sábado 28 de mayo de 2022 - Edición Nº1270

Entrevistas | 20 ene 2022

Roberto García Moritán

Cuestión Malvinas. "Si fuimos creativos hace 50 años, cómo no vamos a poder serlo hoy"


Por:
Luciano R. Moreno Calderón

Pal Sur conversó con diplomático de carrera y ex vicecanciller, Roberto García Moritán, luego de realizada la última publicación en Infobae "Malvinas: es la hora de poner el futuro adelante del pasado"* (18/1/2022), en donde propone retomar el camino de diálogo que se iniciara formalmente con la Resolución 2065 (XX)* emitida por la Asamblea General de la ONU en 1965*,  y los Acuerdos de Comunicaciones de 1971*. La nota tuvo mucho impacto en la comunidad de especialistas abocados a la Cuestión Malvinas, por lo que por medio de esta entrevista pretendemos brindar algunas profundizaciones.

 

Para el ex vice canciller, es tan evidente que "Londres no le interesa negociar con nosotros ni siquiera un cambio de zapatos", que "no envía un embajador de calidad hace años", y, muy por el contrario, "solo envía algún empleadito de cuarta".

 

↓ ENTREVISTA ↓

 

- ¿De qué trata esta propuesta que, de alguna manera, realizaste en el artículo publicado en INFOBAE? ¿Por qué ahora?

 

En este momento son 40 años del conflicto del Atlántico Sur y se pone de manifiesto que el Reino Unido (RU) y Argentina están transitando por caminos completamente diferentes y diría que con un cierto nivel de intransigencia. Y esto de recordar lo que sucedía hace medio siglo me pareció importante para dejar plasmado que, antes de 1982, existió un proceso muy interesante que surgía con motivo de la Resolución 2065.

 

El otro día (el 12 de enero*) se cumplieron 50 años del primer vuelo a Malvinas* que hacía transporte de pasajeros una vez al mes, y me pareció interesante recordar ese periodo en un momento como el actual, donde las partes están tan distanciadas, y recordar ese periodo -a mi parecer constructivo-, donde la Argentina puso frecuencias de vuelos importantes, arregló la pista de aterrizaje, gas del Estado e YPF se instalaron en las Islas, donde hubo un proceso interesante durante toda una década (1972-1982), y en él, justamente, participaron los isleños dentro de la delegación británica.

 

Cuando uno mira y repasa todos los antecedentes diplomáticos, las pocas veces donde han participado los isleños dentro de la delegación británica se producen episodios interesantes, y llegados a este punto, creo que es necesario establecer una relación distinta. Si seguimos con la lógica argumental de Londres o Buenos Aires vamos a seguir arribando a resultados iguales y cada vez más distantes. Debemos retomar la lógica del diálogo y la creación de estímulos constructivos recíprocos.

 

Por eso también me pareció importante recordar las medidas unilaterales que realizó en 1973 Argentina, cuando, entre otras cosas, se ofrecía a los isleños ingresar en el territorio Continental cuando se les ocurriera, sin pasaportes. Hay un proceso que me parece interesante rescatar, independientemente del fondo, y que llegó el momento de mirar al futuro, a partir del 2022, con la mirada puesta en construir puentes. El mundo era distinto, y éramos capaces de hablar de estas cosas, ¿cómo no vamos a poder hablarlo hoy?

 

- El Director Nacional de Política Internacional de la Defensa argentina, Ignacio Gutiérrez, compartiendo tu nota en INFOBAE, expresó en Twitter* que vos te basabas en ideas que tienen que ver con una estrategia de seducción que nunca sirvió.

 

Eso es mirar las cosas con los ojos del pasado. Los conceptos de hace 50 años en el mundo son totalmente diferentes a los actuales, y puse eso como ejemplo de lo que se implementó para seducir: como algo creativo hace 50 años. Hoy en día puede haber otras medidas mucho más creativas.

 

Los conceptos cambiaron, incluso el de soberanía: hay tantos intereses transnacionales en la globalización que ni siquiera es necesario seducir como se seducía hace 50 años. El mundo ha cambiado tanto que con lo que no podemos seguir es con la lógica de ver este tema como hace 50 años. Si en aquel entonces fuimos creativos, ¿como hoy, con las actuales herramientas, no vamos a poder ser aún más creativos y modernos? Pero si seguimos pensando en términos -internacionalmente hablando- de hace medio siglo, no vamos a llegar nunca a una solución. Puede ser que no se quiera una resolución. Pero el mundo de la globalización da estímulos para que la creatividad diplomática pueda ponerse en juego.

 

- En la nota vos enmarcás los acuerdos de 1971 con la aprobación de la Res. 2065 y el Memorándum de entendimiento de 1968* que el Reino Unido jamás cumplió....

 

No exactamente. Yo estuve el día que se acordó el tema del Memorándum en un hotel de Nueva York, donde el Canciller argentino Costa Méndez me llevó como "note taker", y de ese desayuno surgen los elementos principales del Memorándum del 68, en el cual solo faltaba colocar la fecha para la transferencia de la soberanía a la Argentina.

 

En ese momento hubo una época donde la creatividad fue aplicada de manera interesante e inteligente, y 50 años después no estamos haciendo lo mismo. Estamos con criterios viejos y antiguos coartando los intereses nacionales; y si no miramos y analizamos con inteligencia el mundo, conforme a lineamientos geopolíticos centrales actuales, vamos a equivocarnos como lo hicimos en muchas oportunidades por no mirar la realidad adecuadamente.

 

- Una de las observaciones que se hizo escuchar luego de la publicación, es que como vos hablas de sumar a los isleños a la mesa, eso podía entenderse como querer sumar una tercera pata al conflicto bilateral por Malvinas.

 

En la mesa de los ingleses pueden estar sentados los que ellos tengan ganas (escoses, irlandeses, galeses, es lo mismo), pero lo interesante es que cuando están sentados, los resultados son interesantes.

 

No hay tercera pata, siempre son dos. Sin embargo, cuando no están los resultados son adversos: fijate en el año 1973*, cuando Argentina anuncia las medidas unilaterales y propone una serie de reconocimientos y derechos para los isleños en una reunión en Londres, ¿sabés por qué fracasa? Porque Buenos Aires se opuso a que los isleños estuvieran integrando la delegación británica. Esa tontera hizo trastabillar un acuerdo que pudo haber sido mucho mayor, e incluso reeditar el Memorándum del 68.

 

Las intransigencias nunca ayudan. Argentina desgraciadamente ha tenido una historia, durante todo el siglo XX, de mirar el mundo mal, y así, de estar entre los países más importantes del mundo, hoy estamos en cerca del 160. Tenemos un problema interno muy grave donde solemos cometer los mismos errores, una y otra vez.

 

Oíme, fui vice canciller de Néstor Kirchner*, no de Macri o de Menem o de De la Rúa. Estuve en el exilio durante la política de seducción* de Menem. Lo que digo es que no podemos seguir mirando el futuro con ojos del pasado, y en términos diplomáticos no podemos seguir paralizados. Argentina desgraciadamente se ha  empobrecido y degradado internacionalmente, y a Londres no le interesa negociar con nosotros ni siquiera un cambio de zapatos. Incluso no envía un embajador de calidad hace años, solo envía algún empleadito de cuarta.

 

- Algunas personas que hablan solamente de "solucionar el conflicto" parecen desentenderse del resultado de dicha Resolución. Por ejemplo el caso de Marcelo Kohen*, que sostiene que para solucionar el conflicto, hay que hacer una serie de vergonzantes concesiones por 30 años para, finalmente, otorgarle un referéndum a los kelpers*. Cuestión que podría resultar en que no termine existiendo una recuperación del ejercicio pleno de soberanía. ¿Usted cree que el resultado tiene que ser la recuperación del ejercicio pleno de soberanía, o que puede ser un resultado abierto?

 

Yo un referéndum jamás. Ni creo que estos temas sean jurídicos. Son temas de características políticas. La solución es política. Y la solución política yo creo que se logra en base al juego de intereses de diferentes sectores, con un objetivo central. Y este juego, hoy está en la estructura del Tratado Antártico, donde las cosas se empiezan a complicar mucho mas.

 

Estamos en un momento complejo y si no miramos la realidad en el Atlántico Sur, con la visión de lo que está pasando a nivel global, nos va a seguir pasando lo mismo. Argentina no tiene un entendimiento de la realidad y lo podemos ver con la interpretación argentina de lo que dijo Blinken acerca "una Argentina vigorosa"*. ¿Sabes lo que quiere decir eso? Quiere decir que quiere una Argentina que haga el ajuste: eso significa en términos diplomáticos la palabra "vigorosa". ¿Vos crees que la Casa Rosada lo entendió así? A mí me parece que no. Argentina no tiene un entendimiento de las realidad internacionales adecuadas.

 

¿Te parece lógico que Cafiero vaya a Washington mientras el presidente confirma en febrero ir a Moscú y Berlín*? Es bastante normal que Argentina no tenga una buena lectura de lo que pasa.

 

- ¿Usted cree que las centrales eléctricas que se planean realizar con colaboración de China*, a generar más resquemor en la relación con Estados Unidos?

 

Los temas que importan hoy son los tecnológicos y creo que es la agenda tecnológica la que debería estar mirando Washington con más atención. Y en esa agenda está la cuarta central que no creo que le haga ninguna diversión que Argentina firme con China el acuerdo central. La preocupación no radica en la tecnología involucrada, ya que el reactor es canadiense con algunas cosas francesas, el problema es que va a ser un contrato con llave en mano,  y que va  a haber un número de empresas chinas y técnicos chinos que guarda relación, en número, a la base en Neuquén*.

 

El problema en el acuerdo nuclear pasa no por la tecnología involucrada, sino por las cuestiones políticas que giran en torno a ver qué hace la penetración china, sobre todo si se toma el ejemplo de lo que pasa en Pakistán, que empezó negociaciones para adquirir una central nuclear. El desembarco chino en Pakistán* es abrumador, y la preocupación de Washington va más por ese lado.

 

-  ¿Qué opinión te genera esta unión entre Australia, Reino Unido Y Estados Unidos (AUKUS*) y qué impacto puede tener para Argentina?

 

Yo lo que veo es que Malvinas juega un papel importante, desde el punto de vista de las necesidades de las flotas británicas en el Pacífico. Y cuando veo la remodelación del puerto de Malvinas y Georgias, se observa que lo que permite, es que el RU tenga en el Atlántico Sur mucho más amplio.

 

- Algunos veían la ampliación de estos puertos* solo como una infraestructura para dar el salto hacia la Antártida.

 

El salto a la Antártida lo están dando con el rompehielos RRS Sir David Attenborough* que es impresionante, de última generación, que, para colmo de las provocaciones británicas, lo han registrado en Malvinas. Un rompehielos británico registrado en Malvinas opera en el sector del Tratado Antártico. Es un tema sobre el cual Buenos Aires parece dormido. Y es una cuestión que Argentina debería plantear.

 

- ¿Que debería hacer Argentina?

 

Por lo menos expresar el disgusto ante las partes del tratado antártico.

 

 

Por Luciano R. Moreno Calderón

Unión Malvinizadora Argentina (UMA)

Facebook*

Twitter*

 

OBSERVACIÓNES: 

-El entrevistador no necesariamente comparte las ideas vertidas por el entrevistado. 
-El audio de la entrevista es de pésima calidad producto de cuestiones ajenas a las partes, pero se adjunta igualmente, para quien quiera indagar, en él. En la medida de lo posible.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS