domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Opinión | 21 nov 2023

uso político de Malvinas y los caídos

🏴‍☠️ Margaret Thatcher y la oportunista indignación selectiva del CECIM La Plata


Habiendo transcurridos los comicios que terminaron por volcar el apoyo del pueblo argentino a la presidencia del liberal libertario, Javier Milei, que reivindica (entre otras barbaridades) la política llevada adelante por la criminal de guerra y genocida Margaret Thatcher, creo que es importante hacer algunos comentarios sobre las justas expresiones de un grupúsculo de ex combatientes de la ciudad de La Plata, acerca de esta nefasta postura del presidente electo.

 

Pocos días antes de que se produjera el balotaje del 19 de noviembre, y a raíz de lo que fue el debate presidencial entre los dos contendientes que llegaron a esa instancia, el CeCim La Plata1 comenzó a salir por todos los medios, e incluso a la calle, para exhibir con razón el repudio e indignación por los dichos de Milei acerca de la admiración a la genocida Margaret Thatcher: un demente ser despreciable que digitó la matanza de nuestros héroes caídos en combate y fue la principal responsable del hundimiento del ARA Gral. Belgrano.

 

A raíz de esta situación, que en lo personal comparto en cuanto a expresión de rechazo a la “Dama de Hierro” y las reivindicaciones del anglófilo presidente electo, me tomé la molestia de hacer un pequeño informe sobre el accionar de este grupo de personas a los largo de los años.

 

Mummy's War: el documental pro-británico del CECIM

 

Como expresé, la postura crítica del CECIM en cuanto los dichos reivindicatorios de Milei a la figura de la Margaret Thatcher no son algo que me genere una diatriba, por la sencilla razón de que todo argentino bien parido debiera estar de acuerdo con eso, pero lo que hace ruido a los que tenemos memoria no es lo que se rechaza, sino quién lo hace. Es decir, genera suspicacias que el mismo CECIM que en 2006 ayudó a Carol, la hija de Margaret Thatcher, (y a la BBC) a hacer un documental homenaje a su madre2, hoy se sienta tan interpelado por las palabras del ultraliberal-conservador.

 

El documental que el CECIM ayudó a confeccionar incluyó (según Pagina 12) 3 un viaje a Malvinas con la hija de la asesina, a los efectos de que la colaboración sea completita y no queden dudas de la genuflexión. El viaje colaborativo, a contrapelo de lo que hoy se quiere instalar desde ese espacio apátrida de ex combatientes para zafar del dato que mata el relato, había sido advertido cuando -por habitual invitación- asistieron a la embajada británica en Argentina para ser informados que Carol iba a viajar a Malvinas con ellos -desde Chile- para hacer el documental.

 

Mientras todo esto ocurría, y ya se comenzaban a convulsionar los centros de veteranos no desmalvinizadores, apareció la desesperada necesidad de ese grupúsculo de colaboracionistas4 que conforma el CECIM por tratar de romantizar su apátrida aporte a la desmalvinización. Por suerte quedó registrado el contrapunto entre ellos y el resto de los veteranos de todo el país (el 99,9% del padrón), que no querían ser funcionales a los dispositivos desmalvinizadores de la inteligencia británica.

 

Por un lado, los patriotas organizaban movilizaciones y declaraciones en todo el país para exteriorizar el rechazo a lo que claramente era un acto de provocación: "la hija de la criminal de guerra se encuentra filmando un documental que reivindica los crímenes de su madre, aún impunes, así como la reocupación de las islas que nos pertenecen”, es “inconcebible que esta mujer pueda pasearse tranquilamente por la República Argentina -incluyendo Malvinas, por supuesto-, sin que la Cancillería argentina atine a repudiar dicha presencia”.

 

"Los veteranos de guerra repudian la presencia de la hija de Margaret Thatcher y solicitarán al gobierno nacional la denuncia de los acuerdos con Gran Bretaña". “Cualquier argentino, sea veterano de guerra, familiar de caído, funcionario público o simple ciudadano, que se preste a colaborar con el proyecto de la hija de la 'Dama de Hierro', será considerado un traidor y colaboracionista con el enemigo"

 

Por otro lado, los representantes de la genuflexión trataban de explicar los inexplicable. Al principio empezaron por decir que Carol es “una loca linda y pintoresca”, que ella “no tiene nada que ver con la guerra” y que este film reivindicativo de la genocida “podía tener un beneficio para nuestro país”. Y mientras todos los veteranos del país organizaban movilizaciones de repudio por la presencia de Carol para usar a los familiares de los caídos, el CECIM  sostenía que ellos no iban a organizar nada contra la visita de Carol, ya que ella les había prometido “comer un asado y tomar vino”. Barata la traición: unos choris y escabio.

 

Este cuadro de situación, premeditadamente sepultado en la opinión pública y los medios pseudo malvineros, nos pinta de cuerpo entero la actitud de este grupo de personas, que son las mismas desde entonces, pero que cambian de ¨líder¨ para poder seguir haciendo de las suyas y que ninguno sea responsable: “la culpa es del anterior al que nosotros pusimos como presidente del centro”, dicen. Hoy su figura más representativa es Alonzo, pero son los mismos desde 2006 y van cambiando la presidencia para hacer como que son muchos, y de paso, no hacerse cargo de lo que hace el anterior.

 

Es decir que hoy, 2023, los mismos que ayudaron a hacer un homenaje a la asesina de nuestros caídos en 2006, se horrorizan porque en tiempo electoral, el candidato que no les daría ningún cargo, reivindica a la genocida a la que ellos ayudaron a honrar. El problema no es Thatcher, el problema que el anglófilo de Milei, que no les va a dar cargos en el Estado a ellos ni a sus ya acomodados familiares.

 

Para el CECIM no existen los Héroes de Malvinas: ese es un concepto del patriarcado

 

Ernesto Alonzo5 presidente del CECIM, en un twitt de 20196 que fue compartido por Daniel Filmus7 y Alicia Castro8, expuso que “hay que deconstruir los estereotipos de Héroe fundados en la lógica del patriarcado, dentro de un pacto extremadamente machista, que edulcoran el horror de la Guerra justificando cualquier violencia”.

 

La respuesta de 39 centros de veteranos de la provincia de Buenos Aires con más de 5000 ex combatientes, no se hizo esperar y los mismos que en 2006 se habían movilizado para rechazar la presencia de la hija de Thatcher le respondieron al presidente del CECIM, que nuevamente arremetía contra la gesta en favor de la desmalvinización: “Ernesto Alonso se olvidó de los motivos principales por los que estuvo en las Islas”.

 

“No merece ser Honorífico, porque no tiene HONOR, y ensucia de una forma inentendible la gesta más heroica que nuestro país ha tenido, después de la Revolución de Mayo”. “LOS VETERANOS DE GUERRA; solamente les decimos que estamos orgullosos de haber sacrificado todo lo que sacrificamos por nuestro País, y solicitamos que (Ernesto Alonso) se retracte públicamente de todos los disparates que tal vez por no estar en sus cabales pudo haber dicho."

 

Luego, en contraparte a esta postura desmalvinizadora de Alonzo, tergiversadora y oportunista, quien salió a responder la aberración planteada fue la Dra. María Sofía Vassallo, por medio de un hermoso artículo llamado “Malvinas, la dominación colonial y la deconstrucción de los héroes” 9, que explica de alguna manera en qué se inscribe esta estrategia de desmemoria colectiva que busca desarrollar el CECIM:

 

“Lo que se propone cuestionar, desarmar, desactivar es la figura de los héroes de Malvinas; porque están obstinados en despojar la dimensión épica de la guerra de 1982, fijarla como el último capítulo de la dictadura y poner en duda, el coraje y la osadía de muchos de quienes la protagonizaron contra y a pesar de las mezquinas intenciones de la Junta militar. Las acciones heroicas (individuales y colectivas) de los combatientes argentinos durante la guerra no son el invento de algunos “adoradores de las balas”, están documentadas, hay pruebas, testigos y testimonios. Han sido reconocidas, incluso por los británicos. Son poderosos hechos históricos, con un gran potencial movilizador. Y eso es lo que proponen desmontar; porque la comunidad, la nación, el pueblo argentino unido contra los adversarios históricos, da miedo e incomoda. Esto no es una “reivindicación edulcorada de la guerra”

 

Quien también se refiere a esta situación, según expresa la Dra. Vassallo, es el VGM César Trejo, director del Observatorio Malvinas de la Universidad Nacional de Lanús10: “Un héroe no es un ser extraordinario, sino una persona ordinaria que, puesto en una situación extrema, saca lo mejor de sí para defender un bien superior. Es decir, que el héroe es la encarnación de la virtud. El espejo donde queremos mirarnos, para ser mejores”

 

En conclusión, a las claras, estamos en presencia de ex combatientes (el CECIM) que, según expresan públicamente -e incluso por intermedio de su títere letrado11-, no creen en el concepto de veteranía, pero que, aun así, perciben sin ningún tipo de problemas la pensión honorífica que se brinda a los que combatieron por el honor de haber ido a combatir, y tampoco reniegan de que la gesta es lo único que los coloca en el lugar que están, ocupando los cargos que ocupan y lo que les permite acomodar a sus querencias en donde las colocan. Y sobre esto, también, el VGM Trejo escribió en 2009 un muy informático artículo llamado “Teoría y práctica de la traición permanente” 12.

 

Donaciones al CECIM de una empresa que pesca ilegalmente en Malvinas

 

Durante 2021, y antes también, podemos ver el publicitado activismo alimentario del CECIM13, junto a Victoria Tolosa Paz, repartiendo pescados a diferentes comedores escolares y, obviamente, fotos de ellos a todos los medios. Pero el problema acá no radica en la primera actividad (dar alimentos de primera calidad a los que no lo tienen) sino de quién proviene ese alimento y la manera en que es brindado por la empresa.

 

La empresa que brinda esas donaciones se llama CONARPESA, un contubernio conocido desde hace décadas por contaminar14 y evadir impuestos15, y que no conforme con ello, hoy es filial de Wofco16, una empresa que pesca ilegalmente en Malvinas17 con criminales licencias kelper. Es decir, el CECIM, por medio de la Cooperativa Soberanía Alimentaria, recibe donaciones por parte de una empresa que debería ser denunciada por tener vinculaciones societarias con otra que pesca en Malvinas según nuestra ley actual N°26.38618.

 

Ergo, el CECIM defeca sobre la soberanía argentina sobre Malvinas, ayudando a lavarle la cara a una empresa que debería ser denunciada, multada y embargada por robar los recursos argentinos, para que de ese embargo multimillonario salgan muchas mas toneladas que debiera dar pueblo, que son muchísimas más que el chiquitaje donado a los ex combatientes. Donaciones que lejos están de tener su finalidad en alimentar comedores, sino, mas bien, solventar fotos de algunos que se quieren hacer los malvineros solidarios. Una situación que favorece por sobre todo a la empresa, que disfruta que en la foto salga el nombre CONARPESA asociado a Malvinas y la solidaridad, y no ya al saqueo de nuestros recursos en Malvinas, a la evasión y la contaminación, como debería ocurrir.

 

La cómplice indiferencia del CECIM al radar británico el Tierra del Fuego

 

El 14 de marzo de este 2023, desde la embajada argentina en Estados Unidos, el CEO de la empresa LeoLabs, Daniel Ceperley, anunciaba19 que se había instalado un radar de la OTAN en Tolhuin, “Corazón de la Isla”, provincia de Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur, es decir, la provincia que tiene dentro de su territorio la base colonial de la OTAN en Malvinas. Ese anuncio, no solo quedó asentado en las declaraciones de Ceperley, sino que el propio embajador de Estados Unidos en Argentina, Mark Stanley20, estando de visita en la provincia de paseo con el gobernador Melella21, también lo anunció.

 

Y mientras los anuncios se disparaban por las redes y alertaban de este radar totalmente contrario a la política de Defensa Nacional22, a la soberanía, a la integridad territorial y que ponía en riesgo la vida de los fueguinos23, el CECIM viajaba en abril a la provincia24 para reunirse con el gobernador Gustavo Melella y su secretario de Malvinas Andrés Dachary, máximos responsables de la instalación de ese radar. Nada del radar se habló, ni de los anuncios del embajador yanqui, que en épocas de Macri seguro hubiera sido un motivo de encendidas declaraciones de rechazo por parte de estos veteranos.

 

El resultado de estas vacaciones pagas por la Provincia de Buenos Aires, aparentemente fue muy positivo, a partir de ello, el Secretario de Malvinas, empezó a adoptar el discurso desmalvinizador del CECIM. Desde ese momento, Dachary comenzó a hablar de los caídos en Malvinas como NNs25, y a partir de aquí seguramente se pusieron de acuerdo en que, el gobierno provincial avalaba su estrategia desmalvinizadoras de asociar la gesta pura y exclusivamente dentro del Terrorismo de Estado, si ellos no usaban su acomodo político mediático para atacar al gobierno provincial por la instalación del radar británico. Y así fue.

 

Cuando se destapa la olla sobre este tema del radar y el gobierno provincial no puede ocultar mas su complicidad, los veteranos de todo el país, que habían pedido no se reciba a la hija de Thatcher, salieron a pedir que el gobierno de la provincia dé explicaciones inmediatas26 y saque el radar de la provincia. ¿Saben quién jamás hizo nada? El CECIM.

 

Los veteranos de todo el país, siguieron pidiendo explicaciones por esta afrenta27 y no solo eso, sino que organizaron una juntada de firmas para que sea desinstalado el radar. ¿Y saben quiénes no hicieron, ni hacen nada al día de la fecha? El CECIM. Incluso luego de que el Secretario de Malvinas Guillermo Carmona escribiera a los veteranos28 para decirles que es el Gobierno Provincial Fueguino es quien no quiere sacar el radar, jamás se expresaron contra Melella y su radar británico. ¿Y saben por qué? Porque ahí está metida la Universidad Nacional de La Plata29, y algunas personas de su confianza, según expuso el propio Dachary.

 

Tampoco hicieron su declaración de repudio por el gravoso hecho de que el Gobernador Gustavo Melella, consultado por primera ver por el radar, por el medio pagina 1230, para tratar de zafar del tema distrayendo a la opinión publica que iba a declarar persona no grata a la embajadora británica en Argentina por unas declaraciones que hiciera esta el 4 de marzo en claro uso de lo caídos, que el CECIM fue el primero en apoyar31 esta clara maniobra distractiva. Una declaración que jamás hizo gobierno provincial. Es decir también fueron cómplice del uso de los caídos para tratar de cubrir la complicidad en la instalación y permanencia del radar británico en Tierra del Fuego32.

 

El CECIM y la secesión fueguina. La provincia kelper

 

A nadie escapa que la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata es el bastión del CECIM la plata, y que incluso fue varias veces premia este grupo por su labor desmalvinizadora. Bueno, la cuestión es que en 2015, desde esa facultad nace un proyecto avalado por el propio CECIM que buscaba crear “la Provincia 24”33. UN proyecto que quería sacarle a los fueguinos las Islas Malvinas34, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes, junto con la Isla de los Estados, para crear una nueva provincia, con características muy diferentes a todo el resto.

 

El proyecto, que es un insulto a todo el pueblo fueguino, y que no parece importarle a Gustavo Melella que los recibe sin problemas, en 2015 terminó, durante la gestión de Filmus como Secretario de Malvinas35, ganando un premio, por ser el mejor replanteo geopolítico. Un proyecto que fue repudiado36 por la legislatura provincial gracias un proyecto que presentara a tal efecto37, pero que genera otros proyectos de igual tenor que hoy están metidos en el Consejo Nacional de Malvinas, como ser el planteado por Marcelo Kohen38, gran amigo del CECIM La Plata y la Facultad de Periodismo de la UNLP.

 

Una conclusión final

Lo que me moviliza a escribir este informe con mucha carga probatoria, es la necesidad de mostrar quienes son algunas de las personas que, por estar vinculadas a los medios de mayor tiraje y a la cúpulas políticas, son mostradas como grandes protectores de la soberanía, cuando en realidad eso es muy pero muy discutible por su propio accionar. Yo no digo que todo lo que el CECIM exponga está mal, sino que hay que saber separar la paja del trigo y analizar a las personas que profesan ideas contradicen con sus acciones. Acciones contradictorias que, no casualmente, no son tan promocionadas como las ideas.

 

Hoy, luego de la justa victoria de Javier Milei, se presenta una gran oportunidad para todos los patriotas que vamos a combatir con uñas y dientes si esta persona quiere llevar adelante lo que dijo que iba a hacer en contra de nuestra soberanía39. Y ese proceso de lucha no puede ser nuevamente cooptado por sujetos que solo están para figurar o trepar, porque volveremos a caer en las divisiones que premeditadamente buscan cosechar en provecho del colonialismo, no solo territorial sino cultural.

 

La resistencia patriótica, no puede ser construida con los apátridas colaboracionistas del enemigo usurpador que solapados en la máscara del compromiso por la recuperación solo usan un discurso vacío para colocarse en puestos políticos. Todos debemos tirar para el mismo lado, pero es imprescindible saber cuáles son las motivaciones de los que están luchando supuestamente a nuestro lado, de lo contrario, volverán a infiltrar sus espurios intereses en un nuevo amanecer patriótico, por el que tenemos que unirnos.

 

Por

Luciano R Moreno Calderón

Unión Malvinizadora Argentina

https://twitter.com/UMalvinizadora

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS