domingo 25 de febrero de 2024 - Edición Nº1908

Patagonia | 28 dic 2022

ANÁLISIS DE RÍO NEGRO 🇦🇷

🌞 El despegue de la Argentina puede tener impulso desde la Patagonia (2/5)


Siguiendo con el tema del despegue argentino y la Patagonia (*VER 1°parte*), con los recursos de su geografía, como una de las regiones para lograrlo, también la provincia de Río Negro, al igual que Neuquén, cuenta con los recursos naturales necesarios con los que con obras de infraestructura permitirán el desarrollo económico, social y la radicación de población.

 

Tiene recursos renovables (plantas, animales, agua); no renovables (minerales, combustibles fósiles) y continuos (radiación solar, energía eólica) que bien utilizados pueden cambiar la vida de la población y generar divisas para el país.

 

Tres ríos para aprovechar el recurso hídrico: en el Colorado, que es el límite con La Pampa,  con canales de riego y azudes permitirán incrementar las zonas de riego y la radicación de población en las localidades existentes a sus orillas y la fundación de nuevas colonias agro-ganaderas; en el Limay,  junto con  Neuquén, se podrán realizar los aprovechamientos hidroeléctricos Michihuau y Pantanitos, que generarían la energía eléctrica para la zona de la costa sur del río Limay; más los embalses que se formaran y canales de riego que se construirían, permitirán la irrigación de miles de hectáreas de tierras, hoy improductivas, y que se pondrán a producir y permitirán la radicación de industrias y de población en uno de los departamentos de más baja densidad poblacional de la provincia, El Cuy, de 0,0 – 0,2 hab/Km2.

 

Sobre el río que da el nombre a la provincia, el Río Negro, el proyecto Sistematización del Río Negro1 Superior es un multipropósito con objetivos como protección contra inundaciones; generación de energía eléctrica; recuperación de tierras costeras; con los canales proyectados se regarían miles de hectáreas de tierras vírgenes. Además, las localidades del Alto Valle2 que están incluidas en el proyecto, se beneficiaran con el asentamiento de población e industrias.

 

Con la habilitación del último tramo del “Gasoducto de la Región Sur”3, desde la localidad de Ramos Mexia hasta la de Maquinchao, que se instaló paralelo a la Ruta Nac. Nº 23, la que une a todos los pueblos de la meseta rionegrina, desde el mar hasta la cordillera, la llamada Línea Sur, llevará el gas a una zona de los inviernos más rigurosos del país; dará una vida más digna a los pobladores y la posibilidad de radicación de industrias para el aprovechamiento de los recursos locales, y volver a darle el dinamismo que le dio el ferrocarril a principio del siglo XX cuando surgieron estas poblaciones.

 

Al extremo sur de Río Negro se encuentra Sierra Grande, una mina subterránea4 que cuenta con más de 200 millones de toneladas de reservas minerales, y que supo ser la mina más grande de hierro de Sudamérica. Clausurada en 1992, Sierra Grande puede transformarse ahora en uno de los ejes productivos de energía limpia, a partir de producir hidrogeno verde5, aprovechando la energía eólica que se produce en la zona. La producción de hidrógeno verde estimada tendrá una capacidad energética equivalente para cubrir el consumo eléctrico de 1.600.000 hogares, se crearán 15.000 empleos y convertirá a Río Negro en un polo exportador de hidrógeno verde.

 

Con la producción de petróleo y gas de yacimientos convencionales, la parte rionegrina de Vaca Muerta6 y la futura instalación de la planta de GNL en el puerto de Punta Colorada, cerca de Sierra Grande, Río Negro hace un importante aporte a la producción de combustibles fósiles.

 

Sin tener una capacidad minera como otras provincias cordilleranas, sobre la Línea Sur se está trabajando en minas de plata, plomo, tungsteno, etc., como así también no metalíferos y rocas de aplicación, con mucha expectativa hacia un futuro de grandes producciones minerales, que permitirán la radicación de población e industrias directas e indirectas en minería.

 

La industria turística es otro factor que puede llegar a desarrollarse en la provincia, con 4 regiones de distintas características que no dejarán indiferentes al turista. La cordillera andina con San Carlos de Bariloche7 como ciudad de referencia en esta zona por cantidad y diversidad de servicios, y con ríos, lagos y montañas que brindan alternativas diversas en escenarios paradisiacos; la zona del Golfo San Matías8 donde la playa y el mar son los protagonistas de los paisajes de la bella Costa Atlántica; El Alto Valle ofrece diferentes propuestas de agroturismo y turismo cultural que permiten al turista conocer la vida cotidiana en las chacras dedicadas al cultivo de las famosas manzanas, peras, duraznos y recorrer muy modernas bodegas; y la zona sur provincial, presenta una geografía árida, apenas tapizada por una vegetación rala y escasa, donde se destaca el Área Natural Protegida Meseta de Somuncura9, una altiplanicie originada hace 40 millones de años, donde con guías especializados y baqueanos, se puede llegar a cuevas, ver pinturas rupestres y restos fósiles y conocer yacimientos arqueológicos de la meseta.

 

Como vemos, Río Negro puede aportar mucho para el despegue argentino.

 

 

Por

Jorge Alegrechy

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS