jueves 02 de diciembre de 2021 - Edición Nº1093

Entrevistas | 7 oct 2021

Dr. Guillermo Docena

"Es fundamental empezar a vacunar a los menores de 11 años"

Pal'Sur dialogó con el bioquímico e investigador del CONICET, Guillermo Docena, quien en la Universidad Nacional de La Plata está al frente de uno de los cuatro proyectos para desarrollar vacunas nacionales para prevenir la infección por SARS-CoV-2, sobre la llegada la variante Delta, las nuevas disposiciones sanitarias de apertura, la vacuna SPUTNIK, los avances de la vacuna argentina y la vacunación en menores de 11 años.


- ¿Porque algunos llaman a la variante Delta la nueva pandemia?

 

En realidad yo no estoy muy de acuerdo con eso de que se la llame la nueva pandemia. Es una variante viral (algo distinto al virus original) con características que lo hacen un poco más complicado que los anteriores. Como sucede en todas las variantes, lleva varios meses entender de qué se trata, qué significa en el contexto de los otros virus circulando, qué hace, cómo impacta en cada población; y ahora que tenemos poblaciones con una vacunación avanzada, también las vacunas que se usan en cada población determinan que esta variante emergente presente un comportamiento distinto. Esto es justamente lo que estamos viendo en Argentina, que Delta se comporta de una manera muy distinta con respecto a otros países. Acá impactó más la variante Manaos que la Delta. Por eso me parece que no es del todo correcto llamarlo "la nueva pandemia". Es ´parte del dinamismo de la pandemia.

 

- ¿Que características tiene Delta que la hace tan preocupante?

 

Lo que se vio en el hemisferio norte y principalmente en India, es que tiene un enorme poder de trasmisión, un poder de infección del doble que la variante original de Wuhan en China. Se puede ver cómo enseguida invade una población, cómo desplaza a las otras variantes, y cómo en general cuando empiezan a contagiar y enseguida aumentan los casos y se disemina en semanas a otros países. Sin embargo, esto acá no ha ocurrido y podemos atribuirlo a la cantidad de personas vacunadas principalmente. La principal característica de esta variante es el poder de trasmisión entre personas, pero eso aquí no lo hemos visto y esto responde a tres factores: (1) control de fronteras -no ingresaron personas infectadas en forma masiva-; (2) se mantienen medidas de protección -a diferencia del hemisferio norte donde decretaron el fin de la pandemia y Delta le demostró lo contrario- ; y (3) la vacunación.

 

- ¿Qué te parecen las nuevas medidas de apertura?

 

Dada la situación epidemiológica argentina y la de países limítrofes, estoy de acuerdo en liberar algunas medidas de restricción, porque, además, en la práctica veíamos que ya no se estaban cumpliendo. La gente ya está cansada y además estamos en un momento epidemiológico en el que el control de Delta es un hecho muy importante que nos está marcando que la situación y transmisión están controladas. Los números de contagios y fallecidos hace 18 semanas que están disminuyendo, y eso muestra que algo ocurrió desde que empezó la vacunación más intensa por el mes de mayo, cuando estábamos en cuarenta mil casos, y si uno mira las curvas, empieza a descender los números de contagios cuando ingresa la Delta. Esto quiere decir que por más que ingresó Delta, los casos siguieron bajando. Eso lleva a pensar que estamos en una situación epidemiológica promisoria.

 

Yo creo que de las tres medidas más importantes, el que se haya liberado el uso de barbijo en lugares abiertos y con distancia social es la más segura; con lo que no estoy del todo de acuerdoes en no usar barbijos en lugares cerrados, porque ahí no tenés circulación cruzada de aire como en espacios abiertos, y no sabemos hasta qué punto se va a controlar el aforo.

 

Lo del control de fronteras, que es muy importante, no es que se liberó, sino que lo que va a estar menos restringido va a ser ingreso de personas de países limítrofes, donde las curvas de contagios están bajando. Pero no está liberado, le piden PCR al ingreso, tienen que tener la dos vacunas y le van a pedir una PCR al cuarto día después de que ingresaron. El a ver levantado la cuarentena por unos días luego del arribo creo que es el tema más peligroso, y habrá que tener capacidad de modificar estas reglas si la situación epidemiológica comienza a cambiar.

 

Yo estoy de acuerdo en empezar a liberar las medidas de restricción que quedan todavía. La gente ya está cansada y se requiere liberar actividades sociales, mejorar actividades económicas en el país y además la situación actual es la más favorable desde que se inició la pandemia. Sin embargo, debemos estar muy atentos a la situación epidemiológicas y mientras tanto hay que seguir vacunando.

 

- ¿Qué está sucediendo con la vacuna SPUTNIK y este lote que volvió a Rusia?

 

Hay varias cuestiones. No creo que sea un tema de desprestigio lo que estamos viendo, ya que es muy difícil desprestigiar una vacuna donde están a la vista los resultados en tantos países: son 70 países donde se está usando y no hay ningún reporte que lleve a pensar que hay que suspender la vacunación. Sí creo que viene por el lado de cuestiones más geopolíticas, y que probablemente han habido algunos problemas con algunos lotes. Exactamente este lote que llegó a Argentina, aparentemente fue devuelto por un problema de etiquetado. Esto es importante corregirlo para evitar problemas o errores en el momento de la vacunación.

 

A mi entender hay otras cuestiones con la OMS, FDA y EMA, y que tiene que ver con cuestiones más geopolíticas y no con parámetros de seguridad de las vacunas. La vacuna Sputnik V ha probado ser segura y eficaz para evitar la enfermedad severa y además para controlar la transmisión del virus. Porque sino, no se puede entender que hayan aprobado Sinovac* y Sinopharm* y desde noviembre del año pasado estén dando vueltas con la Sputnik-V, cuando está comprobado que es una vacuna segura y que funciona. Por otro lado también es un error inadmisible que ni la OMS ni Gamaleya* oficialmente digan exactamente qué está pasando para terminar con fake-news o confusiones, porque billones o cientos de millones de personas que recibieron la vacuna necesitan tranquilidad, saber que están protegidos con esa vacuna.

 

- ¿Obtuvieron el financiamiento para la vacuna?

 

Con respecto a ARGENVAC, la vacuna que estamos produciendo en nuestro país, cuando hablamos la ultima vez*, estábamos en la etapa en que nos habíamos presentado o estábamos armando el consorcio para presentarnos a una convocatoria del MINCyT para financiar proyectos de vacunas para COVID-19. Hoy ya hemos conformado un consorcio en el que participan dos universidades (UNLP y UBA), el INTI, el Malbrán, el ANLAP y la empresa Gihon. A través del consorcio ARGENVAC podremos producir una vacuna para COVID-19desde la mesada del laboratorio hasta tenerla en un vial con la calidad adecuada que nos permita administrarla en personas. En el mes de septiembre fuimos anunciados que el MINCyT seleccionó nuestro proyecto como uno de los 4 que recibirá financiación (60 millones $) para finalizar la fase pre-clínica. Esto nos permite ahora avanzar en la segunda etapa que consiste en el escalado de producción, o sea producir la vacuna en miles o cientos de miles de litros con una calidad para que se pueda administrar en una persona. Si no se lograba este subsidio se terminaba cayendo el proyecto. Este logro nos pone muy contentos y esto nos permite redoblar esfuerzo y compromiso en algo que nos está dando muchas satisfacciones.

 

- ¿Qué opina de la vacunación en menores?

 

Considero que es muy importante poder avanzar en la vacunación de menores de 18 años, uy más puntualmente, en la franja etaria de 3 a 11 años. La semana pasada la ANMAT recomendó su autorización sobre las base de la información recibida de Sinopharm. Esta vacuna se está aplicando en varios países y en particular en China se llevó adelante el estudio fase ½ que fuera recientemente publicado en The Lancet. La fase 3 se está desarrollando en este momento en China y seguramente la ANMAT dispuso de estos resultados para poder evaluar la autorización de la misma, aunque los mismos aún o han sido publicados.

 

Por lo tanto considero que es fundamental empezar a vacunar a los menores de 11 años (en edad escolar) porque ahí están concentradas las personas sin vacunas, y hemos visto en Israel, Inglaterra y en otros países del hemisferio norte que así se inicia la ola por Delta. Justamente en las escuelas es donde tenemos muchas personas sin vacunar y si hay una persona infectada que contagia, desde aquí puede propagarse hacia el resto de la comunidad. Los estudios demuestran que la vacuna Sinopharm es segura e inmunogénica*, con datos que la ANMAT ya tiene, de los más de 500 millones de vacunados en China. Además tenemos los resultados de eficacia en dicho grupo etario en China y conocemos los datos de eficacia en adultos, además de saber que esta vacuna protege de la variante Delta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS