domingo 03 de diciembre de 2023 - Edici贸n N潞1824

Entrevistas | 24 dic 2022

Dr. Guillermo Docena

馃 El COVID-19 lleg贸 para quedarse y hay que prestarle atenci贸n

Pal'Sur dialog贸 con el bioqu铆mico, Inmun贸logo e investigador del CONICET, Dr. Guillermo Docena, quien, en la Universidad Nacional de La Plata, est谩 al frente de uno de los cuatro proyectos para desarrollar vacunas nacionales para prevenir la infecci贸n por SARS-CoV-2, para conversar acerca de esta nueva ola de contagios a los largo y ancho del pa铆s y en qu茅 estado est谩 la creaci贸n de la vacuna argentina. 鈥淓ste a帽o era lo que se esperaba. Por suerte, por el alto grado de vacunaci贸n, este pico de contagios no se traduce en hospitalizaciones鈥.


Por:
Luciano R. Moreno Calder贸n (UMA)

↓ ENTREVISTA ↓

 

  • ¿En qué estado está hoy la pandemia, a que se deben estos nuevos brotes y que pasa con la vacuna argentina?

 

La pandemia está en un estado, que era el que esperábamos.

 

En esta época del año, desde que apareció este virus, ha generado picos y eso tiene que ver con la interacción social, porque ya sabemos que no es un virus que necesita de la temperatura para propagarse como otros virus que producen enfermedades respiratorias y tienen su mayor pico de contagio en invierno. Este no. Este lo hace cualquier época del año, porque lo único que necesita es que la gente interactúe y esté en contacto.

 

Hace un año fue la llegada de OMICRON al mundo y a la Argentina1, y también hizo un pico tremendo por su alto grado de transmisión, y este año era lo que se esperaba. Por suerte, por el alto grado de vacunación, este pico de contagios no se traduce en hospitalizaciones, lo cual no quiere decir que no lo hayan, porque hay personas en las que la vacuna no funciona como corresponde, por diversos factores (funcionamientos del sistema inmune, edad, etc.). Esto es algo que se estaba esperando y por eso se insistió tanto en las dosis de refuerzo. Yo creo que esto se va a controlar y no se va a generar más que una ola de contagios.

 

  • ¿Es necesario volver a vacunarse o ya tenemos el sistema inmunológico preparado para luchar contra el virus?

 

El sistema inmunológico está preparado2 porque, entre la gente que se contagió y los que se vacunaron, todos tenemos un sistema inmune que de alguna manera ha visto al virus. El problema es que las vacunas están dirigidas a un virus SARCOV-2 que era la variante original y ya no existe más, por haber sido desplazado por las nuevas variantes, y estas vacunas, como están dirigidas a esa variante original van a proteger mejor contra ella que contra OMICRON. Pero la forma que se ha visto contrarrestar este problema es con las dosis de refuerzo: porque cuando uno se da ese refuerzo, mejora la respuesta inmune y, entre esas mejoras, lo que se logra, es que la vacuna reconozca a OMICRON. Y por eso son tan importante los refuerzos con la vacuna actual3, hasta que las nuevas vacunas bivalentes4 se hayan distribuido en todo el mundo. Pero, así y todo, eso tampoco va a ser la solución porque pueden a aparecer nuevas variantes, y no podemos estar vacunando nuevamente a todo el mundo cada vez que aparezca una variante. Entonces, por ahora, la forma de contrarrestar esto, es dar dosis de refuerzo con estas vacunas que funcionan.

 

  •     Por suerte ya quedó demostrado que las vacunas no matan y son seguras.

 

Con respecto a eso se han demostrado varias cosas.

 

Las vacunas son seguras5. ¿Pueden producir efectos adversos? Sí pueden. No tienen cero chances de producir una reacción adversa, pero eso va a depender de cada individuo. Pero si uno analiza el riesgo-beneficio, estas vacunas han probado ampliamente que es mayor el beneficio que el riesgo de las reacciones adversas, que son en una frecuencia o porcentaje muy pero muy bajo, mientras que estamos viendo cómo hemos salido de esta pandemia, gracias a los beneficios de la vacunación.

 

Hoy en día decir que las vacunan matan, no es cierto, porque se comporta como todas las otras vacunas que funcionan, que son eficientes y seguras en proteger la enfermedad severa, no tanto en proteger el contagio. Uno que esté vacunado se puede contagiar, pero no va a terminar en hospital con una neumonía.

 

  • Con respecto a la creación de la vacuna argentina y la logística vacunatoria, y todo lo que tiene que ver con la soberanía sanitaria en este sentido, ¿en qué quedo todo?

 

Eso es muy importante y se sigue trabajando. En nuestro país, por los tiempos que lleva todo esto, está demorando más que en otros países donde hay mucha capacidad de financiación, y, además donde los entes regulatorios funcionan distintos.

 

Acá en Argentina hay varios proyectos que se están desarrollando, el que está más avanzado es el de Universidad de San Martín, una vacuna que se llama ARVAC6 que ya está en fase clínica y se está probando en pacientes voluntarios. Nuestro proyecto, está justamente en la etapa final de la fase pre-clínica de modelos experimentarles en ratones. Por lo cual eso va a ser muy importante, ya que este virus llegó para instalarse y vamos a tener que seguir administrando dosis de refuerzo a lo largo del tiempo, como cualquiera de las otras vacunas, como ser el caso de la gripe, que se da una por año.

 

Entonces esta capacidad que va a tener Argentina de producir nuestra vacuna y poder adaptarla a las nuevas variantes si es necesario, es muy importante. Es una capacidad que ya va a quedar instalada.  

 

Hemos vista la miseria de los países que producen vacunas, en cuanto a las decisiones políticas y hasta económicas, donde siempre han priorizado vacunar a la población local y han dejado a un continente como África sin vacunar, y eso generó dos variantes importantes, como la primera sudafricana y ahora la OMICRON7. Por lo cual, lo que estuvo ocurriendo con estas vacunas y con otras anteriormente, es algo que debería llamar la atención de las autoridades sanitarias a nivel mundial, como lo es la Organización Mundial de la Salud8. El problema se va a seguir repitiendo, y por ello es tan importante que cada país tenga instalada una capacidad propia para generar alguna vacuna, ya sea para influenza, COVID o para cualquier vacuna otra vacuna que se esté importando, ya que poder producirla acá es más barato, a la vez que seremos nosotros quienes tendremos el poder de decisión sobre cómo usarla.

 

  • ¿Porque se generó la demora de las vacunas argentinas: es por el contexto mundial o porque ya no interesa tanto a nivel mediático el tema?

 

Lo de las vacunas en argentina, tiene que ver porque la gente se cansó un poco de la pandemia y la forma en que nos alteró el día a día y cuando se vio que las vacunas funcionaron y pudimos retomar una actividad social y económica más o menos normal, la gente dijo “ya está”, y no es así. Esto está resuelto parcialmente, pero llegó para quedarse y por lo menos hay que prestarle atención. No vamos a poder volver a las medidas de aislamiento que tuvimos y tampoco hace falta.

 

China que hasta hace poco tuvo una política de COVID cero9, ahora está cambiando porque se dan cuenta que es un error. La gente que está vacunada tiene que estar expuesta al virus, porque eso es lo que mantiene al sistema inmune permanentemente madurando y mejorando: o sea, no nos viene mal estar expuestos y contagiarnos: lo que hay que evitar es que nos enfermemos gravemente. Y eso sucede con este virus o con cualquier otro. Nosotros todo el tiempo estamos conviviendo con virus patógenos y no nos enfermados porque estamos vacunados, y el que no está vacunado puede enfermarse y pasarla mal; y esa es la importancia que tiene la vacuna en las sociedades modernas, sobre todo con la globalización y el movimiento de gente de un lugar a otro, donde es fundamental que se tengan los esquemas de vacunación completos.

 

  • ¿Pero porque se demoró vacuna argentina, si durante la pandemia se sostenía que a mediados de este año ya íbamos a estar con pruebas clínicas?

 

Ahí hay varios problemas. Uno tiene que ver con las cuestiones regulatorias y los tiempos que lleva la interacción con ATMAT –yo no digo que esté mal, ni que no sea necesaria la rigurosidad- pero cada vez que uno pide un experimento nuevo son varios meses. Y el otro punto es que, teniendo los recursos y financiación, este año fue muy difícil por todo lo que tiene ver con la disponibilidad de dólares y los pagos al exterior: hay meses donde está todo completamente frenado en lo que refiere a compras al exterior, y muchos de los insumos que usamos provienen del exterior. Y esto atrasó enormemente todo. Estamos atrasados unos 6 meses en nuestro proyecto, pero no es por capacidad de generación de resultados, sino es la provisión de insumos y reactivos10 que tiene que ver con pagos al exterior.

 

Por Luciano R. Moreno Calderón

 

 

 

 

 

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS