lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Opinión | 1 nov 2023

UNA IMAGEN DICE MAS QUE MIL PALABRAS

🇦🇷 La triste realidad de una indiscutible bicontinentalidad invisibilizada 🇦🇶


Unas breves reflexiones sobre la enorme tristeza que produce observar el pacífico retorno de la ausente imagen de Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y el Territorio Antártico Argentino en la enorme mayoría de los medios de comunicación -de pequeño y gran alcance- cuando exhiben los mapas que representaban los resultados electorales, y la gran bronca que produce que los políticos los repliquen en sus redes sin tener presente la tamaña afrenta que esputan.

 

Algunos datos a tener presente

 

En 2015, en la Legislatura de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur, inicié con un proyecto una cruzada1 patriótica que recién en noviembre de 2020 tuvo un final feliz2 gracias a las gestiones del Senador Nacional fueguino Matías Rodríguez. En aquel momento solicité al cuerpo deliberativo provincial declarara de su interés que el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación incorporara el mapa Bicontinental al DNI de todos los argentinos, y si bien la Legislatura aprobó por unanimidad3 el interés de que esto ocurriera para que se finalizara con la invisibilización de más de seis millones de kilómetros cuadrados argentinos y fueguinos4, se tuvo que esperar más de 5 años para que se hiciera efectivo.

 

La incorporación de la verdadera dimensión de nuestro espacio terrestre argentino en el Documento Nacional argentino de IDENTIDAD fue un paso muy importante, y así lo vio el propio Gobierno nacional que se encargó de promocionarlo como un gran logro de gestión, que hoy parece olvidado y hasta negado cuando vemos campañas publicitarias oficiales completas con la persistente ausencia5 de los territorios argentinos y fueguinos. Situación que incluso fue expuesta por el Senador Nacional fueguino6 Pablo Daniel Blanco a mediados del 2022 a la Portavoz Presidencial Gabriela Cerruti7.

 

Pero volvamos a la actualidad. Hoy, teniendo un DNI con los territorios argentinos exhibidos en su totalidad y existiendo una ley “de mapa bicontinental” (N° 26.651) 8 que interpela a que esta representación de la argentina sea impresa en la mente del pueblo “en todos los niveles y modalidades del sistema educativo”, es un verdadero despropósito que se siga con impúdica soltura mostrando mapas con una enorme porción del territorio argentino cercenada. No importa que el ámbito donde esto suceda no sea estatal (medios de comunicación privados), lo que importa y preocupa es la indiferencia del Estado argentino –nacional y provincial- ante esta situación, que, por un lado y para la foto, habla de la importancia de la bicontinentalidad, y por el otro, cuando ésta es negada o invisibilizada, no solo se queda inerte, sino que es cómplice y ejecutor directo de este insulto de gravedad institucional.

 

Pero el problema también es que existe una vergonzante transversalidad en la política argentina cuyos referentes (incluso muchos fueguinos) replican estos los mapas en sus redes o, aún peor, permiten que sus colaboradores los hagan y empapelen las redes sociales con ellos. No hay ningún tipo de interés o conciencia real, y esto a tal punto es así que cuando se les señala el “error” –cosa que personal y religiosamente hago-, no solo no acusan respuesta, sino que siguen publicándolos con más insistencia. Y repito: lo hacen los funcionarios, representantes y militantes de todos los partidos. No hay grieta en este gran favor a los intereses británicos.

 

Colaboracionismo colonial y secesionista

 

¿Por qué esto es todo un gran favor a los intereses coloniales de los criminales usurpadores de nuestro territorio y asesinos de nuestros héroes? Sencillo: esos territorios que “casualmente” se invisibilizan con enorme persistencia no inocente, son los que el Reino Unido pretende no solo seguir usurpando (Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur), sino también a donde explícitamente dice que pretende hacer metástasis, como es el caso del Territorio Antártico Argentino, que en 2012 nombraron tierras de la Reina Isabel segunda. Todos territorios que, por cierto sin prurito alguno, incorporaron en 2007 al Tratado de Lisboa como Territorios de Ultramar Británicos9.

 

Todos estos supuestos errores casuales no solo favorecen los intereses anglosajones fronteras afuera, sino a las actuales y futuras gestiones de los agentes británicos implantados en nuestras instituciones. Tal es el caso del actual Integrante del Consejo Nacional de Malvinas, Marcelo Kohen10, que puesto a dedo por este gobierno nacional y su Cancillería, no casualmente, propone que esos mismos territorios que se invisibilizan (Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur) conformen una nueva provincia con más amplios derechos que las demás, y que no solo tenga la potestad de prohibir el ingreso de argentinos a ella, sino que luego de 30 años pueda organizar un referéndum kelper11, para que esos territorios terminen siendo parte de la Comunidad de Naciones británicas si así lo deciden las 2/3 partes de la Junta de semovientes implantados12. Obviamente luego, por proyección, los kelpers se harían del Territorio Antártico argentino, que también es el gran eliminado de los mapas.

 

Y toda esta aberración que se está militando desde las sombras, usando el Art 2 de la Ley 23.77513 de provincialización fueguina que desde 2016 formalmente propongo modificar o derogar por ser una continuidad de los Acuerdos de Madrid14, al conjugarse con el constante olvido de esos territorios en los mapas que se publican con machacosa asiduidad, solo favorece los espurios y foráneos intereses coloniales británicos, que ven una victoria cultural en que nosotros nos acostumbremos a ver como algo ya consolidado lo que ellos pretenden ilegítimamente y que nosotros debemos trabajar para que no ocurra.

 

Pero el caso de este profesor de derecho internacional que vive en Suiza y también fue propuesto por esta Cancillería a Juez de la Corte Internacional de Justicia15 no es el único. Pero para no hacer más largo este descargo, invito a leer un artículo de mi autoría al respecto: “Los que amenazan la integridad territorial fueguina y la soberanía argentina sobre Malvinas” 16.

 

Algunas opiniones finales

 

Frente a esta situación que realmente repugna a quienes entendemos lo que significa esta omisión dolosa, y la repercusión que estos supuestos olvidos tienen en el marco nacional e internacional, tenemos un gobierno nacional que parece quedarse en los anuncios y uno provincial que no solo se muestra totalmente indolente, sino que él mismo incurre sistemáticamente en la invisibilización de su propio territorio en sus cuentas oficiales17 y, al igual que con la propuesta de secesión y entrega que florece en la Cancillería de la mano de Kohen, jamás emiten un solo comunicado al respecto.  

 

¿Cuánto tendremos que esperar para que los políticos de todos los partidos no compartan en sus redes o directamente hagan confeccionar mapas funcionales a los intereses británicos? ¿Cuánto dinero en funcionarios el pueblo fueguino tendrá que seguir soportando sin que puedan modificar esta situación o por lo menos se quejen formal y públicamente?

 

Nada de esto es una nimiedad. No es poca cosa, y no debemos acostumbrarnos. En los detalles y la inutilidad de nuestros onerosos funcionarios el enemigo construye su relato desmalvinizador para así avanzar en la colonización cultural que es la naturalización de estos supuestos errores, que solo aportan a consolidar y ampliar su usurpación territorial.

 

Por

Luciano R. Moreno Calderón

Unión Malvinizadora Argentina

https://twitter.com/UMalvinizadora

 

#Argentinabicontinental

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS