están llevando adelante. Quiero destacar que este es un tema que está en la agenda de la Secretaría, destaco también que el Ministerio de Defensa viene haciendo un trabajo muy importante. Hay que tener en cuenta que en el Proyecto de Ley del Presupuesto Nacional ya existen algunas previsiones relacionadas con esta temática, en donde figura, en la planilla de inversión de infraestructura, la construcción de un muelle e incorporación de maquinarias y equipos en la base naval de Ushuaia, también se prevé para el año 2022, 2.746 millones de pesos; para el 2023 $2.444 millones y para 2024 otros $1.942 millones. Esto tiene que ver con el trabajo que vienen desarrollando diferentes áreas del gobierno, y lo que nosotros vamos a tratar de hacer es buscar hacer una eficiente articulación interministerial, siempre con el vinculo con la provincia de Tierra del Fuego AeiAS para que podamos transformar los proyectos en concreción.

 

Desde la Secretaría vamos a ser muy prudentes con respecto de las cuestiones o con los anuncios de presencias de utilización de infraestructura en las Islas Malvinas por parte de terceros estados. Hasta el momento, por lo menos yo, no tengo confirmado que haya un país que anunciara formalmente que va a utilizar instalaciones en Malvinas. Eso no significa que no esté en estudio, pero nosotros no tenemos información corroborada en relación a alguna iniciativa en ese sentido de terceros estados. Sí puedo decir, con respecto a Turquía, que es un país que manifestó la intención de tener presencia antártica, y que es un país que no tiene el carácter de Estado de miembro consultivo, por lo que Argentina tiene varias instancias que puede hacer valer a efectos de que ocurran cosas inconvenientes o evitar que se utilice como punto de apoyo para actividad antártica, de manera contraria al interés que sostiene nuestro país, de brindar servicios logísticos no solo al Estado Nacional sino también a otros países.

 

- ¿Qué te parece el proyecto que planteó Eduardo Barcesat y que presentó un Senador Nacional, para que quienes nieguen la soberanía argentina sobre Malvinas y de alguna manera la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional, no puedan ser candidatos o funcionarios públicos?

 

No conozco el proyecto en particular, pero si se hiciera una presentación formal ante Cancillería, ahí opinaremos, pero opinar en sentido abstracto me parece que no resulta conveniente, porque podemos comprometer posiciones que pueden requerir estudios pormenorizados por áreas de la Cancillería. Lo que sí creo es que los funcionarios asumimos responsabilidades jurando cumplir la Constitución Nacional y positivamente, tenemos que generalizar la idea de que nuestra Constitución establece un mandato especial para quienes somos funcionarios, que es trabajar de forma permanente e irrenunciable para la recuperación del ejercicio pleno de soberanía. Los mandatos constitucionales no se opinan, se cumplen.

 

- ¿Cuál es tu opinión sobre el decreto de Sebastián Piñera en relación a nuestra plataforma continental?

 

Argentina ha cumplido todas las instancias para hacer efectivo su ejercicio de soberanía en la plataforma continental que fue delimitada por la presentación en Naciones Unidas y por la ley sancionada en el Congreso. Nuestra postura es fuerte en ese sentido y nuestra postura es reafirmar esos instrumentos, ratificando la posición argentina.

 

Con Chile tenemos un proceso de integración y cooperación en muchos campos y creo que debemos cualquier diferencia siempre en ese contexto, tienen que seguir siendo impulsados y tienen que seguir teniendo un lugar central en nuestra agenda bilateral. Las diferencias que puedan existir, se tienen que dirimir en los ámbitos específicos.

 

- ¿Qué va a suceder con los vuelos a Malvinas?

 

En este momento no hay vuelos a Malvinas. En virtud de la pandemia quedaron suspendidos, y si se contemplan situaciones vinculadas con cuestiones humanitarias o sanitarias, esas situaciones las analizaremos particularmente. Hay que tener en cuenta que el acuerdo de vuelo que realizó la gestión anterior, quedó sujeto a una revisión anual que oportunamente analizaremos y en función de eso tomaremos las decisiones que corresponda tomar.  

 

Por Luciano R. Moreno Calderón*

 

   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS