s谩bado 25 de junio de 2022 - Edici贸n N潞1298

Entrevistas | 4 mar 2022

馃彺鈥嶁槧锔 Soft power brit谩nico y desmalvinizaci贸n

馃嚘馃嚪 "Malvinas es la parte visible de un sistema de dominaci贸n invisible"


El Veterano de la Gesta de Malvinas, César Trejo, actual director del Observatorio Malvinas de la Universidad Nacional de Lanús dialogó con Pal'Sur sobre las estrategias del poder blando británico en nuestro país, la política de seducción a los kelpers, las propuesta sobre un referéndum en las islas, y el balance de la reinstalada Secretaría de Malvinas en estos dos años.

 

"Para poder consolidar la independencia y ser un país soberano, libre e independiente, tenemos que tomar conciencia de que no lo somos y que estamos en una situación de colonialidad o semi-colonialidad".

 

Cada * te lleva a un sitio web

 

- Vos escribiste un artículo sobre la obra teatral en la que participan ex combatientes de Malvinas (argentinos y británicos) llamada Campo Minado*, y quería que nos comentes tu opinión sobre ella.

 

El artículo fue co-escrito con la doctora María Sofía Vasallo* y el licenciado Ernesto Dufour. En él analizamos que la obra (luego de verla) tiene una factura muy interesante desde el punto de vista de la puesta en escena, enmarcada en lo que nosotros llamamos el poder blando inglés, en donde buscan presentar una obra como simétrica, por ser tres veteranos argentinos y tres británicos, pero en realidad, desde la selección de quiénes van a estar como actores hay ya una asimetría evidente.

 

Del lado inglés hay dos británicos y un gurkha* (nepalés). De los dos británicos, uno de ellos fue el escriba de Jeremy Moore* (el que llevaba las notas), es decir, un tipo de la inteligencia militar británica; y el otro, un sub oficial Royal Marine que el 2 de abril fue detenido en la recuperación argentina, y que, en contra de lo que dicta la Convención de Ginebra, una vez devuelto, volvió a las islas a combatir con las tropas, siendo, por tanto, un hombre que también, de alguna manera, trabaja para la inteligencia británica. El gurkha, que aparece como simpático, en realidad es miembro de una internacional de los sistemas de seguridad -estilo Blackwater*-, de mercenarios que van haciendo tropelías por todo el mundo.

 

En el campo argentino, eligen a tres compañeros: uno de los tres compañeros elegidos fue uno de los acompañantes de la hija de Margaret Thatcher, Carol Thatcher, en su visita a la Argentina, cuando vino a hacer la película "La guerra de mamá" que fue utilizada para homenajear a Thatcher antes de su muerte por el ex primer ministro Tony Blair y su majestad británica Isabel II.

 

- Estuvieron también en Malvinas...

 

Sí. Este chico Sagastume*, que pertenecía al CECIM La Plata*, estuvo en las islas con Carol, acompañándola porque decía que era una loca linda e inocua (que no venía a reivindicar a su madre) asique la invitaron a comer un asado y luego la acompañaron en su viaje a Malvinas. Otro es un tripulante del ARA Gral. Belgrano -un humiento que constituye un crimen de guerra*-, que desde chico le gustaban los Beatles, tocada covers de los Beatles y su sueño era cantar esos covers en Londres. Y el tercero, Marcelo Vallejos, es un gran compañero, que actualmente es un gran triatlonista.

 

Se quiere  mostrar un diálogo donde los únicos dos locos son Thacher y Galtieri, donde se condena la guerra y donde se habla de una especie de reconciliación. Y en realidad todo está dentro de un dispositivo de poder blando británico.

 

- ¿Qué es el poder blando ("soft power") británico?

 

El poder blando británico es lo que nosotros podemos verificar en la desmalvinización. Es decir, primero quitar la responsabilidad por la invasión de ellos en el 82´, como si no fuera la continuidad de su política colonial histórica. Luego diluir los actos criminales de los británicos, poniendo la responsabilidad de toda la guerra en manos de Galtieri y la Junta Militar -como el borracho con el manotazo de ahogado para perpetuarse en el poder-, siendo esta al día de hoy, la estructura hegemónica que ha pretendido explicar el conflicto de Malvinas desde esa monocausalidad, dejando de lado la complejidad geopolítica, el enfrentamiento histórico, la dimensión del espacio en disputa, etc.

 

Ponernos a los combatientes como pobres víctimas del terrorismo y la dictadura, y pobres chicos. Hubieron dos películas que hicieron eso ("Los chicos de la guerra"* e "Iluminados por el Fuego"*), y quitar toda épica y heroicidad del pueblo argentino, de nuestros compañeros que dieron su vida, y de tantos que hoy están recorriendo nuestra patria anónimamente y cuya épica se ha acallado.

 

El poder blando es ablandar las posiciones. Sobre todo dirigido a las élites y a las clases sociales que acceden al poder en Argentina, para decirles "bueno, reconciliémonos, está todo bien". Y bueno, así nos ha ido en estos 40 años donde no hemos podido tener una política de Estado que nos permita acercarnos al sentimiento del pueblo argentino, y al cumplimiento del objetivo de la disposición transitoria primera de nuestra Constitución nacional que entiende la recuperación de Malvinas como una Causa inclaudicable del pueblo de la nación argentina.

 

El soft power es lo que mejor han desarrollado los británicos en la historia de su dominio mundial. A ellos no les fue muy bien en el Río de la Plata, ni en 1806, ni en 1807, ni en 1845 con la vuelta de obligado, y tampoco les fue tan bien Malvinas, pero sí les va muy bien cooptando las oligarquías y clases dirigentes argentinas para someterlas a sus políticas y empobrecer, saquear y dominar, para simplemente apoderarse de nuestras riquezas.

 

- ¿Vos creés entonces que esta obra trata de ablandar las posturas, y ahora se trata de dar divulgación oficial a la obra por ello?

 

En un reportaje de Clarín a la embajadora británica* en Argentina, Kirsty Hayes*, esta anunció cuál iba a ser la estrategia de este poder blando: la reconciliación, el encuentro de veteranos argentinos y británicos, promover las nuevas funciones de esta obra, y también los familiares caídos. Hay muchos oficiales de la Armada que están de acuerdo con esto y van a participar, y lo promueven. 

 

- ¿Familiares de caídos de ambos bandos?

 

No. De los argentinos.

 

Donde ya hemos visto cómo una institución histórica que tuvo una labor impresionante en la post-guerra construyendo el Cementerio de Darwin*, organizando los viajes, generando un respeto por los héroes que dieron su vida y por el sentido por el que dieron su vida, empieza a degradarse y comienza a ser como una organización apendicular de la embajada británica*, y de las políticas de poder blando británicas en Argentina.

 

- Comentanos sobre la capacitación sobre Malvinas que están haciendo con SUTEBA

 

Con un enorme equipo interdisciplinario que hay en la Universidad Nacional de Lanús, estamos entrelazándonos con el sindicato docente, para dar la batalla juntos por la malvinización. Porque a pesar que la Constitución de la Nación argentina desde 1994 dice que Malvinas es una causa inclaudicable del pueblo argentino, esto no se ha traducido en la incorporación de contenidos curriculares al sistema educativo en todos sus niveles. En el año 2006 se sanciona la Ley de Educación Nacional N°26.206* y en el Art. 96 inc.2 dice lo mismo, pero sin embargo, hay una especie de resistencia y reticencia de muchos sectores de la educación argentina que son mas anglófilos que argentinos*, y quieren consolidar esa mirada cristalizada del manotazo de ahogado, en la que se pierde perspectiva histórica, perspectiva geográfica y la perspectiva de que Malvinas es la parte visible de un sistema de dominación invisible.

 

Esto es igual al mecanismo perverso del violador que culpa a la mujer violada. La estrategia y objetivo  es cambiar el eje de la culpabilidad. Y Acá pasa lo mismo. Gran Bretaña es la que viola el principio de autodeterminación de los pueblos y la integridad territorial de un país como el nuestro; y que, además, luego del 14 de junio de 1982 -con el cese al fuego en Malvinas-, fue ampliando su ejercicio ilegal de poder en el Atlántico Sur. Lo que antes era Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, ahora es también la Plataforma Continental y la Antártida. Tenemos un conflicto, que es el conflicto territorial más largo y extenso de la historia contemporánea, y que está invisibilizado en nuestro sistema educativo.

 

¿Cuántos argentinos y argentinas saben que un tercio del territorio argentino está usurpado, con bases militares extranjeras y que somos un país ocupado? ¿Cuántos tienen conciencia de eso? Porque primero, para poder consolidar la independencia y ser un país soberano, libre e independiente, tenemos que tomar conciencia de que no lo somos y que estamos en una situación de colonialidad o semi-colonialidad. Si no asumimos eso, con todo lo duro que es, no vamos a poder forjar una política a corto, mediano y largo plazo que nos haga nuevamente libres.

 

- ¿Qué opinas sobre la política de seducción, las políticas colaboracionistas que miran mas los deseos de los kelpers* que sus intereses, y las propuestas que circulan y piden un referéndum en las islas?

 

Ha quedado claro que los isleños son y se consideran británicos, tienen plena ciudadanía británica, son culturalmente británicos y además están gozando, gracias al saqueo de nuestras riquezas ictícolas*, de un renta parecida al sultanato de Baréin* o Kuwait, por lo tanto están muy cómodos.

 

La política de la seducción a los kelpers* viene de la época de los 70, donde hubo un proceso de colaboración muy grande. Se les puso una pista de aterrizaje, vuelos, gas, becas, maestras, y demás... y todo eso resultó infructuoso, cuando los británicos unilateralmente decidieron suspender sine die todas las conversaciones, sobre todo a partir de la expedición Shakleton que detectó que había enorme cantidad de recursos. Y aunque es evidente que esta política fracasó, lamentablemente se reeditó en la década del 90´ con los ositos de peluche y las relaciones carnales.

 

La política de seducción es una estrategia británica para bajar los costos de la usurpación, haciéndole pagar al que tiene el territorio colonizado, los costos de la ocupación ilegal que ellos ejercen. Por ello, insistir con eso -como lo hizo Macri con el pacto Foradori-Duncan* para posibilitar el "desarrollo económico de las islas"- quedó demostrado  que no es un camino posible para la recuperación. No quiere decir que no los respetemos (a los isleños) y que, eventualmente, en la recuperación del ejercicio pleno de soberanía no los consideremos, como tantas otras poblaciones que han venido con otras nacionalidades. Pero otra cosa es darle una entidad que no tienen.

 

Por ejemplo, hay un gran jurista internacional, el Dr Marcelo Kohen*, que dice (2018)* que hay que hacer un plebiscito con ellos*. Eso es un disparate que es violatorio de la constitución nacional y de cualquier estrategia posible para avanzar en la recuperación. Nosotros creemos que la única estrategia posible en la actualidad, es el encarecimiento de los costos de la usurpación. Si ellos sienten que cada vez les resulta más cara la ocupación ilegal, es probable que se sienten a negociar: pero si le facilitamos todo, lógicamente se van a quedar per saecula saeculorum* -por los siglos de los siglos-

 

- ¿Qué te parece la actual gestión nacional con respecto a la cuestión Malvinas, y que diferencias encontrás (si existieran) entre la gestión de Guillermo Carmona* y de Daniel Filmus*?

 

Evidentemente Carmona fue una excelente noticia, por ser una persona que registra antecedentes personales en su función política en la defensa de interés nacional y en estos momentos está haciendo una conducción de la Secretaría de Malvinas abierta, que escucha a todos los sectores, lo cual significa un enorme avance. Es muy importante que lo diferencia mucho de su predecesor que solo hablaba con los allegados y amigos. Por supuesto que, además, se diferencia la posición y concepción de la estrategia mucho más cercana a la nuestra, con respecto al encarecimiento de los costos y de endurecerse, en lo posible.

 

Ahora está un contexto complejo con un gobierno que tiene muchas dificultades políticas, económicas, y también donde algunos funcionarios, como por ejemplo la Subsecretaria de Minería de la Nación, Fernanda Ávila, que mientras Carmona va a defender en el parlamento europeo, ella se manda al Reino Unido a ofrecer oportunidades a mineras británicas*, como si no tuvieran ya suficientes negocios mineros en Argentina los británicos que tienen que casi todos los negocios mineros de Argentina.  Ahí hay un tema difícil para el Secretario, no me gustaría estar en su lugar, pero creo que todos los comprometidos con Malvinas deberíamos ayudar a fortalecer su gestión y la mirada de auténtica reivindicación. Porque el otro peligro, es hacer en este 40 aniversario una reivindicación puramente retórica, pero que finalmente estemos entregando los recursos estratégicos a los británicos, que lo están haciendo con una elite muy diestra, una diplomacia muy inteligente y un servicio de inteligencia que siempre está para colaborar con las operaciones de poder blando.

 

 

Por Luciano R. Moreno Calderón -

Unión Malvinizadora Argentina*

https://twitter.com/UMalvinizadora

↓ ENTREVISTA COMPLETA ↓

 

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS