domingo 14 de julio de 2024 - Edici贸n N潞2048

Opini贸n | 18 feb 2024

desmalvinizaci贸n fueguina

馃檲 Vergonzante victimizaci贸n de un Secretario de cart贸n


Por:
Luciano R. Moreno Calder贸n (UMA) 馃 鈿旓笍

La noticia

 

No es novedoso que la gestión ejecutiva de Andrés Dachary como Secretario de Estado de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur es, cuanto menos, mediocre y con algunos nefastos resultados. Pero lo que ahora parece tomar estado público en carácter de noticia es un episodio tragicómico: una denuncia de supuesto “hackeo”.

 

 

“Es muy triste que haya personas que se dediquen a hackear cuentas de quienes tienen un pensamiento político diferente, pensé que en mas de 40 años de democracia algo habíamos aprendido”, denunció en su cuenta de X1 (ex Twitter) el funcionario.

 

 

El análisis

 

En principio, este raro posteo en carácter de denuncia se hace desde una cuenta supuestamente hackeada y de la cual, a simple vista, puede observarse que el denunciante no perdió el control (sino no podría estar haciendo esta “denuncia”). Es decir, muy seguramente, lo que le sucedió es lo que a muchas personas comunes les puede pasar: que algún idiota haya intentado entrar en su cuenta probando claves.

 

Este tipo de acciones totalmente detestables que encuadran un delito repudiable, generalmente, lejos de ser realizadas por un sofisticado “hacker”2 suelen ser instrumentadas por personas comunes (generalmente amantes despechados o disidentes de poca monta e inmaduros), que no suelen estar interesados en sacar información política o vital de la persona objetivo sino impedir el futuro acceso a ella. De lo contrario, no lo harían sobre la cuenta de Twitter sino que el supuesto hackeo se haría sobre el teléfono móvil, que es lo que realmente tiene información importante.

 

En este caso es raro, porque además el objetivo –Dachary- es una persona que solo tiene trascendencia por el rol que cumple por el único mérito de portar un apellido. Esto es claro si googleamos y observamos que mas allá de organizar charlitas y ocupar el oneroso cargo que hoy parasita, no se le conoce absolutamente nada serio relacionado con el tema por el que fue convocado por el gobernador Gustavo Melella. Solo viajes y viáticos “por Malvinas”, y  algunos posteos3 en su cuenta de Twitter, como ser el del 17 de enero que terminó exhibiendo que la nota publicada en PERFIL4 el 20, no fue realmente redactada por el gobernador, dejándolo en ridículo al exponer que el mandatario no la escribió, a pesar de haberla firmado como si lo hubiera hecho.

 

Ahora bien, el secretario alega, con una certeza realmente difícil de fundamentar, que ese supuesto “hackeo” realizado en la cuenta que aún controla y desde donde hace la denuncia, tiene que ver o está realizado por personas que lo llevarían adelante a raíz de tener él un pensamiento político diferente al de los ejecutantes. Como es muy difícil, sino imposible, determinar qué es lo que realmente piensa una persona, lo que podemos indagar es el accionar de este funcionario familiar de combatientes, a los efectos de analizar qué corriente antagónica de pensamiento es la que podría querer hackear su intrascendente cuenta de Twitter, que claramente aún maneja sin ningún tipo de problemas. “El árbol se conoce por sus frutos”, dicen.

 

A la fecha lo único que supo hacer esta persona a la que supuestamente le hackearon la cuenta que sigue utilizando sin ningún tipo de problema, es:

  1. Viajar usando de excusa a la Cuestión Malvinas a costa del estado fueguino,
  1. Ayudar a poner un radar militar británico en la provincia
  1. Decir que en Malvinas hay NNs,
  1. No pedirle a la empresa concesionaria del aeropuerto de Ushuaia5 (London Supply) y que hace vuelos ilegales a Malvinas -ni a ninguna otra-, que aplique la Ley Provincial 1020, que torna obligatorio que la leyenda “las Malvinas son Argentinas” sean incorporadas en todos los lugares de ascenso y descenso de pasajeros, y que para el aeropuerto Malvinas Argentinas, tiene dos artículos específicos
  1. No aplica la ley provincial 817 de educación sobre Malvinas,
  1. Ser cómplice en la gestión de su compañera Sonia Castiglione6 en buscar el apoyo logístico de las provincias patagónicas para la pesca ilegal china en la milla 201
  1. No denunciar los intentos de dividir la provincia por parte de personas de la Cancillería puesta por gobiernos afines,
  1. Contratar y vincularse de manera estrecha (e institucionalmente) con personas y grupos de personas que quieren dividir Tierra del Fuego para dársela a los kelpers
  1. https://palsur.com.ar/nota/1089/-----zwj--------rechazo-al-proyecto-britanico-para-la-secesion-fueguina--en-favor-de-los-kelpers--que-impulsa-un-mimado-de-la-cancilleria-argentina/v
  2. https://palsur.com.ar/nota/1503/-----zwj--------margaret-thatcher-y-la-oportunista-indignacion-selectiva-del-cecim-la-plataseccionsoberaniaquienes-somosquienes-somosnota1530quienes-somos/
  1. Frenar y cajonear con la mayoría oficialista de la legislatura provincial fueguina un proyecto para denunciar la pesca ilegal en Malvinas, y específicamente a las empresas que pescan con licencias ilegales kelper y que, a su vez, lo hacen en territorio continental con licencias emitidas por el gobierno nacional, y con ese resarcimiento poder crear una empresa provincial y patagónica pesquera

 

Un breve aporte a la dilucidación

 

A la luz de estos datos objetivos que el aren de feladores comunicacionales del pseudo periodismo anti-colonial no suelen divulgar, a raíz del atragantamiento de pauta oficial que experimentan, podríamos decir que, aquel o aquellos inmaduros que trataron de ilegalmente ingresar en la cuenta de secretario de Melella, podrían haber sido motivados por las siguientes “diferencias ideológicas”:

  1. estar hartos de que este personaje viaje a costa del presupuesto fueguino sin ningún tipo de beneficio para el pueblo de la provincia;
  2. tener un profundo enojo por la complicidad que tuvo él en particular en la instalación del radar británico en Tolhuin, que aún sigue funcionando en la Estancia El Relincho;
  3. por, en un claro acto de desmalvinización, prestarse institucionalmente a decir que en Malvinas hay NNs, cuando todos sabemos el nombre y apellido de los bravos soldados que custodian hoy las islas;
  4. No pedirle a empresa London Supply (que propicia vuelos ilegales a Malvinas)7 cumpla con la Ley 1020, aduciendo públicamente sin ningún tipo de vergüenza que él como Secretario de Estado de la provincia, no puede obligar a la empresa a cumplir con una ley8 provincial.
  5. Por ser parte de una gestión que celebra el plan de inversión9 de una empresa (London Supply) -que con su cómplice aval- viola las leyes provinciales y nuestra soberanía, sin que él pida, ni siquiera por su hackeado twitter, explicaciones ni sanciones;
  6. Por no aplicar la ley que pide la incorporación de Malvinas en las currículas de todos los niveles educativos de la provincia, a pesar de los pedidos de informes y proyectos presentados al respecto;
  7. Por no denunciar públicamente la intención de Marcelo Kohen10, quien es un integrante del Consejo Nacional de Malvinas (nombrado en la gestión Fernández por la Cancillería) que milita abierta y públicamente la propuesta de dividir la provincia para darle Malvinas y las islas del Atlántico Sur a los kelper por medio de un referéndum;
  8. Por exhibir vínculos institucionales11 con personas que usan de manera oportunista la Cuestión Malvinas y que son y fueron probadamente nefastas para los intereses nacionales, al punto tal que hoy reciben donaciones12 de empresas que pescan ilegalmente en Malvinas, que en su momento ayudaron a la hija de Thatcher13 a hacer un documental conmemorativo a su madre, que llegan a la vergüenza de negar la gesta de Malvinas14 y que, para colmo, dicen que los caídos en Malvinas son “falsos” héroes15, ya que esa calificación es una construcción del patriarcado.

 

La victimización como vil instrumento de protección y promoción

 

A mi modesto punto de vista, la última mancha que imprimió la noticia de los vuelos a Malvinas por parte de la empresa vinculada a la tiene la concesión del Aeropuerto, y el vergonzante silencio del funcionario al respecto, es la principal motivación de este intento de promocionar su indigesta gestión desde la victimización, intentando exhibir, por medio de las redes y los medios que replican este absurdo, que él hace tanto por la patria, que existen disidentes que contratan especialistas en informática para tratar de penetrar en su privacidad. Una jugada desesperada e innecesaria, ya que todos sabemos que el gobernador no lo va a sacar del puesto que parasita, por su relación personal con él.

 

Por último, sin pretender justificar un claro y repudiable delito contra la privacidad, creo que existe la posibilidad de que los que hicieron el hackeo -si es que esto ocurriera realmente-, pueden haberlo hecho no por las posiciones ideológico-políticas, sino, mas bien, o también, por su ineficiente y mediocre gestión, que algunos pueden calificar, por sus frutos, de solapadamente pro-británica.

 

Por

Luciano R. Moreno Calderón

(Unión Malvinizadora Argentina)

https://twitter.com/UMalvinizadora

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
RELACIONADAS
M脕S NOTICIAS